El premio Reynaldo Matiz se entrega cada año en el marco de la celebración del día del periodista.

Ha sido grande la polémica que ha suscitado la elección por parte del Concejo de Neiva, del periodista Jorge Humberto Másmelas, para otorgarle el reconocimiento Reynaldo Matiz que entrega esta corporación a la vida y obra de un periodista.

Más aun cuando el pasado fin de semana, el periodista quien en febrero recibiría la distinción, fue capturado por las autoridades, al estar involucrado en un bochornoso caso por  delitos sexuales contra menores, según ha señalado la Fiscalía General de la Nación.

Según agremiaciones de periodistas, desde hace mucho tiempo se dejaron a un lado los criterios que se deberían tener en cuenta para la escogencia del periodista, que por su trayectoria en la profesión, vida ejemplar, producción intelectual destacada y una vida activa en los medios de comunicación fuera seleccionado para recibir la condecoración ‘Reynaldo Matiz’.

¿Qué dicen desde el Concejo?

El presidente del Concejo de Neiva, Edinson Amín Losada, dijo que se buscará evaluar en las sesiones extras de la corporación, qué sucederá con la distinción, mientras que el concejal Humberto Vargas integrante de la mesa directiva del 2019 dijo que lo más acertado debe ser declararla desierta, debido a la grave situación que enfrenta por estos días, quien había sido seleccionado.

“Debe declararse desierto. Yo voy a estar en la mesa directiva y no voy a acatar esa elección que se hizo, eso sería un acto de irresponsabilidad del Concejo”, enfatizó Vargas.

Y es que la decisión del Concejo frente a este tema fue muy discutida,  y quienes votaron por Másmelas muy criticados. ¿Qué dicen?

“En primer lugar yo debo decir que como persona, como concejal y como abogado, lo primero que hago es respetar la presunción de inocencia del señor Másmelas, entiendo por lo poco que yo sé, a esta altura no debe haber ningún tipo de decisión, ni por parte de la Fiscalía, ni por parte del Juez con Función de Control de Garantías, entonces no soy yo juez para decir de la gravedad que está afrontando el señor Másmelas, porque no conozco si él tiene una responsabilidad y mucho menos voy a conocer el grado de la responsabilidad”, afirmó el concejal Marco Alirio Carrasquilla.

Y agregó, “respecto del premio Reynaldo Matiz a la vida y obra del periodista, creo que lo primero que debe hacer la mesa directiva es revisar cuales son los caminos a seguir dentro de la legalidad para que ese premio quede en las manos que deba quedar, si el señor Másmelas llega a ser responsable de delitos, sobre todo de esta magnitud, pues no tendría una buena presentación otorgarle el premio”.

 

¿Bajo qué criterios lo escogieron?

Habitualmente, para escoger el periodista merecedor de esta distinción se consulta a las agremiaciones de periodistas para que hagan sus postulaciones, posteriormente, los concejales revisan las hojas de vida y votan.

“Lo comenté con dos o tres colegas que ese premio, convocatoria  si se puede llamar así, debió haber sido declarado desierto, yo escuché apenas dos nombres aparte del señor Másmelas. ¿Por qué voté por él? Porque lo he conocido en radio, porque lo he conocido en el Concejo, tratando de enterarse de primera fuente, de primera mano de las problemáticas y más o menos por los comentarios que lo he escuchado hacer y por lo poco alcancé a ver de su hoja de vida. Pero personalmente porque era el más cercano, porque los otros dos señores, el señor Cante, lo conozco de lejos y el otro señor Gustavo tampoco lo conozco, entonces traté de hacerlo por una persona que había visto más en el Concejo”, acotó Carrasquilla.

Y tal parece, que bajo ese criterio los otros seis concejales que le dieron su voto, tomaron la decisión. “Esa elección se hizo imperando en que pues este señor se lo pasaba ahí en el Concejo, el único que va así de manera continua a las sesiones, pero desconociendo desde todo punto de vista, porque eso si no lo conoce uno, indudablemente en el caso mío si yo hubiera conocido algún antecedente de esta clase pues no hubiera votado por él, pero nosotros los que votamos lo hicimos atendiendo a eso, a que era la única persona de los que habían postulado pues que si va y por lo menos está pendiente ahí en el Concejo”, dijo el concejal Humberto Vargas.

Y agregó que indudablemente debe haber modificaciones en los criterios con los que se elige al periodista y en otros aspectos relacionados con el premio de periodismo Reynaldo Matiz. “Porque eso no tiene razón ni sentido, además el premio como tal Reynaldo Matiz es para los que participan en el concurso, que son los que tienen derecho a premio de tipo económico, y que son elegidos no por los concejales sino por un jurado, entonces realmente la meritocracia del Reynaldo Matiz está encaminada realmente a eso a premiar la labor y no la presencia de una persona”.

Recuadro

“Necesita reingeniería”

Para el presidente de Corpehuila, agremiación que acoge a alrededor de 60 periodistas y trabajadores de los medios de comunicación en el Huila, José Ignacio Valencia, el premio Reynaldo Matiz necesita reinventarse.

“Nosotros hemos venido proponiendo una reingeniería al premio, consideramos que no está actualizado, está obsoleto”, dice el periodista, docente y líder gremial.

Frente al caso particular de la distinción Reynaldo Matiz 2019, expresó que no postularon a nadie para el premio y cuestionó la elección de Jorge Másmelas, dijo que él no  es periodista sino un trabajador de los medios.

“Nosotros no mandamos a nadie, porque nosotros no queríamos esa cosa así, eso está tan decaído que no vale la pena que los periodistas vayan a hacer presencia, ni que presenten trabajos”, dijo.

Y agregó que, “nosotros frente a Másmelas realmente no lo consideramos periodista, no es titulado, no ha ejercido con responsabilidad el cargo, no ha estado al frente de un medio con responsabilidad”.

Han hecho propuestas

Y es que Corpehuila como agremiación, ha propuesto varios cambios en la organización del premio, por ejemplo, que solo se premien cuatro categorías: prensa, radio, televisión e internet; y que se entregue un renocimiento económico que realmente compense el trabajo periodístico, de al menos 20 salarios mínimos legales vigente.

También, que en el caso de la exaltación a la vida y obra de un periodista, se otorgue a un periodista vigente y activo,  “que la persona tenga ya bastante años de trabajo, que tenga un historial bastante bueno de su ejercicio como periodista, que haya escrito”, acotó a su vez que se debería otorgar la distinción cada dos años y que si no hay personas que cumplan con los parámetros debe declararse desierto.

Según Valencia, socializaron sus propuestas con el Concejo de Neiva pero, no les han “parado bolas”.

 

Jorge Másmelas recibiría el otro año la distinción Reynaldo Matiz a la vida y obra de un periodista, y hoy se encuentra enfrentando un proceso judicial por delitos sexuales.

Comentarios