Gloria María Borrero es la quinta huilense en ocupar el Ministerio de Justicia en la historia del país.

JESÚS ANTONIO ROJAS SERRANO/LN

editorgeneral@lanacion.com.co

 

La abogada neivana Gloria María Borrero Restrepo asumió el 7 de agosto pasado ante el presidente de la República Iván Duque Márquez como nueva ministra de Justicia. Después de Felio Andrade, Rodrigo Lara Bonilla, Guillermo Plazas Alcid y Rómulo González Trujillo, es la quinta huilense en llegar a este ministerio.

Cuando apenas se está acomodando en el cargo, la Ministra habló con LA NACIÓN. Además de hacer un recuento por sus prioridades, explicó los alcances del plan que tiene el Gobierno Duque para combatir el consumo de sustancias alucinógenas en parques y polideportivos. También habló sobre la congestión en algunos despachos judiciales y el hacinamiento carcelario. Dijo que vendrá pronto a Neiva.

 

¿Cómo se ha sentido en estos primeros días como Ministra de Justicia?

Con un gran reto y responsabilidad, son muchos temas diferentes a la vez pero con compromiso por trabajar por la justicia colombiana.

 

¿Cuáles son sus prioridades?

Avanzar en la reforma a la justicia de manera integral, no solamente con reformas constitucionales y legales, sino también con apoyo a la gestión de los propios despachos judiciales, comisarios de familia y operadores de justicia que están más cerca del ciudadano, y poner las bases para los problemas que presenta el sistema penitenciario colombiano.

 

¿Qué traerá la reforma a la justicia?  

Hay una parte que es institucional y por lo tanto que toca la Constitución, porque muchos de los aspectos institucionales están reglados por ella. Estamos pensando en hacer un acuerdo con las Cortes sobre esos temas como la disciplina de los jueces, la gobernanza de la rama judicial y la carrera judicial. Hemos seguido las instrucciones del presidente Duque, de lograr un consenso con la Rama Judicial y por esto, ya me he reunido tres veces, vamos para la cuarta con el fin de lograr ese acuerdo. También está la tecnología de la Rama Judicial y poder conseguir el presupuesto para la creación de cargos de jueces en aquellos ámbitos represados, por ejemplo, jueces penales para poner al día las audiencias que tenemos en el sistema penal acusatorio.

 

En ese orden de ideas, ¿hay algún plan concreto para atacar la congestión judicial? 

La congestión judicial no es total, está focalizada. Estamos comenzando a trabajar con el Consejo Superior de la Judicatura en el análisis de dónde se requieren esos cargos para poder buscar el presupuesto.

 

La reforma a la justicia, ¿trae algo para frenar los excesos del uso de la tutela? 

Eso hace parte del acuerdo de lo que estamos tratando de construir en las cortes y con otros actores judiciales, pero en estos momentos no hay nada concreto sobre ese tema porque apenas estamos empezando.

 

¿Qué ambiente se percibe en esos primeros contactos con la Rama Judicial?

De cordialidad y de compromiso, realmente queremos corregir las cosas y darles a los colombianos una mejor justicia.

 

Señora Ministra, ¿cuáles son los alcances del proyecto de ley que establece que el narcotráfico no es conexo con el delito político?

El objetivo es quitar esa conexidad del narcotráfico con los delitos políticos para que no pueda ser perdonado por el Estado. Adicionalmente, la Convención de Viena ya había dicho que el narcotráfico no podía ser considerado un delito conexo con los delitos políticos, ese es el único sentido y objetivo de esa reforma que está proponiendo el presidente Duque.

 

Hoy algunos están diciendo que este proyecto de ley podría poner en peligro los acuerdos de paz, ¿es cierto?

No, para nada, esto rige para el futuro.

 

De otro lado, la Fiscalía presentó hace poco un proyecto de ley para penalizar el doble de la dosis mínima, ¿Qué piensa el Gobierno de esta iniciativa?

La dosis mínima queda respaldada por el derecho al libre desarrollo de la personalidad. Este proyecto de ley es sobre la dosis de aprovisionamiento porque los ‘jíbaros’ se están escudando en ella para seguir aumentando el micro-tráfico. Entonces, el Fiscal propone regularla para que sea castigada penalmente, es decir, lo que hace es precisar las cantidades para que la Policía y las autoridades judiciales tengan ese marco de referencia para poder actuar.

