El reconocido ciclista antioqueño, Rigoberto Urán, visitó la capital huilense el jueves pasado.

CLAUDIA MARCELA MEDINA GARCÍA/LN

gerenciageneral@lanacion.com.co

“La fama viene y va, a mí más que el deportista, me interesa es la persona”. “La educación va de la mano con el deporte y nosotros necesitamos primero personas y después deportistas”. De este tamaño son algunas de las reflexiones que en esta entrevista con LA NACION hace el reconocido ciclista antioqueño, Rigoberto Urán, quien visitó el Huila el jueves pasado, invitado por la Alcaldía de Neiva, la Gobernación y esta casa editorial.

Amigo lector, póngase cómodo, muy seguramente tenga a mano una buena taza de café y lea este enriquecedor diálogo de principio a fin.

¿Cómo lo recibió el Huila?

Súper bien, muy contento fueron días muy bonitos los que pasé acá en Neiva, disfrutando con la gente y recibimientos que no esperaba, muy contento de todo lo que pasó.

¿Lo ha sorprendido algo de la ciudad?

El calor, la gente, todo. Es un departamento que va creciendo, me sorprendió el tema del café, no sabía que tenían tantos cafés especiales y que son los primeros productores de café, hay que aportarle bastante. Yo creo que Colombia es un país conocido por la producción de frutas y café, es importante hacer énfasis en esto.

¿Es la primera vez que está en el departamento?

No, ya había estado en el año 2005 corriendo en la categoría juvenil en una vuelta Porvenir y en el año 2007, cuando ya estaba en Europa, vine a hacer un campeonato nacional pero solo estuve un día, hice la contra reloj.

Usted viene de estar en Medellín con el gran Froome, ¿Cómo le fue?

Nosotros realizamos este año, un evento que se llama El Giro de Rigo para ciclistas recreativos del país y queríamos traer el mejor representante del ciclismo que es Chris Froome. Yo le había hecho la invitación, aproximadamente hace 6 o 7 meses, pero cuando uno hace esas invitaciones las reacciones no siempre son las mejores, tenemos fama, aunque la estamos mejorando, sin embargo, él me dijo que sí. Cuando Froome viene, estaba un poquito pensativo porque él ha sido el rival de Colombia en todas las carreras más importantes y no sabía cómo lo iba a recibir la gente, pero se fue fascinado. Mucha gente que no lo quería, una vez lo vieron acá en Colombia, cambiaron su percepción hacia él. Fue una visita muy positiva, se fue encantado de la gente y de los paisajes, fue tanto que el próximo año regresa para correr, porque El Giro de Rigo fue un evento recreativo, no era para profesional, pero ya el próximo año vendrá el Tour Colombia. Eso deja en evidencia que con una visita como la de él ya cambia la forma de pensar de Colombia y eso es lo que todos los departamentos tienen que apostar, al turismo. Últimamente, el turismo en bicicleta viene incrementando, cada día recibimos muchos extranjeros que vienen a conocer nuestras subidas y paisajes. Los europeos están muy interesados en saber en dónde entrenan los ciclistas colombianos, entonces lo que hemos generado es que muchos ciclistas recreativos vengan acá.

Su visita a Neiva, Medellín y sus conferencias, realmente, ¿Qué sentido tienen?

Bueno, Rigoberto aparte de ser ciclista, hace cosas diferentes. Los deportistas llevamos una vida un poquito rara en el sentido que nos hacen todo y lo hacen vivir en una burbuja que no es real. Cuando uno termina su carrera deportiva todo vuelve a ser normal, entonces lo que hice fue comenzar a trabajar, conocer el campo para cuando deje la vida de ciclista no tener ningún problema. No quiere decir que me vaya a retirar en 2 o 3 años, estoy muy bien y quiero seguir montando bicicleta. Inicié con el negocio de ‘Go Rigo Go’, luego seguimos con el Giro de Rigo que fue un evento deportivo, venimos implementando nuestro portafolio y hace cuatro años comencé a dar conferencias en las cuales se le explica a la gente cómo es el trabajo en equipo y qué tan importante es, el rol de los líderes y si queremos algo hay que lucharlo, trabajarlo. Tenemos un problema y es que todo los resultados los queremos para ya. Lo más importante es hacer las cosas con pasión porque todo es mucho más fácil y no siente tanta frustración cuando no logra las cosas.

