Aunque parezca una escena de película de terror realmente sucedió en el municipio de Rovira (Tolima), donde su mamá junto a su compañero sentimental, torturaron a Sharic Nicol de 21 meses de nacida hasta acabar con la vida de la menor.

Los responsables de este atroz suceso, identificados como Luisa Fernanda Tapiero Alvarado (madre) y Alfredo de Jesús Gallego Tabárez (padrastro) fueron capturados el pasado mes de abril en el municipio de Rovira, y posteriormente condenados a 37 años de prisión por tortura y homicidio de la menor; hecho que aconteció en enero del 2017.

Según los resultados de la investigación, al parecer, la bebé habría sido golpeada y luego sumergida en un balde con agua caliente; lo que le provocó las fuertes heridas y lamentablemente su muerte.

El maltrato que recibió la menor fue evidente, pues según el reporte de medicina legal, Sharic presentaba marcas de quemaduras, golpes, un posible abuso sexual y signos de desnutrición; cabe resaltar que la mamá de la menor, Luisa Fernanda Tapiero Alvarado, se defendió diciendo que la niña había caído accidentalmente al balde con agua caliente, versión que fue desmentida por las autoridades.