A la Catedral metropolitana de Campinas, al norte de Sao Paulo llegó un hombre abriendo fuego contra la multitud que presidía la eucaristía, ocasionándoles la muerte a cinco feligreses y dejando otros seis heridos.

Luego del tiroteo, el atacante se suicidó.

 

Comentarios