El garzoneño Ernesto Macías Tovar es el presidente del Congreso de la República.

La Ley de Financiamiento, el hundimiento de la reforma a la Justicia, el interminable paro de los estudiantes universitarios, la caída dramática de la imagen del presidente Iván Duque, han sido, entre otros, los temas de estos días en el país. A cada uno de ellos se refirió el presidente del Congreso de la República, el huilense Ernesto Macías Tovar.

Con el pasar de las preguntas, Macías se fue incomodando y tildó la entrevista de tener “un sesgo antigobiernista extremo”. Aquí están sus respuestas publicadas en su integridad.

 

La ley de financiamiento va a segundo y último debate, ¿Cree que pasará la prueba final?

El proyecto llega a las plenarias de Senado y Cámara el próximo jueves; desde luego, habrá un amplio debate, pero viene muy discutido y consensuado de las Comisiones económicas, en donde tienen asiento todas las bancadas, luego no veo mayor inconveniente para que sea aprobado en su totalidad, entre jueves y viernes. Y como seguramente habrá algunas diferencias en los textos que salen de las plenarias, la conciliación se hará en sesiones extras, que se deberán convocar para terminar lo más importante que quede de la legislatura.

 

El director de Fedesarrollo aseguró que esta Ley es “un paño de agua tibia a corto plazo”, pero que no se pensó en una reforma que realmente cubriera la regla fiscal que tiene el país. ¿Qué opina?

Sin duda, como está el proyecto, se quedó corto para cubrir el faltante presupuestal y el problema fiscal tan grave que nos dejó el expresidente Santos. El actual Gobierno tendrá que recurrir al recorte presupuestal el año entrante y buscar, a través de una nueva iniciativa, complementar la reforma con ajustes tributarios y modernizar los mecanismos de tributación para mejorar y simplificar el cumplimiento de las obligaciones. Sin embargo, debo destacar el extraordinario trabajo que hicieron los ponentes con el Gobierno para mejorar el proyecto y adecuarlo para garantizar una relativa tranquilidad, por lo menos, en el primer semestre de la vigencia presupuestal del año entrante.

 

Están diciendo que esta propuesta va a ser menos igualitaria y más discriminatoria, al contemplar exenciones a sectores de la economía naranja. ¿Es así?

No veo de dónde sale la afirmación que está reforma es “menos igualitaria y más discriminatoria”, cuando el proyecto incluye, por ejemplo, un incremento en la tarifa del impuesto de renta para aquellas personas que tengan ingresos mensuales promedio superiores a los 40 millones de pesos; o el cobro del impuesto al patrimonio para las personas naturales con patrimonios por encima de los $5.000 millones. Se debe tener en cuenta, para cualquier análisis, de dónde partimos y qué se recibió del gobierno Santos. El desfinanciamiento presupuestal es muy delicado, especialmente, para los programas sociales. Es decir, el hueco es grande y hay que tomar medidas drásticas. Ahora, el tema de la economía naranja no solamente por tratarse de un compromiso de campaña del presidente Duque es importante; el impulso a la economía creativa tiene que ser una prioridad, porque es uno de los sectores que al terminar el Gobierno actual, sin duda, hará un gran aporte al mejoramiento del bienestar de la clase media colombiana y a la reactivación económica del país. A ese sector no solamente hay que consentirlo sino darle toda la fortaleza posible, y eso se logra con inversión y estímulos tributarios.

 

Y el IVA, finalmente, quedará en el 19%, ¿incumplió Duque su promesa de reducir impuestos?

La propuesta del gobierno era comenzar una reducción del 19 al 17%, en el IVA de la canasta familiar que grabaron en la reforma impulsada por Santos en 2016, así se ampliara temporalmente la base gravable. Pero, comenzando por quienes lo aumentaron del 16 al 19% trataron de incendiar el país, luego había que revisar esa parte y se eliminó. Más que cumplir o incumplir una promesa se buscaba tapar el hueco tan grande que dejó el gobierno anterior.

 

¿Están confirmados los dos billones de pesos aprobados en el presupuesto de regalías del nuevo año para Educación?

El proyecto que decreta el presupuesto del sistema de regalías fue aprobado el miércoles pasado y allí se contempla efectivamente un incremento de dos billones de pesos para infraestructura educativa y otros factores de la educación. Al gobierno del presidente Duque le ha correspondido recoger y pagar la enorme deuda social que heredó de su antecesor el expresidente Santos.

 

Pero, ¿serán suficientes para detener las protestas estudiantiles?

Las marchas de cada ocho días y los paros tienen un claro trasfondo político, luego no se podrán detener, así se le inyecten a la educación los más de 4 billones que aún faltan para cubrir el hueco que entregó el anterior gobierno. Solo a ese sector se le ha incrementado su presupuesto en más de 3 billones, en estos 120 días. Pero, nunca en Colombia habíamos visto que a un presidente de la República le hicieran marchas y protestas desde antes de posesionarse. A Duque le reclaman por el desastre que dejó Santos. Y el propósito de los promotores de las marchas es político y solo busca afectar la gobernabilidad del Presidente.

 

¿Qué otros aspectos relevantes contiene el presupuesto de Regalías?

Vienen recursos para comenzar a tapar el hueco heredado de 11 billones de la salud; también logramos asegurar los recursos necesarios, por anticipado, para financiar nuestro proyecto que crea el “fondo de estabilización de precios del café”. Y hay algo muy importante: se creó la figura de “obras por regalías”, la cual dinamizará la economía y garantizará la ejecución pronta y efectiva de las obras.

 

Se hundió la reforma a la Justicia, ¿No fue bien sustentada por la Ministra o hace falta una coalición en el Congreso?

Esa reforma se hundió por trámites administrativos en la Cámara y no por falta de sustentación de la Ministra de Justicia. Le recuerdo que se presentaron tres proyectos de reforma a la Justicia, uno de ellos del gobierno, y se acumularon, como ordena el reglamento del Congreso. Y el país conoció ampliamente las razones por las cuales se hundió en la Cámara.

 

Esto pondrá en aprietos al país. Hay un anuncio de paro de la justicia que empatará con la vacancia judicial. ¿Qué nos espera?

La herencia del gobierno Santos es desastrosa, por donde se mire. Todos los sectores, incluido el de la Justicia, quedaron desfinanciados. O por qué cree usted que le hacen paros a un gobierno desde antes del día cero y durante escasos 120 días que lleva.

 

Han sido varias derrotas en el Congreso que ha recibido el Presidente Iván Duque con sus proyectos, ¿Qué está pasando?

No sé a cuáles derrotas en el Congreso se refiere usted. El único proyecto que no pasó fue la reforma a la Justicia, por las razones anotadas. La reforma política terminará sin problemas la primera vuelta, el presupuesto salió como lo propuso el gobierno, el bienal de regalías se aprobó como lo lideró el gobierno, los proyectos anticorrupción del gobierno se están tramitando sin problemas. Entonces, ¿cuáles son las derrotas?

 

¿“Sin mermelada” no funcionará el Congreso en favor de los proyectos que presentará el Gobierno?

El Presidente Iván Duque ha cumplido con su compromiso de establecer una nueva forma de relación entre el Gobierno y el Congreso, y en el Congreso ya se viene asimilando ese nuevo esquema. Creo que hacia el futuro no habrá interferencias en el trámite de la agenda legislativa de los gobiernos.

 

Pero, usted ha reconocido que la agenda legislativa va lenta y que está presionado por las Cortes y los intereses, ¿Quién lo está presionando y para hacer qué cosas?

Dije que la agenda legislativa, del gobierno y de origen parlamentario, venía lenta; pero, finalmente, terminará con un buen balance. Sobre las presiones dije que las Cortes no han permitido, históricamente, que se tramite una verdadera reforma a la justicia, y la que se hundió no es la excepción. Nunca dije que a mí me hayan presionado o me estén presionando, de lo contrario lo hubiera denunciado.

 

¿La solución que usted ve a todo esto que está pasando en el país es convocar una asamblea constituyente? ¿Específicamente en qué reformaría la Constitución?

Afirmé que el Presidente no debería descartar la convocatoria a una asamblea constituyente, para poder tramitar una verdadera reforma política y una reforma estructural a la justicia. Es decir, esos son los dos temas que siempre tendrán muchos inconvenientes para tramitarse en el Congreso, como ha ocurrido históricamente.

 

Pero, antes de convocar una Asamblea Constituyente, las normas colombianas tienen otros instrumentos jurídicos para cumplir sus propósitos, si dentro de ellos está mover a los Congresistas. ¿No cree?

Las experiencias nos han demostrado que esos dos temas: la política y la Justicia, no se pueden tramitar a fondo en el Congreso. No sé a cuáles otros instrumentos jurídicos se refiere ni entiendo a qué quiere decir, “mover a los congresistas”.

 

¿Realmente quiere convocar a una Asamblea Constituyente para desconocer el Congreso de la República y para buscar meter la reelección del Presidente?

