JESÚS ANTONIO ROJAS SERRANO/LN

editorgeneral@lanacion.com.co

 

A finales de 2015 y comienzos de 2016, el Observatorio Ciudadano “Concejo y Asamblea Visible”, del cual hace parte el Grupo Informativo LA NACIÓN, fue el primero en salir a ‘ventilar’ dudas en torno a la elección de la personera y el contralor de Neiva, el motivo de la histórica intervención que hizo el jueves pasado el CTI de la Fiscalía en el Concejo Municipal.

Yilber Leandro Saavedra, director del Observatorio, recuerda, entre otras cosas, lo que se vivió al interior del Concejo con motivo de esas elecciones. Al final de este diálogo, le manda un ‘varillazo’ a los neivanos.

 

¿Desde el Observatorio Ciudadano “Concejo y Asamblea Visible”, cómo se ha percibido el escándalo de los concejales?

Una ruptura total de la institucionalidad en la ciudad de Neiva. Fueron circunstancias que dimos a conocer a la opinión pública a finales del año 2015 e inicios de 2016. Lógicamente es una tragedia institucional, familiar, pero la Fiscalía tendrá las pruebas que motivaron las órdenes de captura contra los concejales, la personera y el contralor municipal.

 

¿Cómo fueron esos momentos en que llega el CTI de la Fiscalía e irrumpe en plena sesión del Concejo Municipal?

Yo estaba allí en la sesión, cuando llegaron los funcionarios del CTI. En los últimos días, se sentía la preocupación de algunos Concejales sobre las investigaciones, entre ellos había cierta información, pero este temor se había presentado en tres ocasiones durante estos dos años y no pasaba nada. De todas maneras, había una tensa calma y algunos concejales se alcanzaron a reunir para hablar del asunto.

 

¿Cuál fue la reacción de los concejales al ver la presencia de los investigadores del CTI?

Lógicamente mucha preocupación, verlos allí descompuestos, entregando su cédula, la lectura de sus derechos, todo esto genera tensión y se sentía en el ambiente. El panorama era desolador, triste, incluso para los Concejales que no estaban implicados. Es una situación lamentable.

 

¿Quién fue, a su juicio, el Concejal más sorprendido con la intervención del CTI?

Digamos que todos estaban sorprendidos pero el concejal Dolcey Andrade estaba dirigiendo la sesión y tuvo que interrumpirla para explicar lo que estaba sucediendo e inician con él, a leerle sus derechos de capturado, eso lo sorprendió, era muy complicado. Los demás funcionarios del CTI se dirigieron a los demás concejales. El rostro descompuesto de Dolcey Andrade en Facebook Live quedará en la memoria por mucho tiempo.

 

¿Qué fue lo que pasó en la elección de la Personera y el Concejo de Neiva?

El año 2015 fue muy difícil para el Concejo de la ciudad, fue el último año de los cuatro del periodo anterior. La crisis fue tanta que por primera vez en la historia, tres vicepresidentes renunciaron, primero Tatiana Jiménez, luego Julio César Ardila y por último, Jesús Garzón. Finalmente, Oscar Urueña, hoy diputado, asumió esa dignidad. Se hizo el convenio interadministrativo con la Universidad Surcolombiana y los concejales aseguraban que la Usco tenía todas las herramientas para evaluar a los participantes. Llamó la atención que la Usco pusiera a la Oficina de Proyectos Especiales para manejar un proceso tan importante. Eso en materia de elección de Personería. Sorprendió que la persona que ganara la prueba fuera una recién egresada como Heidy Lorena Sánchez y que apenas había realizado una Especialización en Derecho Ambiental. La elección del Contralor sí se hizo por ellos mismos que hicieron toda una agenda donde plantearon unos cuestionarios, unas exposiciones y facilitaron unos espacios para que los participantes aspiraran. Iniciando la prueba ya se advertía nombres de los ganadores y se decía que el Contralor ya estaba elegido, cuando esa prueba se demora alrededor de tres meses. Eso llamaba mucho la atención. Los aspirantes que participaron eran personas de muchas capacidades.

 

¿El Observatorio Ciudadano “Concejo y Asamblea Visible” advirtió de las dudas alrededor de las elecciones?

