Las fuertes y numerosas protestas de los ‘chalecos amarillos’ provocaron en Francia que su presidente, Emmanuel Macron anunciara un aumento del salario mínimo para mitigar la crisis. El aumento corresponde a 13 euros adicionales.

En su discurso el jefe de Estado enumeró varias medidas, entre ellas, el aumento del sueldo mínimo en 100 euros mensuales sin costo para el empleador, la exención para los jubilados con ingresos inferiores a 2.000 euros de un reciente aumento impositivo, o el pago de las horas extra “sin impuestos ni cargos a partir de 2019”.

“Queremos una Francia donde se pueda vivir dignamente del trabajo. Pido al gobierno y al Parlamento hacer lo necesario para ello”, dijo Macron antes de anunciar el aumento del salario mínimo.

Comentarios