JESÚS ANTONIO ROJAS SERRANO/LN

editorgeneral@lanacion.com.co

 

La presencia de exguerrilleros, fruto del acuerdo de paz entre el Gobierno Nacional y las Farc, es cada vez mayor en el Huila. ¿Por qué razón? ¿Cómo han respondido los huilenses? Eso es lo que responde en este diálogo con LA NACIÓN el coordinador de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, en esta región del país, Eduardo Aníbal Londoño.

 

¿Cómo va la reintegración de los excombatientes de las Farc en el Huila?

Va muy bien. Las personas vienen cumpliendo lo que fue acordado y nosotros como Agencia para la Reincorporación venimos haciendo el trabajo necesario con las personas. Actualmente se encuentran realizando su formación académica, validaciones de formaciones que ya tenían o haciendo algunos cursos de formación para el trabajo. Igualmente, están efectuando temas de cooperativismo, en el departamento del Huila hay tres cooperativas constituidas por personas que están en proceso de reincorporación. Ha sido un proceso exitoso el que hemos venido adelantando, es de largo aliento y no hay atajos para el tema de la reincorporación, es un asunto que debemos hacer con toda la responsabilidad, seguimiento e ímpetu, dando cumplimiento al acuerdo de paz.

 

¿Cuántos excombatientes de las Farc hay en el Huila bajo la ARN?

A la fecha hay 417 personas excombatientes frutos del acuerdo de paz, de ellas, 70 son mujeres y este número ha venido creciendo, el año pasado era mucho menor. Esto no quiere decir que haya nuevas personas que están siendo acreditadas, significa que se dan traslados a nivel nacional, personas que vienen al departamento porque muchas de ellas tenían sus familias acá y el proceso de reincorporación se puede hacer en cualquier parte del país, la Agencia tiene presencia en todo Colombia.

 

¿Y en dónde están todos ellos?

La mayoría tienen un origen del campo, entonces sus iniciativas están en el sector rural con sus cultivos. Hay que resaltar que el Huila es el que más café produce a nivel nacional, por eso muchas de sus ideas están enfocadas en el café, pasiflora y piscicultura. Actualmente, se está desarrollando con el Sena, en la sede agroindustrial de Campoalegre y de la mano de la OIM, un proceso de formación en piscicultura y tenemos 30 personas que vinieron de diferentes partes del país a estudiar tres meses en el Huila, termina el 7 noviembre y a cada uno se le entrega un certificado y de ahí vuelven a sus ETCR, Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación, para poner en práctica los conocimientos que han aprendido.

 

¿Cómo han logrado unir a excombatientes de varias partes del país?

Se abre una convocatoria para mirar en cuáles de estos espacios hay temas en piscicultura, ellos se postulan, se genera un grupo de 30 y con eso se ha venido adelantando. A la par del proceso de reincorporación, se continúa realizando la ruta de reintegración que se venía adelantando antes de manera individual o colectiva como es el caso de las Auc, Autodefensas Unidas de Colombia. En Neiva 580 han terminado exitosamente ese proceso.

 

¿Cómo el Huila está acogiendo a los excombatientes de las Farc?

Ha sido mucho mejor de lo que esperaba, han sido unos procesos de reconciliación que se han venido dando. Un ejemplo: desde hace tres meses, los días domingo, las personas del proceso de reintegración han venido desarrollando acciones ambientales para la recuperación del Malecón del río Magdalena en Neiva. Al principio la gente era un poco temerosa pero, poco a poco, se fueron sumando en las actividades y además de la comunidad, en este proceso se ha sumado la Policía y es muy particular ver a partes que antes estaban en conflicto, unidos.

 

Una de las grandes inquietudes fue cómo el sector empresarial iba a recibir a los excombatientes de las Farc, ¿Cuál ha sido la experiencia?

La respuesta se divide en dos. En el proceso de reintegración que se lleva más adelantado, donde las personas ya han estudiado y el 75% están vinculadas laboralmente, la respuesta del empresariado acá ha sido muy buena, hay empresas importantes con las que hemos venido trabajando tanto de sector privado y público, fundaciones, universidades y el sector solidario, ahí ha convergido un tema de apoyos, siempre hace falta más y hacemos el llamado al que se quiera unir. Con el proceso nuevo de las Farc, lo que queremos es que ellos hagan sus formaciones académicas, que estudian y aprovechen. Durante estos 24 meses tienen una renta básica para que ya posteriormente se vinculen laboralmente, continúen en los espacios territoriales de capacitación o monten sus proyectos productivos. La experiencia ha sido exitosa.

El coordinador de la ARN en el Huila, Eduardo Aníbal Londoño, en la entrevista con el editor general del Grupo Informativo LA NACIÓN, Jesús Antonio Rojas Serrano.

Pero, ¿no ha habido temor por parte de los empresarios?

