Al finalizar la tarde de este miércoles, el Gobierno radicó ante el Congreso el proyecto de Ley de Financiamiento, con el que busca obtener los $14 billones faltantes del Presupuesto General de 2019.

Luego de casi tres meses de anuncios de la reforma tributaria que más adelante se convirtió en Ley de Financiamiento, el Ministerio de Hacienda radicó este proyecto de Ley  que tendrá que estar aprobada antes de terminar el presente año.

Antes de la radicación del proyecto en el Congreso varias personas realizaron mofas contra el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, utilizando siluetas del rostro del Ministro y lazando billetes.

Qué trae la Ley de Financiamiento

La Ley de Financiamiento tiene dos pilares fundamentales: el IVA y el impuesto a la renta para las empresas.  Ambos pilares, asegura el Gobierno, garantizarían el recaudo del faltante para 2019.

Estos dos pilares han generado un fuerte debate en los últimos días. En el caso del IVA el Gobierno propuso gravar con este impuesto casi todos los productos de la canasta básica familiar. El proyecto contempla la exclusión de los artículos de higiene femenina, medicamentos y servicios de salud, servicios educación, servicios públicos y transporte, entre otros.

Puede leer también: Gravar la canasta familiar con IVA, ¿golpe bajo al bolsillo?

En esta propuesta se anuncia la unificación de las tarifas para el 80% de la canasta básica familiar que pasará del 18% en 2019 hasta 17% en 2021.

El Gobierno también incluyó, para evitar el impacto en los hogares con escasos recursos, una compensación de $51.300 a los hogares de los estratos 1,2 y 3 que sean beneficiarios de programas como Familias en Acción, Jóvenes en Acción o Colombia Mayor y con un puntaje en el Sisben.

En cuanto al impuesto a la renta de la empresas, el Gobierno propuso una disminución de la carga tributaria, que se lograría reduciendo las tarifas de renta desde el actual 33% hasta el 30% en 2022.

Durante la transición, las empresas además contarán con contratos de estabilidad jurídica a cambio de compromisos en inversiones, entre otros.

“Bajar la tasa efectiva de tributación a las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas para que tengan mejores condiciones, para generar empleos estables y a largo plazo”, manifestó el presidente, Iván Duque.

Además a las empresas se les permitiría realizar deducciones en la declaración de renta de impuestos como el del ICA o el gravamen del 4X1.000.

Y, en algunos casos, no pagarán renta por varios años, a fin de que puedan generar más empleo e inviertan en sectores como el agro o las tecnologías digitales.

Comentarios

comentarios