Foto EFE

La ex presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, negó hoy en Buenos Aires que haya recibido sobornos de una presunta red de corrupción. La exmandataria denunció ante los tribunales de Comodoro Py, una supuesta persecución del juez Claudio Bonadio, y lo recusó en un escrito que presentó ante las autoridades.

Fernández pidió la nulidad de la causa denominada ‘la investigación de los cuadernos’ relacionada con la supuesta red de sobornos a funcionarios de su gobierno y al de su esposo, Nestor Kirchner. Cristina se negó a responder cualquier pregunta de los tribunales o de la prensa. Cristina defendió su gobierno y el de su esposo, y pidió una auditoría de las obras públicas entre 2003 y 2015 pero que ésta le fue negada.

En la red social la expresidenta Twitter aseguró que, desde el pasado mes de diciembre de 2015, el juez ha “armado seis causas penales y cinco de ellas fueron iniciadas por Bonadio”. Por lo tanto, aseguró que Bonadio no es un juez parcial sino un ‘enemigo’.

Asimismo, trinó que es “una decisión del poder judicial en coordinación con el ejecutivo y los medios hegemónicos”. Y que el togado es “la cara de la persecución en su contra”, “para proscribir dirigentes, movimientos y fuerzas políticas que ampliaron derechos y permitieron salir de la pobreza a millones de personas durante la primera década y media del siglo XXI”.

Comentarios