Al principio había un poco de prejuicio y estigma, pero la respuesta de los empresarios ha sido muy buena, se ha visto disposición con el reintegrado, con un poco de temor pero luego nos comenzaron a llamar para que le enviáramos más personas del programa, desde luego le enviábamos la hoja de vida y le preguntamos por qué, nos decían que llegaban más temprano, son disciplinados y juiciosos. Entonces veíamos que son personas que traen habilidades, formación y en las empresas son productivos. La ruta de reintegración está más madura, casi 600 personas han culminado su ruta, en este proceso nuevo de reincorporación, las personas están realizando sus formaciones académicas para luego iniciar a trabajar.

 

¿Están trabajando para que empresarios huilenses acojan a los excombatientes que dejaron las armas tras el acuerdo de paz?

La Agencia trabaja a nivel nacional con 650 empresas, aquí en el Huila estamos trabajando con 25 empresas y entidades. Es una labor que tenemos que hacer día a día, la invitación es para que el sector privado también se sume a estos procesos de reintegración y reincorporación que son muy importantes. Estoy seguro que todos tenemos esa responsabilidad de seguir construyendo el país que necesitamos y queremos. Aquí en el departamento en materia de reincorporación y reintegración, hay un apoyo importante por parte de las entidades territoriales como las Alcaldías de Pitalito, Gigante, Garzón y Neiva, junto con la Gobernación del departamento. Hay que resaltar que en el Huila no hubo zonas veredales transitorias de normalización, ni hay espacios territoriales de capacitación y reincorporación pero la población ha venido y desarrollado su proceso acá. Estamos trabajando por las garantías de no repetición y para que estas personas puedan tener una segunda oportunidad mucho mejor. Anteriormente se hablaba de firmar el acuerdo, ahora que ya está firmado y hay personas que están intentando reincorporarse a la sociedad hay que mirar si la comunidad está preparada y conoce el acuerdo de paz, los beneficios que tienen las diferentes poblaciones, esto es solo el punto tres de 310 páginas, es nuestra obligación como colombianos conocer, cumplir y ayudar a sacar adelante el acuerdo.

 

Por estos días se conoció el caso de un exguerrillero de las Farc que fue capturado en el municipio de San Agustín con posesión de material bélico, ¿Qué va a pasar con él?

A una persona que había dejado las armas y estaba en el proceso de reincorporación le realizaron un allanamiento en su casa y le encontraron una escopeta con munición. La Policía hizo el procedimiento. Ahora hay que esperar que salga la sentencia para saber si el fallo es condenatorio o absolutorio, si es condenatorio estaríamos ante alguien que incumplió el acuerdo de paz y debe ir a la jurisdicción ordinaria a responder por este delito y delitos anteriores, siendo expulsado de la Agencia.

 

Pero, ¿Estos casos no generan desconfianza en el proceso de reintegración?

Sí, estos casos son los que se ven y salen a la luz. Sin embargo, también hay 416 casos exitosos en el Huila de gente que está haciendo las cosas bien, trabajando y con su familia. En estos procesos, desafortunadamente, también hay reincidencia. En reintegración, el 99% de la población han culminado la ruta y están en la legalidad y las personas que están en curso son el 76%. La comunidad debe estar tranquila, son hechos aislados y no es un patrón de conducta. Las cosas se están haciendo bien y desde luego este caso llama la atención pero él tendrá que ir ante la autoridad judicial, si resulta condenado este individuo pierde inmediatamente todos los beneficios de reincorporación.

 

En los últimos días, guerrilleros del Eln han escogido el Huila para entregarse a las autoridades, ¿Están preparados para acogerlos?

Nosotros como tal no certificamos si alguien es desmovilizado o no, esas desmovilizaciones del Eln se han dado de tipo individual y se hace ante el Ministerio de Defensa, ellos son acreditados por el Comité Operativo de Dejación de Armas. Si ellos nos traen ese documento desde luego que ingresan a la Agencia que tiene una experiencia de 15 años en el trabajo de construcción de paz con personas que han dejado las armas, hay una capacidad técnica, humana, hay un equipo de profesionales multidisciplinarios. En el Huila somos 35 personas, aproximadamente, los que desarrollamos este proceso, hay profesionales en diferentes áreas, tenemos una buena experiencia institucional y desde luego que estamos preparados para recibir a las personas que dejen las armas.

 

¿Cuáles son los próximos retos para la Agencia para la Reincorporación y la Normalización?

El presidente Duque ratificó como director general de nuestra Agencia al doctor Andrés Felipe Stapper, es un hombre que conoce el proceso, que ha hecho toda la carrera, desde ser abogado de un grupo territorial en Santander hasta llegar al cargo de director. Como le digo es un proceso que requiere tiempo, paciencia, prudencia e ímpetu y se ha venido desarrollando. El otro año continuaremos con formaciones y queremos avanzar con el tema de proyectos productivos y seguir creciendo en todos los beneficios sociales y económicos para la población que está en reincorporación, pero a su vez un reto que tenemos es poder hacer toda la intervención responsable y comunitaria, preparándolos en el tema de reconciliación que es la columna vertebral de todo este proceso.

Comentarios