Orlando Beltrán Cuéllar es uno de los políticos huilenses que ya acudió ante la JEP en calidad de víctima.

JESÚS ANTONIO ROJAS SERRANO/LN

editorgeneral@lanacion.com.co

Orlando Beltrán fue uno de los políticos huilenses que estuvieron secuestrados por las Farc. Beltrán Cuéllar alcanzó a estar más de 7 años en cautiverio. Más de una década después de haber sido liberado, el excongresista, quien hace poco rindió declaración ante la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, en calidad de víctima, reconoce que no ha perdonado a sus captores.

¿Qué significado tuvo para usted estar ante la JEP en calidad de víctima?

Fue una sesión a través de la cual, de manera descarnada, se les planteó a los señores magistrados, cómo fue el secuestro, cómo se violaron los derechos humanos, y ellos quedaron aterrados de ver ese sacrificio enorme, de la tortura en un conflicto que terminó absolutamente en nada. Por eso nosotros fuimos muy concretos con la JEP y los señores magistrados, les narramos punto por punto de cómo fue realmente el secuestro en el caso de los huilenses.

“La guerrilla no trabajaba por sí sola en la montaña, tenían gente que les informaba, enlaces con la misma sociedad que les pasaban toda la información”

Pero, ¿Se sintió cómodo rindiendo esta declaración?  

Es volver a revivir una situación que nadie quisiera volverla a vivir, pero sí me parece importante que la JEP conozca de fondo de qué manera se violaron los Derechos Humanos porque no fue solamente el secuestro de unos parlamentarios, el encadenamiento y tortura, detrás de esto también hay unas implicaciones enormes. La guerrilla no trabajaba por sí sola en la montaña, tenían gente que les informaba, enlaces con la misma sociedad que les pasaban toda la información. Los mandos medios de la guerrilla nos decían que el mismo secuestro de parlamentarios, empresarios y personas importantes, eran señalados por unos milicianos o por unos secuaces de la delincuencia, efectivamente eso sucedió el Huila y nos preguntamos, por qué cuatro parlamentarios de 10 y casi todos liberales, el partido lo desaparecieron del Huila, siendo mayoritario en ese momento. Esos son interrogantes que le pedimos a los señores Magistrados. Y los señores comandantes de la guerrilla de las Farc están absolutamente obligados a decir la verdad y el pueblo colombiano espera eso para que sea fructífero el acuerdo, es decir, si vamos a seguir tapando en medio de la impunidad pues estamos diciendo que, prácticamente, va a fracasar este proceso.

“Necesitamos es que estos señores le digan la verdad al país y a la sociedad colombiana para que realmente tenga efecto estos acuerdos”

¿Usted está convencido de que detrás de su secuestro, hubo personas ajenas a la guerrilla que le ‘echaron dedo’?

Eso es lo que nosotros queremos saber, por qué razón después de siete años y medio los mandos medios nos decían con claridad que nos habían cogido porque personas allegadas a la guerrilla señalaban a quienes deberían secuestrar y cuál era la relación de sus bienes, eso nos parece muy grave y esa situación la tiene que aclarar la guerrilla. Es absolutamente indispensable saber esa parte porque la tragedia que se causó fue enorme, se cometieron todos los vejámenes contra un ser humano y quienes estaban auspiciando esa delincuencia tienen que necesariamente pagar ante la justicia. Necesitamos es que estos señores le digan la verdad al país y a la sociedad colombiana para que realmente tenga efecto estos acuerdos.

Francamente hablando, ¿Usted cree que los excomandantes guerrilleros van a contar la verdad sobre los secuestros de políticos?