En primer lugar, no he hablado de convocar yo una Constituyente, además que no lo podría hacer, ahí tiene un error conceptual. Segundo, eso de la reelección del Presidente y de desconocer el Congreso se lo inventan personas que viven incentivando el país odio y pasión política. Yo insistiría en el tema de una Constituyente con dos propósitos: una profunda reforma política y una reforma estructural a la Justicia.

 

¿Le gusta el proyecto de modernización de TIC que acabará con la Antv y que aumentará la cobertura de internet en todo el país?

Ese proyecto es de los más importantes e innovadores que se hayan presentado en el Congreso. Hay que mirarlo en su integridad para conocer su verdadero alcance. Hasta ahora salió de las Comisiones sextas conjuntas y le falta el debate final en las plenarias, que debe comenzar el jueves.

 

¿La impopularidad del Presidente IVÁN Duque le preocupa? ¿A qué cree que se debe?

Las encuestas marcan la fotografía de un día y, en este caso, esa fotografía se toma en las calles incendiadas por una oposición irracional que sólo busca socavar la gobernabilidad con fines electoreros futuros. Me preocupa más la insensatez de los opositores de oficio que la propia crisis fiscal del país y las mediciones de imagen del Presidente. El año entrante, cuando los colombianos comiencen a ver soluciones a la grave crisis que se encontró, le reconocerán al presidente Duque la importancia de sus esfuerzos.

 

Usted pese a los indicadores de baja popularidad del Presidente Duque propone la ampliación del período a cinco años, ¿Esto no empaña su gestión como Presidente del Congreso que debe estar enfocado en tramitar todas leyes que requiere el país?

Veo en las preguntas de esta entrevista un sesgo antigobiernista extremo. Yo hablé de la unificación de periodos y la ampliación de los mismos a cinco años; inclusive, propuse que se aplicara a partir del año 2022. Y la ampliación de periodos tiene un sustento: nuestro país solo vive un año y medio sin procesos electorales, el resto del tiempo, estamos en campañas políticas y bajo el régimen de ley de garantías que paraliza el Estado, entre otras razones. Además, la propuesta es para ampliar los periodos de alcaldes, gobernadores y presidente.

 

¿Qué ha pasado con los acuerdos en La Habana, la Consulta anticorrupción? ¿Hay compromisos de avanzar en estas iniciativas?

La consulta anticorrupción no obtuvo la votación requerida para convertirse en mandato; sin embargo, los proyectos que surgieron de la “mesa técnica” convocada por el Gobierno para desarrollar algunos puntos de la consulta están en trámite en el Congreso. Sobre los acuerdos de La Habana hay que insistir en su ajuste y modificación; hay asuntos que el Estado no podrá cumplir, porque esos acuerdos cuestan más de 120 billones de pesos. La firma irresponsable de esos acuerdos, es otra herencia de Santos que agrava la situación fiscal y presupuestal del país.

 

Hablemos de política regional, ¿El Centro Democrático tendrá candidato propio a la Gobernación?

Es una decisión del Partido tener candidatos a las Alcaldías y a la Gobernación del Huila. En las alcaldías buscaremos, en principio, candidatos del Centro Democrático, pero si encontramos coincidencias con candidatos cívicos o de otros sectores políticos en algunos de ellos, haremos coaliciones. Y para la Gobernación está haciendo el trabajo el empresario Manuel Macías, un extraordinario candidato, quien tiene una gran acogida y una muy buena imagen. Ahí vamos para adelante.

 

Para la Gobernación se dice de un acuerdo entre el aspirante conservador Jorge Fernando Perdomo y el Centro Democrático en cabeza de Manuel Macías, ¿Es cierto?

Tenemos un buen entendimiento con el sector de Integración Conservadora, y seguramente en algunos municipios tengamos coincidencias para apoyar candidatos en común, pero acuerdos hasta hoy no hay ninguno. Y para la Gobernación tampoco hay acuerdos; es decir, en este caso, el doctor Perdomo, lo ha dicho públicamente, aspira a ganarse el aval de su partido Conservador y nosotros en el Centro Democrático estamos trabajando para consolidar la aspiración de Manuel Macías.

 

Pero, se habla de una encuesta para definir entre Perdomo y Macías, ¿es verdad?

Eso no se ha conversado en ningún momento. Nosotros, el Centro Democrático, haremos sondeos en marzo o abril para saber cómo vamos, para conocer cómo va la candidatura de Manuel Macías, esto como apoyo o herramienta de campaña, pero es un asunto interno nuestro. No hemos pensado en nada distinto.

 

 

 

Comentarios