Los abuelos Julia Jaime Durán de 62 años y José Alirio Plazas de 71 años de edad.

En lamentables condiciones viven dos adultos mayores y una mujer que padece esquizofrenia, en el barrio Primero de Mayo de Neiva.

Se trata de Julia Jaime Durán de 62 años y José Alirio Plazas de 71 años de edad, quienes viven en un ‘ranchito’ desde hace más de 35 años.

La pareja de ancianos tiene dos hijas, una de ellas tiene una enfermedad mental y viene con ellos, la otra realizó su vida pero siempre ha tratado de ayudarlos.

Las condiciones en las que viven estas tres personas son deplorables. Cuentan con solo  una habitación la cual deben compartir, no cuentan con los elementos básicos, las baterías sanitarias no están en servicio, no tienen cocina, ni pisos, entre otras cosas necesarias.

La casa a pesar de estar habitada, está en completo deterioro y abandono, situación que preocupa a su hija, debido a que no tiene como ayudarlos y no cuenta con apoyo de ninguna persona.

Ante esto, la hija con un grupo de amigas colocó una mesa en la puerta de la casa de sus padres para pedir ayuda, en medio de esa labor, se topó con un joven que hace parte de la Fundación del Mañana de la ciudad de Neiva, quien se comprometió con ayudarles a tratar de hacer más habitable la casa.

La ayuda

A pesar que la fundación no cuenta con recursos económicos, si tiene muchas ganas de ayudar a los más necesitados y esta vez se unieron por una noble causa, trabajar en la casa de los Plazas Durán.

Estos jóvenes llegaron una mañana a realizar aseo y recoger toda la basura que había en la casa, en medio de estas labores han recogido cientos de bultos que forman una montaña de escombros a la entrada de la casa.

“Hoy estamos en la Calle 12 con Carrera 21, en la casa de los Plazas Durán, dos ancianos que tienen una niña enferma, tiene esquizofrenia y retardo mental; la casa donde habitan estaba llena de basura, escombros, ya los recogimos”, indicó Jamirson Perdomo, subdirector de la Fundación Los Fundadores del Mañana.

El problema

Los jóvenes aún realizan trabajos en la casa de los Plaza Durán, pero no han podido conseguir una persona que les colabore con un carro o volqueta para botar la basura que ya recogieron.

Así que buscan la ayuda de las personas de buen corazón, que quieran realizar una obra de caridad con estos ancianos, y lleguen al lugar para recoger los escombros y trasladarlos hasta el basurero.

Son más de cien bolsas que tienen recolectada para botar, en ellas hay cantidad de escombros y plásticos.

El objetivo

«Como fundación queremos dejarle un lugar habitable, estamos tocando puertas, pero solo hemos recibido negativas. Nosotros queremos ayudarles más, pero solo tenemos gente, no contamos con recursos.  Además nos comprometimos a darles el almuerzo y comida», precisó Jamirson Perdomo.

Sin embargo, están buscando ayuda de la comunidad para poder dejar la casa más habitable al menos con una batería sanitaria y cocina digna para ellos.

 “La alcaldía no nos ha ayudado en nada”

Nosotros vivimos aquí hace más de 90 años, este lote era de mis padre, yo nací aquí, ellos murieron y esto me dejaron. Aquí criamos a las niñas, pero nunca la Alcaldía nos ha ayudado. Una vez vinieron a decirnos que nos iban a reubicar pero no volvieron», precisó José Alirio Plazas.

Comentarios