Ese es uno de los interrogantes que les dejamos a los Magistrados. Un guerrillero de mando o comandante tiene un prontuario de más de 100 años de cárcel por los múltiples asesinatos, asaltos y todos los delitos que han cometido en Colombia, entonces, yo sí creo que ellos no pueden seguir ocultando la verdad, so pena de que terminen en firme todas esas condenas. El acuerdo de paz contempla que la máxima condena son 8 años. Yo considero que ellos tienen que colaborar porque ya hay una versión de todos los secuestrados que están diciendo absolutamente lo mismo, ellos no pueden salir con el argumento de que eso no fue cierto. Es evidente el hecho de que violaron los Derechos Humanos, ahora hay otra situación peor, ocurre que a nosotros nos cuidaban menores de 15 años, niños que entraron de 9, 10, 11 y 12 años y allá cumplieron su mayoría de edad, es una violación de los derechos con los niños y quién responde por eso, quién los defiende, quién ha ido a decirle a los señores Magistrados los delitos que se cometieron, ellos tienen que compensar esa parte, es lo que nosotros queremos fundamentalmente.

¿Y usted cree que la JEP va a ahondar en las investigaciones para decirle al país, por ejemplo, quiénes instigaron a las Farc para que los secuestraran?

Yo sí creo. Ellos tienen que decirle la verdad al país. Sin embargo, hay algo peor: en el Huila tenemos más de 30 personas secuestradas que su familia nos han llamado y hay esposos, hermanos, hijos y mujeres desaparecidas que se los llevó la guerrilla. Ellos tienen que decirle, por lo menos, dónde están los cadáveres de estos secuestrados, es una absoluta necesidad de las víctimas en Colombia y en el departamento. El mismo acuerdo de paz los obligan a responder por la suerte de estos colombianos. Siempre se escucha, desde el Presidente de la República para abajo, que lo central de estos acuerdos son las víctimas pero en dónde están las víctimas, por qué no se les dice la verdad, qué pasó con los desplazamientos, eso es algo que necesita el país y es lo que nosotros estamos velando.

“No considero que después de una tortura de 7 años y medio, encadenado, cuando estando en la selva pierdo a mi querida madre y una hermana, tenga que perdonarlos”

¿Usted ya perdonó a las Farc?

No. No considero que después de una tortura de 7 años y medio, encadenado, con falta de medicamentos, cuando estando en la selva pierdo a mi querida madre y muere una hermana producto de la tensión, estrés y angustia, tenga que perdonarlos. Yo pienso que el mejor perdón que las víctimas pueden recibir es que les digan la verdad a los familiares, eso es un dolor que tiene no sólo el secuestrado sino la familia de la víctima, la sociedad, es una herida profunda que no se puede olvidar y es lo que nosotros estamos reclamando. Es importante que la JEP conozca esta realidad del pueblo colombiano. A los señores de las Farc, el Estado les ha ido cumpliendo. Ya están en el Congreso de la República, es cierto que hay otros puntos que faltan por resolver.

El excongresista huilense Orlando Beltrán Cuéllar en la entrevista con el editor general del Grupo Informativo LA NACIÓN, Jesús Antonio Rojas Serrano.

Es decir, que si usted se encuentra Martín sombra, quien fue su carcelero, ¿no lo saludaría, ni le estrecharía la mano en señal de reconciliación?

Nosotros, las víctimas, que estuvimos en esa sesión, pedimos a los Magistrados que nos pusieran de frente a estos caballeros para preguntarles por la verdad –porque el discurso ya lo conocemos, que ese era el conflicto, la guerra y en consecuencia violaron los niños, niñas, secuestraron civiles, asesinaron personas inocentes, se les murió gente– pero no fue posible y yo creo que las declaraciones que se dieron se le van a transmitir ellos para que las conozcan y en otra sesión tendrán que dar respuesta y obviamente, nosotros nos vamos a enterar.

En su caso, ¿saber quién instigó su secuestro es su mayor anhelo?

