Una pareja, integrante de la banda delincuencial ‘Los Nacionales’ que estaría comprometida en extorsiones bajo la modalidad de ‘tío-tío’, fue capturada y enviada a la cárcel, en Neiva.

Se trata de Daniela Guzmán Moreno y Jonathan Andrés Galeano Rosas, detenidos por unidades del Gaula Militar en coordinación con efectivos del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), en la capital huilense y la ciudad de Ibagué.

La investigación contra la pareja, inició tras la denuncia de un auxiliar de enfermería en el municipio de Campoalegre, quien el 28 de mayo de 2018 comenzó a recibir llamadas a su teléfono celular, en las que le exigían dinero para supuestamente ayudar a un familiar que había sido detenido.

“En las llamadas extorsivas le decían que un pariente estaba en dificultades y que si no quería verlo en la cárcel, debía consignar una alta suma de dinero a nombre de ciertas personas”, indicó la Fiscalía.

Los efectivos del Gaula y CTI, adelantaron la investigación, que permitió identificar a Daniela y Jonathan Andrés, y judicializarlos por los delitos de extorsión y concierto para delinquir. “Los encargados de recolectar los dineros enviados por las víctimas a través de empresas de giros…”, dijo el comandante de la Novena brigada del Ejército, coronel Óscar Armando Rodríguez Ruiz.

Agregó que en las pesquisas, los investigadores establecieron que el líder de la banda se encontraba recluido en la penitenciaria de Picaleña en la ciudad de Ibagué. “El cerebro delictivo se encuentra recluido en la cárcel Picaleña y desde allí, el sujeto realizaba las llamadas extorsivas…”.

La Fiscalía logró evidenciar que los detenidos recibieron a su nombre consignaciones por más de 49 millones de pesos en empresas de giros reconocidas, “lográndose comprobar que provenían de las extorsiones de las que habían sido víctimas varias personas, entre ellos el enfermero”.

El coronel Rodríguez Ruiz, manifestó además que en los meses de investigación y seguimiento,  los efectivos establecieron que las extorsiones se extendieron a municipios en los departamentos de Caquetá y Tolima.

La banda, además de la modalidad de extorsión ‘tío-tío’, también intimidaba a las víctimas, señalando que eran disidentes de grupos armados. “El sujeto realizaba las llamadas extorsivas asegurándole a sus víctimas pertenecer a un grupo armado organizado residual y requerir dinero para la estructura a cambio de respetarles la vida y sus propiedades”.

Daniela, capturada en la terminal de transportes de la capital huilense y Jonathan Andrés, detenido en el barrio Galán en la capital tolimense, tras la captura, fueron puestos a disposición de la Fiscalía que los llevó a las audiencias preliminares ante juez de garantías.

El togado ordenó la medida de aseguramiento en la cárcel, mientras que el fiscal les imputó los delitos de extorsión agravada y concierto para delinquir.

Comentarios