En operativos desarrollados por la Secretaría de Salud de Neiva y la Policía Ambiental, para la inspección, vigilancia y control  de aquellos sitios donde se vende comidas, dos restaurantes ubicados, en el barrio Gualanday y Las Delicias, fueron sellados por malas prácticas sanitarias y presencia de plagas.

Los dos restaurantes fueron sellados temporalmente  hasta tanto cumplan con todo los elementos exigidos por la norma, como utensilios en acero, alimentos bien protegidos de las plagas y de la humedad y excelente presentación de las personas que manipulan los alimentos, es decir que tengan los elementos limpios como gorros, guantes, delantal y botas, entre otros.

“Quiero hacerle un llamado a los propietarios, a los administradores, a las  personas que trabajan en los restaurantes para que cumplan las normas. Vamos a seguir haciendo las visitas. No vamos a permitir que se ponga en riesgo la salud de los neivanos por enfermedades que se puedan transmitir en los alimentos mal tratados”, reiteró Miguel Fernando Andrade Pachón, secretario de Salud de Neiva.

Tampoco se permitirá infraestructuras en mal estado como paredes y pisos sucios y percudidos, mesas rotas y alimentos en el piso sin protección alguna.

El propietario del restaurante debe cumplir con las recomendaciones hechas durante la visita; si en la segunda visita aún continúa la insalubridad se procederá al sellamiento definitivo del local, informaron las autoridades.

De esta forma se intensifican los controles a estos establecimientos que comercializan alimentos. La Secretaría de Salud y su equipo de sanidad están en alerta a atender cualquier llamado de la comunidad, la idea es trabajar en equipo y de esta forma poner en cintura a las personas que prestan un mal servicio y que ponen en peligro vidas humanas.

Comentarios