Perder la libertad es una situación que marca la vida y para muchos implica una actitud de sometimiento, rendición, sumisión o desesperanza. Sin embargo, cuando se tiene la oportunidad de ver más cerca, lo que ocurre en la vida cotidiana de un establecimiento de reclusión es posible darse cuenta que todo lo que sucede allí no es en gris.

En 2018, se realizaron 21 talleres a los que asistieron cerca de 500 internos en diferentes centros penitenciarios de toda Colombia, con el objetivo de promover la lectura, la escritura y el acceso a los servicios bibliotecarios entre la población carcelaria del país.

José Zuleta Ortiz, coordinador del Programa Libertad Bajo Palabra, señaló que “Con este proceso hemos aprendido mucho sobre lo que somos, descubriendo que la escritura y la lectura pueden transformar a personas que nunca tuvieron acceso a ellas. Entendimos que la lectura y la escritura, cuando están relacionadas, producen lectores nuevos, personas que leen desde la perspectiva de aprender a vivir”.

Lanzamiento

El libro Fugas de Tinta fue escrito por internos que han participado en los talleres de escritura creativa del programa Libertad Bajo Palabra y en su lanzamiento, algunos autores compartieron su experiencia alrededor de la escritura.

“Participar con un relato de mi vida en este libro, es muy importante para mí. A través de la literatura empiezo a ver la vida con otro sentido; ahora tengo más ganas de salir a hacer cosas buenas y dar lo mejor de mí para dejar todo este mundo atrás”, resaltó John Jairo Zuleta, uno de los participantes del programa.

Fugas de Tinta es una coedición con el Taller de Edición Rocca. Los 1.000 ejemplares de la antología serán distribuidos en algunas bibliotecas de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, en 40 bibliotecas de los centros penitenciarios adscritos al INPEC y entre los participantes en el programa. Igualmente se puede conseguir en las librerías Lerner, Fondo de Cultura Económica (FCE), Luvina, Casatomada, Wilborada y Tornamesa,  a partir de la siguiente semana.

“La edición de Fugas de Tinta, que hemos realizado de la mano con el Ministerio de Cultura y el INPEC desde hace varios años, nos permite como editorial independiente, reafirmar nuestra misión de promover la bibliodiversidad, y brindar una oferta amplia de libros y contenidos al público lector. Esta es una publicación hecha con mucho cariño, porque representa el trabajo de hombres y mujeres que a pesar de estar privados de la libertad, hoy le han abierto las puertas a la literatura, y a través de ella se reconstruyen como ciudadanos productivos para nuestro país” puntualizó Luis Daniel Rocca, director del Taller de Edición Rocca.

Sobre el proyecto

Libertad Bajo Palabra hace parte del Programa de Escritura Creativa Relata, que busca promover la lectura crítica y el fortalecimiento de la producción y divulgación de nuevos autores en los diversos territorios de Colombia. De esta manera se participa de la construcción de un nuevo tejido social y cultural en el que la literatura constituye un lugar de encuentro para la transformación humana.

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorReunión
Artículo siguienteSin valores