Foto El Espectador

Al término de un consejo de seguridad en la ciudad de Santa Marta, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, manifestó que la explosión registrada ayer hacia el mediodía en la sede de la Fiscalía en Cali, capital del Valle del Cauca, se habría presentado por un corto circuito que habría hecho que varios artefactos explosivos, que se encontraban en un cuarto donde se guardan pruebas y evidencias, se activaran.

En el edificio de quince plantas de la Fiscalía ubicado al frente de la Plazoleta de San Francisco, cerca de la edificación en donde funciona la Gobernación del Valle del Cauca se escucharon al menos tres detonaciones, según dijeron fuentes oficiales. Imágenes de televisión mostraron que al lugar llegaron varias máquinas de bomberos que echaban agua a la segunda planta de la edificación de donde salían columnas de humo.

La explosión generó minutos después un caos vehicular puesto que ocurrió en pleno centro de Cali, en donde funcionan múltiples comercios y edificios públicos. Las autoridades evacuaron varias calles a la redonda como medida de prevención y para permitir el trabajo de las autoridades.

El ministro Botero descartó, al igual que la Policía, que se haya tratado de un atentado terrorista. “Hay un cuarto donde la Fiscalía guarda algunos medios que sirven de prueba y donde también se guardan evidencias. Un corto circuito, según informan los bomberos, aparentemente hizo que un aparato explosivo que estaba allí se activara. Al activarse, seguramente activaron algunos más”, precisó.

El ministro también confirmó que dos personas alcanzaron a inhalar gases y una tercera persona tuvo un golpe contundente, al parecer, porque “pensaba arrojarse desde un piso alto”. Previamente, la Fiscalía dijo que las detonaciones se registraron tras la manipulación de evidencias almacenadas en el lugar.

Comentarios