Aquí está la abogada huilense Gloria María Borrero con el presidente de la República, Iván Duque, luego de tomar posesión del cargo el 7 de agosto pasado.

Y el Gobierno Nacional, ¿Está de acuerdo?

Sí señor.

 

El Fiscal habla de una pena de hasta seis años de cárcel, ¿El Gobierno tiene alguna objeción?

No, lo que queremos hacer es una revisión completa de todas las penas para articularlas con la gravedad de los delitos, pero ese es un proyecto que nos demoramos en presentar y esperamos que en los próximos seis meses podamos tener un borrador. Hasta que no tengamos ese estudio completo no le puedo decir si esa pena es la adecuada o no, pero por el momento, estamos de acuerdo.

 

El presidente Duque ha anunciado su propio proyecto de ley sobre la dosis mínima, ¿En qué consiste?

Lo que queremos hacer es una reglamentación en el aspecto de salud y prevención. La idea es incautar provisionalmente, como una medida administrativa, la droga que porte cualquier persona; si es un adicto que tiene prescripción médica se le devolverá, pero si no puede demostrar que es un adicto y no tiene prescripción médica se le incautará de manera definitiva. Igualmente, las personas que demuestren que son adictos se le abrirán las puertas del Sistema de Salud y Prevención, para combatir el consumo de droga enfocado en el derecho a la salud.

 

Si la Policía llega a un parque o un polideportivo y sorprende a varios jóvenes con sustancias alucinógenas, ¿puede incautar esa droga inmediatamente?

Sí señor, aunque todavía no se ha presentado el proyecto, lo estamos preparando. Si esto llega a suceder, se retiene esa droga que están consumiendo y se conduce a los muchachos, dependiendo, si son adictos se les pide el consentimiento expreso para llevarlo al Sistema de Salud a desintoxicación, si no lo quiere hacer pues no se va, si tiene prescripción médica se le devuelve la droga y si no, se le incauta. Por otro lado, si se demuestra que es un traficante se inicia la acción penal.

 

¿Qué busca el Gobierno Nacional con esta medida?

Primordialmente atacar el consumo que está creciendo en Colombia  y realmente separar a los adictos de los traficantes, y poder darles a los consumidores el tratamiento médico que se merece.

 

Señora Ministra, otra de las grandes preocupaciones es el hacinamiento carcelario. Aquí en Neiva, según la Personería Municipal, la cárcel de Rivera es para 950 reclusos y hay  1720, ¿Qué va a hacer el Gobierno Duque frente a este tema?

 

Ese tema también lo queremos tratar de manera integral, somos conscientes del hacinamiento carcelario y tenemos muchas restricciones económicas que no son posibles superarlas de la noche a la mañana. Por eso, vamos a seguir explorando los convenios con las entidades territoriales, para que nos ayuden a la construcción e incluso administración de cárceles. Seguiremos indagando y explorando el tema de la intervención de privados en la construcción de cárceles a través de Asociación Público-Privadas, APP, y vamos a incentivar los programas de re-socialización de los presos. Mientras todo eso ocurre, de manera permanente tenemos que fortalecer los servicios que requiere la población carcelaria como alimentación, comida y educación. Es un tema integral que no se resuelve de la noche a la mañana y tenemos muchos problemas por las grandes obstrucciones económicas que existen.

 

Algunos plantean que las medidas de justicia restaurativa pueden ser la solución para ese hacinamiento carcelario, ¿Comparte esas apreciaciones?

Si lo creo y por eso todo el paquete de solución a la problemática carcelaria trae también ese aspecto.

 

¿Cuándo visitará la ciudad de Neiva?

Estaré muy pronto.

 

¿Cuál es su mensaje para todos los lectores del Diario LA NACIÓN?

Que tengo un gran compromiso con la justicia colombiana y las instituciones del departamento del Huila, pues soy la ministra que representa esa región y también seré la voz de los huilenses en el gabinete.

Comentarios