El Observatorio pidió durante el cierre del año 2015 un espacio en el Concejo para advertir frente a estas dudas que teníamos y nunca nos brindaron el espacio. Cuando se posesionó el nuevo Concejo, entró Mateo Trujillo como presidente y le dio el espacio al Observatorio para exponer estas dudas. Llamaron a algunos abogados a esta sesión como Jaime Ramírez Plazas y Helber Mauricio Sandoval para explicar que la prueba si se venía haciendo de buena forma, fue como para equilibrar el debate. Yo hablé, por ejemplo, del conflicto de intereses del entonces concejal Urueña. Algunos Concejales advirtieron que le creían a los docentes con experiencia y no a mí, que yo sólo estaba hablando de especulaciones. En medio de carcajadas se cerró la sesión y finalmente, a los días se realizó la posesión de los aspirantes que fueron los que se advertían desde hace tres meses como ganadores, cuando apenas se estaban radicando las hojas de vida.

 

¿Qué tan importante habría sido el hoy diputado Oscar Urueña para este entramado de presunta corrupción puesto al descubierto por la Fiscalía?

Él fue el último que entró a la mesa directiva, debido a las diferentes renuncias que se habían presentado por las denuncias de presuntas irregularidades. Luis Eduardo Penagos, uno de los capturados, en ese entonces era el Presidente. Cabe recordar que en la nota que escribió Julio Cesar Ardila, expresaba que se iba de la mesa directiva porque la plenaria les había otorgado facultades para adelantar procesos administrativos, es decir, no pueden firmar todos los Concejales como ordenadores del gasto, entonces delegan a la mesa directiva para que miraran la Universidad y las preguntas que se iban a realizar. Cada acto administrativo debía ir firmado por las cuatro personas que conforman la mesa directiva y casi siempre estaba firmado solamente por Luis Eduardo Penagos, eso hacía que los vicepresidentes estuvieran muy inconformes pues no llegaban a conocer lo que sucedía al interior del cabildo, simplemente se les informaba. Nadie quería entrar a reemplazar al vicepresidente y en ese momento lo hizo Oscar Urueña que conformó la terna que terminó el proceso en el 2015.

 

En todo este escándalo, ¿Qué tanta responsabilidad le cabe a la Universidad Surcolombiana?

Nosotros tuvimos más cercanía del proceso de elección del Contralor porque se dio en las sesiones, se convocaba a los participantes y cada uno tenía 40 minutos y se podía conocer en detalle quién tenía más capacidades que otro, quienes no habían ido a la prueba y al final los terminaban incluyendo. El convenio interadministrativo hizo que la Universidad Surcolombiana manejara todo, pero lo que vino a generar dudas es que los mismos docentes reclamaran y advertían de un proceso donde las facultades no habían sido convocadas.

 

¿Se podría decir que lo que sucedió en el Concejo de Neiva, son crónicas de unas capturas anunciadas?

Sí, casi que ellos mismos tuvieron vivo el proceso, en su momento se posesionaron y pensamos que todo quedaría ahí, pero dentro del Concejo se sentía la preocupación, dialogaban entre ellos, casi que si no fuera por sus llamadas y acciones, prácticamente habríamos saltados de la posesión a este momento de las capturas. Sus actitudes fue lo que nos advirtió que el proceso estaba vivo.

 

¿Cuál es su reflexión final?

Devolvemos hacia la ciudadanía la responsabilidad. Seguramente muchos están preguntándose por qué la Fiscalía no había actuado o los órganos de control, pero si eso sucede es porque ellos están corrigiendo un error que nosotros cometimos en las urnas, no le podemos entregar la responsabilidad a otro. La consulta anticorrupción, que se celebra este domingo en el país, nos convoca a cerrar un poco la brecha frente a los fenómenos de la corrupción. Convocamos a la ciudadanía a ser más activa y elegir bien, no nos hagamos las víctimas porque nosotros somos los que elegimos a los concejales. Finalmente, solicitar a las autoridades todas las garantías procesales para los capturados. Que los que no tienen nada que ver puedan recuperar su libertad y los que deban responder que lo hagan, así mismo, mucho respeto a las familias.

Comentarios