El anhelo mío es que se conozca la verdad. Por ejemplo, en el caso de la doctora Consuelo González, le dijeron tácitamente que en el Huila una persona quiso que la secuestraran, entonces que se diga la verdad. Hay una declaración de un sicario guerrillero que asesinó al alcalde Rivera, Luis Humberto Trujillo, y ahí está en el expediente que dice que hubo 500 millones de pesos por el asesinato pero, quién los pagó, quienes estaban interesados en que el alcalde desapareciera del ámbito político de Rivera, si era uno de los mejores Alcaldes que había tenido ese municipio. Ya hay un condenado pero detrás de ese condenado hay más personas, eso me parece que es muy importante. Nosotros pensamos que este acuerdo debe ser el punto de partida para construir una nueva sociedad que conozca la verdad. No olvidemos que este es un país donde casi el 90% de los delitos denunciados quedan en la impunidad. Nos parece supremamente importante que los señores comandantes de la guerrilla que hoy están dentro del acuerdo, le cumplan al pueblo colombiano.

¿Cree usted que la paz sí ha girado en torno a las víctimas?

Las víctimas han estado a un lado. Los acuerdos fueron con los victimarios. De hecho, los escoltas que tenían las víctimas pasaron a ser escoltas de los victimarios. Sin embargo, he visto que se están dando las cosas pero que se conozca la verdad, yo pienso que lo que más quiere una víctima es eso para que haya una paz interior y no seguir con esa angustia e incertidumbre.

“Hasta el momento no se ha producido la primera sentencia y me parece que es irresponsable que se haga un proyecto de ley para cambiar la JEP”

¿Qué percepción tuvo de los Magistrados de la JEP?, ¿Qué tanto cree en ellos?

Un tribunal de esa magnitud tiene que hablar es a través de los fallos y el que nosotros queremos es que se produzca el reconocimiento de todos los delitos de lesa humanidad que cometió la guerrilla y la condena máxima, desde luego debe haber una reparación a la sociedad colombiana, esta es la manera de expresar este tribunal. No  voy a decir que la JEP está al lado del victimario, hasta el momento no se ha producido la primera sentencia y me parece que es irresponsable que se haga un proyecto de ley para cambiar la JEP, eso intrínsecamente lo que quiere decir es que no quieren que se conozca la verdad. Algunos sectores tienen miedo porque si la guerrilla dice la verdad se van a ver enredados algunos personajes de la vida nacional que hacen parte del mismo conflicto y que están camuflados.

Dr. Orlando, ¿Qué debe pasar con los bienes que entregó las Farc? ¿A dónde deben parar?

Hay dos posiciones. La JEP cree que esos bienes deben ser para reparar a las víctimas y la posición del señor Fiscal es que esos bienes deben continuar en la política de acabar con el narcotráfico en Colombia. Vamos a impulsar en reuniones que estos recursos pasen a la universidad pública y que se les garantice la educación a todas las víctimas que de verdad lo merece, hay que pensar diferente, no es seguir alimentando el conflicto. Uno de los problemas del conflicto es el atraso, la ignorancia, el abandono del mismo pueblo colombiano. Nada sacamos con darle a una víctima 20, 10 o 15 millones de pesos y que sus hijos queden en la absoluta ignorancia, en el atraso y en el olvido, hay que formarlos, abrazarlos desde todo punto de vista para que estas víctimas no lleguen con ese resentimiento, sino que se construya una nueva sociedad.

Por último, ¿A qué está dedicado hoy?

Yo soy hijo de campesinos productores de café, estuve en el Congreso de la República representando al partido liberal, a los campesinos porque conozco la situación del agro en Colombia y tuvimos la oportunidad de defenderlos en el Congreso, yo fui el ponente de la ley del cual se creó el fondo de solidaridad agropecuaria y se le compró la deuda a miles de campesinos que estaban a punto de su remate, luego me secuestran y cuando regreso empezamos a organizar a los cafeteros en Colombia del cual es mucho lo que hay que hablar. El país tiene que hacerle un reconocimiento enorme al campesino que es el que produce alimento,  es el que hoy está en las peores situaciones. Me da tristeza ver, por ejemplo, que a los hijos de los campesinos se les estén robando la alimentación en las escuelas y la corrupción sigue, eso alguien tiene que denunciarlo.

Comentarios