Los propietarios de taxis y colectivos urbanos anunciaron que el próximo 14 de agosto realizarán un paro para exigirle al Gobierno Municipal que controle el transporte ilegal.

FERNANDO POLO/LN

corresponsales@lanacion.com.co

“Los mototaxistas y el transporte ilegal en general nos llevan derecho a la quiebra a los transportadores organizados de la ciudad de Neiva”. Fue la conclusión a la que llegaron los transportadores luego de una reunión donde se tomó la decisión de hacer un paro el próximo martes 14 de agosto.

Según los propietarios de taxis y colectivos, el producido diario no alcanza en ocasiones ni para cubrir los gastos del vehículo, por lo que están trabajando a pérdida.

Denuncian que los mototaxis están en todas las esquinas de la ciudad y las autoridades no hacen nada para controlarlos, a lo que se suman los vehículos piratas que son contratados especialmente en el sector de Surabastos y los depósitos del centro de la ciudad para llevar mercados.

La última protesta que realizaron los transportadores por los mismos motivos fue el 10 de mayo de 2017. Desde ese día entraron en una etapa de diálogos con la Administración Municipal, pero según los transportadores no les han cumplido con lo pactado, por lo que se ven obligados nuevamente a salir a protestar.

“Nosotros lo que queremos es hacer valer nuestros derechos y decirle a la Administración Municipal que no podemos seguir asumiendo más pérdidas. Los empresarios que estamos invirtiendo en el transporte nos estamos quebrando, no son los gerentes ni las empresas de transportes las que están perdiendo, somos nosotros, los que hemos invertido nuestro capital en un carro para trabajar legalmente los que estamos viendo comprometido nuestro patrimonio por culpa de la ilegalidad en el transporte urbano”, expresó Danilo Páez, vocero de los transportadores.

Los empresarios del transporte aseguran que están quebrados por culpa del transporte ilegal.

El vocero de los transportadores advirtió, que desde hace mucho tiempo le están pidiendo al alcalde Rodrigo Lara Sánchez, que les colabore en tres puntos esenciales para poder trabajar, que son: doblar el pie de fuerza de la Secretaría de Movilidad para que pueden ejercer controles en todos los puntos de la ciudad.

Segundo que realmente combatan la ilegalidad y tercero, que las motos que no sean matriculadas en Neiva, se les suspenda el parrillero en toda la ciudad.

“Si nosotros pagamos impuestos también podemos poner condiciones. Si no dejan circular parrilleros en las motas que matriculan en otros municipios, eso le va a generar unos ingresos adicionales a la Administración porque se incrementan las matrículas de motos en Neiva. Y nos va ayudar a nosotros los transportadores, porque son muchas las motos de los municipios que vienen a hacer mototaxi”, aseguró Páez.

José Luis Chacón, propietario de buseta, dijo “que no es posible que haya pasado tanto tiempo y no se pronuncie la Administración Municipal para darle una solución al problema de la ilegalidad del transporte en Neiva. Por lo que el problema cada día es mayor y más difícil de controlar”.

Los mototaxis son el mayor flagelo que enfrenta el transporte organizado.

Agregó que ya es hora que miren el transporte legal, porque están ad portas del fracaso. “Le pedimos al señor alcalde que tome una medida definitiva porque en varias oportunidades le hemos solicitado que mire el gremio de los transportadores que estamos llegando al fracaso, porque nos afecta mucho el mototaxismo. Desde ya hay que tomar medidas porque nos cansamos de tanta solicitud que se hace, es hora que tomen medidas definitivas para esta situación”, anotó Chacón.

EL DIARIO DE UN TRANSPORTADOR

Los conductores de busetas y colectivos se levantan desde las cuatro de la mañana para empezar a alistarse para las labores que inician desde las cinco.

A esa hora hacen el primer recorrido, el último es entre las ocho y nueve de la noche, cuando les toca la ruta para un sector que no sea muy peligroso, porque de lo contrario el recorrido termina poco después de las siete de la noche.

Cuando termina el recorrido con la última ruta del día empiezan las cuentas. Si el día estuvo bueno recolectaron unos 180. 000 pesos. Si estuvo regular hicieron unos 150.000 pesos.

“De ahí toca sacar lo del combustible que son unos cien o ciento veinte mil pesos. Más lo de pagar el conductor y el despacho. Si a eso le sumos los gastos de mantenimiento y seguros, nos vienen quedando unos diez mil pesos diarios de todo el ejercicio. Así es imposible subsistir”, señaló el transportador Luis Francisco Díaz.

Agregó que por ello le piden disculpas a la ciudadanía si les causan molestias con el paro que están anunciando para el próximo 14 de este mes, “pero es una protesta que consideramos justa, porque realmente la informalidad en el transporte urbano nos tiene en la quiebra”.

INSEGURIDAD

Pero los mototaxistas y los vehículos piratas no son el único problema que tienen que enfrentar los transportadores. La inseguridad que campea en algunos sectores no les permite realizar las rutas completas, lo que les quita margen de trabajo.

En Neiva existen sitios críticos donde las busetas y colectivos no pueden entrar porque los atracan, pero en algunos sectores están pasando del atraco a la extorsión, lo que los transportadores ven con preocupación porque eso si los acabaría por completo.

“Tenemos un flagelo de inseguridad que viene creciendo y que en común acuerdo con las autoridades estamos combatiendo. La inseguridad es especialmente en sectores como Galindo, Santa Rosa, Las Palmas, Camelias y Cuarto Centenario, en esos sectores se presentan situaciones donde los vehículos no pueden ingresar a ciertas horas porque los atracan”, aseguró Duverney Cardozo, asesor de transportes de la empresa Autobuses.

Cardozo agregó que en la ciudad de Neiva se está empezando a ver una situación similar a la que ocurre en Medellín con los transportadores de servicio urbano, donde hay bandas que cobran extorsión por cada ruta que realizan los vehículos.

“Aquí se ha presentado en algunos sitios, le piden a las busetas cinco mil pesos por cada ruta que hacen. Precisamente el miércoles tuvimos una reunión con el Gaula donde expusimos el tema. Hay sitios como Puertas del Sol donde le han exigido dinero al conductor para dejarlo hacer la ruta. Le piden cinco mil pesos por cada vuelta”, explicó Cardozo.

Cardozo pidió que las autoridades tomen cartas en el asunto antes que el problema se crezca y sea más difícil de controlar.

“Lo que no queremos es que suceda lo que pasó en Medellín, que empezó la extorsión y en estos momentos hay lugares donde los vehículos tienen que pagar diez mil pesos por cada vuelta. Es decir, si hacen cinco vueltas en el día tienen que darles cincuenta mil pesos a los delincuentes. Eso sería una cosa terrible para la ciudad. Gracias a Dios se han dado solo algunos casos, pero hay que actuar rápido porque se puede incrementar”, señaló Cardozo.

 La respuesta de las autoridades

A los anuncios de paro de los transportadores, el secretario de Gobierno, Hugo Alberto Llanos, respondió que ellos han estado siempre abiertos al diálogo y precisamente tienen una reunión para el próximo lunes donde se tocará ese tema.

“Con ellos nos vamos a reunir el próximo lunes en el despacho del Alcalde para analizar las inquietudes que tienen los transportadores. A mí el Gobierno Municipal me ha designado como vocero. Lo que queremos es escuchar a los transportadores, con el señor alcalde estamos atentos a conocer sus inquietudes”, dijo el secretario de Gobierno, Hugo Alberto Llanos.

Agregó que lo importante es que si bien hay algunas voces que anuncian el paro de los transportadores, esperan que no se concrete por el bien de la ciudad.

Comentarios