RICARDO AREIZA/LN

unidadinvestigativa@lanacion.com.co

La terminación de la tribuna occidental del estadio ‘Guillermo Plazas Alcid’ quedó prácticamente garantizada. La financiación, el principal obstáculo después del colapso parcial ocurrido el 19 de agosto de 2016, está asegurada.

La obra deberá terminarse a mediados del próximo año si no resultan nuevos inconvenientes.

Al declararse el siniestro de incumplimiento y por lo tanto la caducidad de los contratos la Compañía Aseguradora de Fianzas (Confianza) devolvió a la administración los recursos correspondientes al contrato de obra.

La compañía consignó el viernes pasado la suma de 5.449 millones de pesos correspondiente a la póliza única de cumplimiento No. 07 GU020442. La suma equivale al 20 % del valor del contrato destinado a cubrir los perjuicios causados.

Por los daños y perjuicios ocasionados se cancelaron 2.724 millones y la misma suma por la cláusula penal pactada

La caducidad del contrato Resolución 366 proferida el 4 de octubre pasado.

La próxima semana la aseguradora Solidaria devolverá otros 326,94 millones de pesos correspondientes al valor de la póliza, pactada en el contrato de interventoría No. 1760 suscrito el 18 de diciembre de 2014.

De éstos 163,47 millones corresponden al pago de perjuicios y163.47 millones contemplados en la cláusula penal pecuniaria.

Estudios

La Universidad Nacional entregará esta semana la propuesta económica para determinar las obras que hacen falta, incluyendo el reforzamiento estructural, los costos y alternativas para continuar con la obra.

“Además, solicitamos las propuestas de la Universidad Nacional, seccional de Manizales y de la Universidad del Cauca para realizar el concurso de méritos y poder contratar lo que resta de la primera fase”, aseguró el jefe de Contratación Fernando Mauricio Iglesias, encargado de adelantar el proceso.

Una vez se escoja la mejor propuesta se iniciará el proceso para la terminación de la obra, correspondiente a la tribunal occidental.

“De esta manera esperamos dejar en funcionamiento esta primera etapa. Ya estamos recogiendo la plata para hacer la intervención física de la obra y poder dejar completamente habilitada la tribuna occidental”, explicó el funcionario.

La reactivación

La primera fase, impactada por el desplome parcial,  corresponde sólo a la tribuna occidental, no a todo el estadio, como se proyectó inicialmente.

“Lo claro es que las obras se van a reactivar como se contrató y como se venía ejecutando. Vamos de dejar habilitada y en funcionamiento la tribuna occidental”, precisó.

La semana pasada se cumplió otra reunión con funcionarios del Departamento Nacional de Planeación para descongelar los recursos y de esta manera reanudar los giros que se suspendieron poco antes de la tragedia por considerar que se encontraba en estado crítico.

Estos recursos pendientes más otros 3.800 millones de pesos que no se alcanzaron a ejecutar, aseguran que estas obras se pueden terminar. El director de Coldeportes anunció su disposición para contribuir en la cofinanciación y recuperar el escenario deportivo.

La remodelación afectará algunas obras construidas sin los refuerzos exigidos como los camerinos.

La nueva ruta

Antes de terminar el año debe definirse el contrato de consultoría para determinar las obras que se requieren para culminar la primera etapa (sólo tribuna occidental).

“Entre enero y febrero deben estar listos los estudios. Entre marzo y abril debe contratarse las obras, es decir, que a más tardar en mayo estaremos iniciando las obras”, precisó Iglesias.

La terminación de la obra no será automática. Por un lado  tendrá que actualizarse el estudio de repotenciación de la nueva y la vieja estructura, afectadas por las obras de remodelación.

El estudio de sismo-resistencia contratado para todo el estadio quedó desactualizado con las intervenciones realizadas para remodelar la tribuna occidental.

Además, es necesario la reconstrucción de la obra afectada por el colapso y por lo tanto el refuerzo estructural que implicará inversiones adicionales.

Con otro agravante: la repotenciación estructural que no se hizo implicará la demolición de algunas obras ya terminadas, como la zona de camerinos.

Liquidación

La administración declaró el 4 de octubre pasado, el siniestro de incumplimiento que originó la caducidad,  dio por terminado el vínculo contractual y ordenó la liquidación de los contratos de obra pública y de interventoría, suscritos en el 2014. Las dos decisiones quedaron en firme. Agotada la vía gubernativa, la administración retomó la obra e inició el proceso para la liquidación unilateral de los dos contratos. Adicionalmente fue integrado un equipo interdisciplinario para iniciar la liquidación.

Lo que falta

Según la Secretaría de Infraestructura, la obra quedó ejecutada en un 92% mientras que los recursos cancelados ascendieron al 82% de lo presupuestado.

El reporte de la interventoría consignó que el valor de las obras ejecutadas hasta el 19 de agosto de 2016, ascendió a 23.327 millones de pesos. El monto por ejecutar de la primera fase (tribuna occidental) asciende a 3.924 millones de pesos.

El contratista debía intervenir las canchas de juego, los camerinos, las baterías sanitarias hasta el segundo nivel, iluminación de corredores desde el primero hasta el piso y la construcción de estructura en concreto tribuna occidental hasta el séptimo nivel.

Además, contemplaba los acabados hasta el tercer nivel, la construcción de pisos y acabados hasta el tercer nivel, la instalación de redes internas y externas de gas, la instalación de carpintería metálica hasta el tercer nivel, una subestación eléctrica con capacidad de 500 KVA.

Igualmente estaba prevista la instalación de la estructura metálica de cubierta, otra cubierta con teja termo acústica, la construcción de graderías en concreto pos-tensado, toda la mampostería interna y de fachada hasta el séptimo nivel, la construcción área de taquillas y rampas de acceso y la habilitación de las cuatro torres de iluminación existentes.

Igualmente quedaron sin ejecutar las luminarias led para el campo de juego, las silletería en graderías, obras exteriores de urbanismo y los acabados generales de los niveles cuarto al séptimo.

Además, contemplaba la construcción de las zonas VIP, las cabinas de radio, los sistemas de voz y datos, los ascensores y la red contra incendio.

La hoja de ruta está diseñada sólo para terminar la tribuna occidental. El proyecto no contempla la recuperación total del estadio como se pensó en el 2012. La rehabilitación total del estadio quedará en veremos.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios