Aún no se sabe quién va a reemplazar al contralor Hildebrán Perdomo, preso por presuntamente haber ofrecido dádivas para su elección. Foto Sergio Reyes.

FERNANDO POLO/LN

corresponsales@lanacion.com.co

Desde hace varios días el hasta hoy contralor General de la Nación, Edgardo Maya Villazón, ha venido diciendo que es mejor acabar con las contralorías municipales y departamentales y que la vigilancia del gasto público quede a cargo de una sola entidad.

Maya Villazón asegura que “para avanzar en la efectividad del control fiscal en Colombia es preciso unificar el ejercicio en cabeza de una sola institución, suprimiendo las 62 contralorías departamentales y municipales, hoy existentes”.

Señaló que cada una de ellas actúa de forma autónoma e independiente. Lo que se quiere es crear una sola contraloría con estructura nacional, regional y provincial.

Según el Contralor General, de acatarse la iniciativa, el cambio significaría una rebaja en costos de funcionamiento, generando sustanciales mejoras, pues actualmente las contralorías territoriales, ejecutan un presupuesto conjunto de más del 95% y solo auditan el 10% del gasto público que realizan.

La Contraloría de Neiva

El caso más reciente de corrupción en las contralorías se presentó en Neiva, donde según la Fiscalía varios concejales recibieron prebendas para elegir al contralor José Hildebrán Perdomo, hoy en manos de la justicia junto con sus electores y “patrocinadores”.

Lea aquí Neiva sin Contralor, sin Personera y con medio Concejo capturado

Ese tipo de situaciones son las que se quieren evitar creando una sola contraloría que se encargue de la vigilancia de los recursos públicos.

Para el presidente del Concejo de Neiva, Edinson Amín Losada, si bien es cierto que se presentan problemas en estos organismos de control, no se pude desconocer que se necesita ejercer el control y es un asunto que no se puede descuidar.

“Se tendría que hacer un análisis para saber como se ejerce el control, porque lo importante es la vigilancia y que efectivamente se cumpla con el papel de cuidar los recursos públicos”, anotó el presidente del Concejo de Neiva.

Losada se mostró partidario de que se realice una especie de reestructuración para acabar con los problemas de corrupción que se presentan en las contralorías.

¿Qué va a pasar con la Contraloría de Neiva?

Al igual que la Personería de Neiva, la Contraloría está sin su titular desde hace una semana, que es el tiempo que llevan los dos funcionarios en poder la justicia. En el caso del contralor, Hildebrán Perdomo, se conoció que pidió una licencia mientras arregla sus problemas judiciales.

Pero según los jurídicos de la Alcaldía de Neiva, la solicitud no tiene un plazo especificado, por lo que decidieron no tramitarla. Más bien esperar que continúe el proceso y dependiendo de ello tomar la decisión.

Lo que deja entrever la Administración Municipal, es que no quieren ser ellos los que nombren contralor encargado ni personero, más bien que debido a las circunstancias, sea el Concejo el que entre a tomar esta decisión.

Igual situación se vive en la Personería, sin embargo, el escenario se complica porque las sesiones ordinarias del Concejo no inician hasta el mes de octubre.

Actualmente el Concejo fue convocado a sesiones extras, pero el motivo es el estudio del proyecto de alumbrado público.

Hasta el momento no se avizora quienes pueden ser los “recomendados” para estos dos cargos, que por estos días han sido protagonistas de primer orden por las supuestas prebendas que pagaron para ser elegidos.

Comentarios

comentarios