Retirarse del Tour de Francia, ¿Qué tanto le dolió?

Las raspaduras no duelen pero nosotros hicimos un trabajo muy duro para llegar al Tour, los muchachos hicieron un trabajo bueno y tener que abandonarlo fue duro, pero fue una decisión que se tomó porque ya no estaba para ganar una etapa, ni ayudarle al equipo, entonces hay que tomar decisiones, fue lo mejor pero no es fácil abandonar el equipo.

¿Cómo va la recuperación? 

Va bien, fueron golpes muy fuertes, la rodilla está una poco lastimada pero la recuperación fue rápida y luego pudimos estar en la Vuelta a España.

Hablemos de Nairo Quintana. Usted dijo en una entrevista que es el mejor ciclista colombiano, ¿Lo ve como ganador el próximo año?

Yo dije que es el mejor ciclista porque es el que más títulos le ha dado a Colombia en su carrera deportiva, estos últimos años ha intentado pero no se ha dado pero esperamos que el próximo año pueda estar en el podio nuevamente. También quiero decir que vienen muchos ciclistas como el caso de Bernal y Daniel Martínez, eso alienta mucho y deja ver que Colombia va a seguir teniendo grandes ciclistas que lo único que hacen es darle títulos al país y que la gente se sienta orgullosa.

¿A cuál ciclista colombiano le tiene fe?

No, yo le apuesto a todos y quiero que a todos les vaya bien. Nunca he tenido un ciclista favorito, espero que todos tengan un buen rendimiento el próximo año en Europa y lleguen nuevos ciclistas. El ciclismo es un deporte muy bonito porque pone a cada quién en su sitio.

¿Cómo empieza Rigoberto Urán? ¿Cuándo decide montarse en una bicicleta?

Yo inicio con mi bicicleta en el año 2001. En Urrao siempre ha existido una escuela de ciclismo, no fue tan difícil porque tuve mucho apoyo y encontré en el ciclismo como un refugio. La Gobernación de Antioquia estuvo siempre apoyándonos, hice muy pocas carreras acá en Colombia y luego me voy para Europa. Yo inicio porque los papás siempre lo ponen a practicar un deporte.

‘Rigo’ en la entrevista con la gerente general del Grupo Informativo LA NACIÓN, Claudia Marcela Medina García.

¿Tiene algún recuerdo que lo haya puesto triste o marcado en su carrera?

Muchos, el ciclismo es un deporte de muchos altos y bajos. Por ejemplo, este año en el Tour de Francia, íbamos con toda la ilusión, veníamos de haber sido subcampeones con un equipo bueno y la primera semana lo habíamos hecho bien, pero luego tenemos varias caídas, eso es como volver a empezar de cero. Entonces por más fuerte que uno sea mentalmente eso lo bajonea bastante porque usted iba con todas las intenciones de hacerlo bien y por unas caídas leve tiene que abandonar el Tour de Francia. Cuando uno no concluye una carrera es volver a empezar de cero, entonces el ciclismo te lleva a eso.

¿Cómo es su preparación?

Es de mucho sacrificio y dedicación, hay que aislarse completamente del mundo, su vida pasa entre la cama y la bicicleta, son entrenamiento de 5 o 6 horas. Es un tema de pasión por lo que se hace. Cuando uno monta por hobby es bacano pero cuando es por trabajo hay que hacer muchos sacrificios, años atrás había que dejar de lado las fiestas, rumbas. Todo el año hay que pasarlo en bicicleta.

¿Cómo se prepara mentalmente?

Creo en mí, en lo que hago. Espiritualmente, creo en mi mamá y que todo lo que hago, lo hago bueno, entonces, lo disfruto.

 ¿En dónde entrena mejor?

Tanto en las montañas colombianas como internacionales entreno bien, he aprendido a disfrutar de los dos. Obviamente, Colombia tiene algo especial que acá uno disfruta de la pasión de la gente pero llevo 11 años en Europa y he aprendido a quererla porque me ha tratado muy bien. No puedo escoger ninguno de las dos, lo que pasa es que acá tengo el calor humano, mi familia y como colombiano amo estar acá.

Usted ha dicho que los resultados van y vienen, la fama es efímera, ¿A nosotros los colombianos se nos olvida eso en muchas ocasiones cuando llegamos a un cargo?

