Brigadier General Norberto Mujica Jaime

Comandante Región de Policía No.2 Sur Oriental

 

Los estudios que ha realizado la Policía Nacional a lo largo de su lucha contra las drogas, llevó hace pocos años a diagnosticar el incremento de la demanda interna de sustancias estupefacientes, como consecuencia de una dinamización del mercado criminal, principalmente en las ciudades capitales, afectando de manera contundente el tejido social, así como un impacto negativo en la convivencia y la percepción de seguridad ciudadana.

Frente a este contexto, en el año 2018 la Región de Policía No.2, ha logrado ejecutar 25 operaciones contra organizaciones narcotraficantes de alcance local y regional, con la judicialización de 242 de sus integrantes, así como la incautación de 25,03 toneladas de estupefacientes (Marihuana, Cocaína, Base de Coca, Bazuco y Heroína), y la recuperación de las llamadas “zonas de miedo”. Desde otra arista, estamos atacando este fenómeno delictivo desde la erradicación manual de cultivos ilícitos en el departamento de Putumayo.

Conviene señalar que en el contexto urbano, el consumo de estupefacientes -desde la perspectiva de adicción- es una tragedia para la familia de cada persona que se sumerge en las drogas y que hace metástasis a todas las esferas sociales. Desde luego, que ningún padre o madre quiere vivir esa tragedia, de tal manera, uno de los mayores clamores ciudadanos es poder disfrutar de espacios comunitarios libres de este flagelo.

Por esta razón, desde la óptica de control y disuasión a partir de la aplicación del Código Nacional de Policía y Convivencia (Ley 1.801 del 29-07-16), se da herramientas al policía para que a través del proceso verbal inmediato (artículo 222), proceda a incautar sustancias psicoactivas cuando éstas son consumidas en el espacio público como parques, calles y polideportivos (artículos: 140 numeral 7; 33 numeral 2 literal C; y 39 cuando se trate de niños, niñas o adolescentes); evidentemente, existe un trabajo satisfactorio en actuación. De igual forma en el marco de la prevención y educación, se han conjugado estrategias efectivas, apoyadas por las autoridades locales e instituciones educativas.

Por otra parte, en desarrollo del plan de choque 100 días, “El que la hace la paga” – Seguridad con Legalidad, a nivel regional se ha generado un plus que busca consolidar “municipios libres de expendios” como una iniciativa estratégica para desmantelar 522 lugares identificados en toda la Región, mediante cuatro fases: identificación, verificación, intervención y mantenimiento del entorno. Es de resaltar que 23 municipios de los 113 de la Región, ya fueron certificados como libres de expendios por parte de las autoridades y la comunidad. Este es un gesto que nos motiva para continuar en este desafío, a través del trabajo articulado entre la ciudadanía, autoridades y la Policía Nacional de todos los colombianos.

Comentarios