Marco Fidel Rocha Rodríguez

marco_f@cesa.edu.co

Quienes hemos tenido la oportunidad, durante muchos años, de ver las incomparables presentaciones de MISI con motivo de la celebración de la navidad en el Teatro Colsubsidio, se nos volvió cada año una costumbre familiar como ante sala a la llegada del Niño Dios. La celebración de los treinta años de navidad es algo que quedará en nuestras mentes por mucho tiempo, en esta temporada al teatro hemos asistido espectadores de todas las edades y a todos nos ha impactado la originalidad, la creatividad, el buen gusto, la perfecta e incomparable dirección de la obra concebida por María Isabel Murillo “Misi” a quién recordaremos durante mucho tiempo.

En la figura de “Misi” hay muchos motivos de admiración y de respeto; fué una exportadora de arte fino a otros países y a través de su escuela de teatro musical fueron muchos los jóvenes que allí se formaron, trabajar al lado de ella, quienes tuvieron la fortuna de hacerlo, aprendieron los grandes retos que tiene la vida y como poder superarlos, aprendieron de liderazgo, de motivación, de trabajo en equipo, pero sobre todo, aprendieron de la seguridad en sí mismos y de la importancia de trazarse un futuro profesional.

Lamentablemente fuimos muy pocos los colombianos que tuvimos la fortuna de disfrutar de tan bello y noble espectáculo y como un homenaje póstumo a “Misi” qué bueno sería que los canales de televisión cedieran espacios para que toda Colombia se sienta orgullosa de su raza y entiendan que todavía hay en nuestro país gente que se preocupa por la felicidad de sus conciudadanos especialmente por la felicidad de los niños; personas como “Misi” son los que deben permanecer en la mente de los Colombianos en contra posición con los personajes a quienes hacemos despliegue permanente por todos los medios de sus fechorías y maltrato a la patria.

“Misi” es un buen ejemplo del ciudadano de bien, el ciudadano que procura lo mejor para nuestras vidas y que nos brinda alegría y bienestar.

En esta ocasión sería bueno reflexionar sobre como los medios de comunicación contribuyen a destacar la vida y obra de quienes verdaderamente sirven a nuestra sociedad.

“Misi” es un ejemplo de generosidad y de entrega a causas nobles.

 

Comentarios