Sí, es un tema que hay que trabajar bastante. La fama viene y va, a mí más que el deportista, me interesa es la persona. Nosotros tenemos carreras deportivas muy cortas, a alto nivel son 2 años y una vez termine lo bueno es que lo valoren a uno como es. Las cosas más bonitas que me han pasado y siguen pasando es que la gente me quiere gane o no gane.

Lo que le pasa a Nairo Quintana, ¿los afecta a ustedes mucho?

Realmente yo he hecho un tema con las redes sociales, eso es algo que usted tiene y puede escribir lo que se le dé la gana. Sin embargo, la mayoría de veces las personas no conocen el problema de raíz, yo entiendo que la gente siempre lo quiere ver a uno adelante, lo que pasa es que eso no siempre pasa y no encuentran otra manera, entonces, comienzan a juzgarlo. Lo mismo pasa con los medios. Por lo menos, yo tengo muy buena amistad y vivo agradecido por el apoyo que me ha dado la prensa en Colombia, todo lo que me ha mostrado, pero a veces si se pasan un poquito, pero repito, hay personas que se afectan mucho y otras que no porque cuando usted está tranquilo, sabe que hizo su entrenamiento bien, no pasa nada.

Pero, ¿somos los colombianos ingratos?

No creo que todos los colombianos es todo el mundo, pero yo creo que son ganas de verlo a uno triunfar. Para mí nadie ha sido ingrato, al contrario, siempre me han brindado un apoyo sin importar los resultados, entonces, yo no podría hablar de ingratitud porque el apoyo que me han mostrado durante todos estos años es maravilloso.

¿Usted ve un apoyo real del Estado con el ciclismo?

Bueno eso se puede medir por las Olimpiadas, yo he participado en tres. Cuando fuimos las primeras en China, Colombia sacaba tres medallas, en Londres ya eran ocho medallas y en Río fueron 13 medallas. Lo que pasa en Colombia es que hay demasiado talento y los recursos no llegan a todas las personas, queda mucha gente por fuera, entonces, digamos que sigue faltando más apoyo, pero viene creciendo.

¿En dónde está focalizado ese talento?

En toda Colombia, en cada región hay demasiado talento, cuando usted fomenta deporte, crea la necesidad. Anteriormente, teníamos tres corredores en el Tour de Francia, ahora hay 10 o 12. Eso quiere decir que hay más apoyo y los niños cada día practican más deporte.

Usted decía que más que apoyar el deporte, hablaba de apoyar la educación, ¿Por qué?

La educación va de la mano con el deporte y nosotros necesitamos primero personas y después deportistas. Hay que apoyar la educación, es lo más importante. Yo recuerdo que en Antioquia había un programa que yo participé en la escuela y digamos que apoyaban a las escuelas y deportistas, pero si iban mal en el colegio no los llevaban a las competencias, entonces yo me esforzaba para ir bien en el colegio y poder participar, las dos cosas se pueden complementar muy bien y sacar provecho.

¿Cómo es el apoyo de Rigoberto Urán a Colombia?

Yo no tengo fundaciones ni nada. La mayoría de ciclistas que se han ido a Europa han tenido una asesoría porque lo que yo quiero es que los deportistas colombianos lleguen a buenos equipos, entonces digamos que he sido como un portavoz para que puedan tener buenos contratos, un manager que esté pendiente de ellos en Europa y que los puedan apoyar. Lo que yo intento hacer es como el puente para ayudarles a todos los deportistas para que vayan a Europa y sin pedir nada a cambio, lo único que quiero es que cada día haya más deportistas que compitan allá.

Usted se está moviendo en las regiones, ¿Qué mensaje le daría a la gente del Huila?

Decirle a la gente de acá que tienen un departamento muy bueno, que hay que seguir trabajando, impulsando el turismo y disfrutar, hacer las cosas con pasión, sin esperar nada a cambio. Muchas veces nosotros somos como los niños, cuando nos regalan algo no lo disfrutamos tanto y, todo no puede ser regalado, obviamente, hay que apoyar, pero también hay que meterle la ficha, luchar por lo que uno quiere.

¿Cómo le fue con las achiras?

Muy bien, comí bastantes.

 

 

Comentarios