Los bosques caqueteños han sido seriamente afectados por la mano del hombre.

Líderes políticos de 40 países visitarán el año entrante a Florencia para concretar acciones que permitan frenar la deforestación de uno de los departamentos de Colombia más biodiversos, frágiles y afectados por la mano del hombre. El año pasado fue catastrófico para los bosques del Caquetá. Con más de 60.000 hectáreas deforestadas, fue considerado como el departamento con mayor pérdida boscosa en el país.

Sus municipios San Vicente del Caguán y Cartagena del Chairá estuvieron entre los principales núcleos de acaparamiento de tierra, ganadería extensiva, tala ilegal y cultivos ilícitos.

Ante este panorama, el mundo ha puesto sus ojos en este territorio amazónico y se ha comprometido a tomar acciones que eviten su curso hacia la extinción de sus recursos naturales.

En la Décima Cumbre de Gobernadores a nivel mundial por el Clima y los Bosques, que se realizó hace un par de semanas en San Francisco, California (Estados Unidos), Caquetá fue escogido como sede de esta cumbre en 2019, la cual contará con la participación de líderes políticos de 40 países y se realizará en la ciudad de Florencia.

“Caquetá fue declarado como presidente de la próxima cumbre de acción climática. La presencia de estos países es muy importante para seguir afianzado nuestro compromiso con la defensa ambiental y así alcanzar la cifra de cero deforestación en Caquetá y en el país”, dijo Álvaro Pacheco Álvarez, gobernador del Caquetá.

Según el mandatario, en la más reciente cumbre se firmó un pacto histórico, “ya que los líderes de los 40 países participantes nos comprometimos a trabajar de manera conjunta con las comunidades indígenas y locales para frenar la deforestación. Para ello, se firmaron 13 acuerdos sin precedentes para enfrentar los desafíos del cambio climático”.

En San Francisco, Pacheco le expuso a los gobernadores temas como las alianzas productivas en el departamento, los beneficios del Acuerdo de Paz y el posconflicto, y el fortalecimiento económico a través de una economía ambientalmente sostenible.

 

 

Comentarios