1. El inglés, un aliado

Si durante la primaria y el bachillerato no lo has practicado ha llegado el momento. Lee algunos textos, ve películas y series en inglés o incluso apúntate a algún curso. Este idioma puede abrirte las puertas a gran cantidad de oportunidades, tanto dentro de la universidad como cuando salgas de ella.

  1. Mantén tu creatividad intacta

Puede que te veas sofocado por la cantidad de trabajos o de exámenes, pero no dejes que tu creatividad se pierda. Debes estudiar y eso debe ocupar una buena parte de tu vida.

 

  1. Ponte un tiempo límite

Habrá asignaturas que te serán más difíciles que otras y que a lo mejor tardarás más en aprobar. Tal vez quieras ampliar un poco más tu formación con un máster. Sea cual sea tu caso, trata de dejar la universidad en un tiempo prudente, si no lo haces corres el peligro de sufrir un mayor desgaste y puedes perder la oportunidad de encontrar otras opciones fuera de ella.

  1. Infórmate sobre tus profesores

Es importante averiguar cuál ha sido su trayectoria profesional hasta llegar a dar clases. Además, así podrás saber en qué otras partes han trabajado con anterioridad y así podrás hablar con ellos sobre el futuro de la carrera y lo que puedes hacer al salir de allí. Seguro que de todos los que tienes en la carrera hay alguno con quien tengas mayor afinidad. Aprovecha esa conexión y comparte con él tus dudas o pídele que te hable de su experiencia.

 

  1. No te preocupes si no entiendes lo que dicen los profesores

En ocasiones se tratarán temas en las clases sobre los que no tendrás los suficientes conocimientos. Cuando esto ocurra, puedes buscar información sobre el tema en otras fuentes o pedir una tutoría al profesor.

  1. ¡Haz amigos!

Es un consejo y casi una obligación para ti. No hace falta que sean amigos para siempre, pero contar con un buen grupo con el que puedas colaborar y ayudarse mutuamente es algo muy positivo para ti. Apuntes, fechas de exámenes o entrega de trabajos serán algunas de las ocasiones en las que agradecerás tenerlos cerca.

 

 

RECUADRO

Ventajas de estudiar a distancia

Las nuevas tecnologías, indudablemente, transformaron el mundo, la comunicación hoy en día está facilitando hasta la educación y es por eso que cada vez toma más fuerza estudiar a distancia. Conoce algunas de las ventajas que tienes con este método de estudio.

  • La flexibilidad horaria te facilita la organización del tiempo personal, respetando tu vida familiar y las obligaciones laborales.
  • Te permite un ritmo personal de estudio.
  • Disminuye el tiempo de traslado si fuera necesario.
  • Serás un auténtico protagonista de tu aprendizaje.
  • Tendrás una enseñanza personalizada.

 

Comentarios