Acéfala se encuentra la Defensoría del Pueblo, Regional Huila, luego que su cabeza visible, Constanza Arias Perdomo, fuera declarada insubsistente.

La defensora, quien llevaba 13 años en el cargo, fue notificada de su salida el lunes pasado.

La declaratoria de insubsistencia fue firmada por el propio Defensor Nacional del Pueblo, Carlos Alfonso Negret Mosquera, quien encargó de la Regional, de manera temporal, al politólogo de la Universidad del Cauca, José María Balcázar.

Balcázar Castillo está radicado en Bogotá y ocupa actualmente la Defensoría Delegada para la Orientación y Asesoría de las Víctimas del Conflicto Armado Interno.

“NO SÉ QUÉ PASÓ”

“No renuncié. Me declararon insubsistente y me notifiqué el lunes pasado. No sé qué pasó”, expresó la señora Arias Perdomo, cuando fue abordada por LA NACIÓN.

A manera de balance, explicó que tras la llegada de Negret a la Defensoría del Pueblo y con la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno Nacional y las Farc, la entidad se dedicó a formar en derechos humanos y resolución de conflictos a las comunidades más afectadas por la guerra.

En el Huila, según la despedida Defensora, se formó en derechos humanos a habitantes de regiones como Aipecito y Vegalarga en Neiva y de otros pueblos como Baraya y Tello, en el norte del departamento.

Tras ser notificada de su salida, la señora Arias, esposa del exalcalde del municipio de Aipe Luis Felipe Conde Lasso, escribió un informe de gestión que radicó en la Oficina de Inventarios de la Defensoría del Pueblo.

Actualmente, la sede de la Defensoría del Pueblo en el Huila tiene 36 funcionarios y maneja una nómina de 93 defensores públicos.

MOVIDAS POLÍTICAS

La salida sorpresiva de Constanza Arias de la Defensoría del Pueblo tiene connotaciones políticas.

Para nadie es un secreto que la señora Arias es cercana al senador Rodrigo Villalba Mosquera y la representante a la Cámara Flora Perdomo, y muchos la vieron siempre como la ‘cuota’ de ambos políticos liberales en esta entidad.

O dejaron sin ‘cuota’ a Villalba y Flora o estos están pensando en otro ‘alfil’, son algunas de las especulaciones que han surgido.

Mientras tanto, al interior de la sede de la Defensoría del Pueblo, algunos funcionarios dan por hecho el nombramiento de su colega Leda Constanza Majé, como nueva Defensora.

La señora Majé, quien por estos días goza de una licencia de maternidad, es esposa del político del partido de la U, Mauricio Bahamón Oliveros, amigo personal del Defensor Nacional del Pueblo.

Comentarios