Sigue la incertidumbre en el Concejo de Neiva, por los vacías jurídicos que trae la elección de nuevo contralor y personero municipal.

Hoy sería el día en que el Concejo, tramite por lo menos la renuncia del Contralor de Neiva, sobre la cual tiene potestad la plenaria del cabildo, para el caso de la renuncia de la  personera municipal, la situación es más compleja porque es potestad de la junta directiva tramitarla y solo hay un integrante de ella, que es el presidente Edinson Amín Losada,

Y es que ha habido muchos inconvenientes en los últimos días para poder llevar a cabo el proceso, primero no había certeza jurídica de que fuera competencia de la corporación, tramitar las renuncias de los dos funcionarios que están siendo investigados por presuntamente ‘torcer’ su elección.

Posteriormente, hubo falta de quórum decisorio para votar el orden del día, y en el caso de la renuncia de la personera, hay un vacío jurídico porque dos de los tres integrantes de la junta directiva están detenidos por el caso de elección de personera y contralor.

Ayer, finalmente hubo quórum, pero el orden del día no fue aprobado como se presentó inicialmente, debido a que varios cabildantes aseguraron que carecían de soportes para adelantar el trámite.

“Para el punto del contralor yo si quisiera saber si tenemos por escrito el concepto jurídico de cómo se debe hacer el encargo del Contralor en los términos de ley, y si están en poder de la junta directiva las hojas de vida de las personas que tienen acceso a ese cargo, porque nosotros no podemos venir aquí a designar personas por nombres, en eso quiero hacer claridad; si disponemos de todos los documentos para adelante, pero si no, estoy de acuerdo con el concejal posada que se excluya del orden del día”, expresó durante la sesión el concejal, Humberto Vargas.

Y añadió que el proceso tiene que ser riguroso para no caer en ningún error, “No podemos nosotros adelantar el trámite para una elección o designación de un Contralor en propiedad, sin antes haber aceptado su renuncia, entonces, hay que primero aceptar la renuncia, luego hacer el encargo y ahí si adelantar el proceso, de acuerdo al procedimiento que se vaya a establecer, para la elección del nuevo contralor”.

Con base en lo anterior, podría esperarse que hoy con todos los soportes requeridos por los cabildantes, hojas de vida de los aspirantes a contralor y un  concepto jurídico por escrito, podrían adelantar el trámite de la renuncia de José Hildebran Perdomo. Para el caso de la renuncia de la Personera, la situación es más compleja por tratarse de competencia de la junta directiva, tendría el presidente del Concejo que esperar que sus compañeros de mesa resuelvan su situación jurídica.

 

 

Comentarios