La pequeña de 10 años de edad llegó en estado de embarazo al hospital María Inmaculada de la ciudad de Florencia (Caquetá) donde dio a luz a un bebé de sexo masculino.

Al parecer, el bebé sería producto de un abuso sexual cometido por un mismo integrante de su familia.

“Con las demás autoridades se realizó el procedimiento de protección de derechos de esta niña de 10 años. Es un caso aberrante en donde, al parecer, estaría involucrado un miembro de su núcleo familiar y estamos trabajando para dejar a disposición de la autoridad competente al responsable de este repudiable hecho”, indicó el comandante de la Policía del Caquetá, coronel Javier Navarro.

La menor llegó trasladada del departamento de Putumayo debido su embarazo de alto riesgo. Los médicos del centro asistencial afirman que el estado de mamá e hijo es estable.

La policía de infancia y adolescencia junto con las demás autoridades, adelanta las investigaciones para esclarecer el aberrante hecho.

El Coronel Javier Navarro, afirmó que “se activaron los protocolos de atención con las demás entidades defensora de los derechos de los menores de edad para restablecer los derechos de la niña quien permanece en el hospital junto con su bebé”.

Comentarios