El Presidente Iván Duque llegó a un acuerdo con los estudiantes, se comprometió a aumentar el presupuesto para la educación superior pública en 4.5 billones de pesos.

Más de dos meses de paro y 16 reuniones entre representantes de los estudiantes y el alto Gobierno se necesitaron para que el Presidente Duque anunciara que destinará más de 4.5 billones de pesos durante estos cuatro años para la educación pública.

La marcha del jueves anterior por la noche, que estuvo marcada por el desorden de algunos infiltrados y por presuntos excesos de fuerza por parte de la Policía fue la última.

Ayer los estudiantes y el Presidente Duque llegaron a un acuerdo en donde el Gobierno Nacional se compromete a destinar durante su Gobierno 4.5 billones de pesos, que sumado al presupuesto que habían aprobado supera los 41.4 billones de pesos, el mayor presupuesto para educación superior pública en la historia del país.

A partir de 2019, estos recursos que anteriormente crecían sólo con la inflación (IPC), comenzarán a aumentar durante los próximos años así: 2019 IPC + 3,5%, 2020 IPC + 4%, 2021 IPC + 4,5%, 2022 IPC + 4,65 %.

“A esta cifra se suman otros importantes recursos provenientes de la renta sobre los excedentes del sector cooperativo destinados también para la educación superior pública, cuyo monto podrá superar los 300.000 millones de pesos. Así le daremos mayor estabilidad financiera y proyección al sector de la educación superior pública”, dijo el Presidente Duque.

Destacó que para el periodo 2019-2022 y gracias al trabajo conjunto con el Congreso y los gobernadores, contarán con 1,5 billones de pesos en recursos procedentes del recaudo de las regalías y una inversión total de 1,35 billones que contempla pago de pasivos e inversión en temas de infraestructura, bienestar estudiantil, dotaciones, formación docente de alto nivel y fortalecimiento institucional.

“Los acuerdos alcanzados en la presente mesa de diálogo son producto de los esfuerzos conjuntos entre el Gobierno Nacional y las comunidades educativas de las diferentes Instituciones de Educación Superior Públicas, que han trabajado para buscar y construir soluciones a la situación actual y su fortalecimiento”, señaló Duque.

Destacó que “llegamos a la Presidencia, hace 130 días, y nuestra prioridad ha sido generar un trabajo en equipo entre el Ministerio de Educación, el Ministerio de Hacienda, el Departamento de Prosperidad Social, la Comunidad Educativa, con el apoyo del Congreso y los gobernadores, por un presupuesto que nos permitiera comenzar a responder a los retos del sector educativo. Es así como logramos asegurar en los primeros días de gobierno la asignación de un presupuesto para la educación por 41,4 billones de pesos, el más alto registrado en la historia del país”.

EL FUTURO

En la firma del acuerdo el Presidente Duque Aseguró que como su responsabilidad no termina en 2022, han trazado una senda responsable pensanda en lo que sigue para las nuevas generaciones y en dejarles a los jóvenes de Colombia un camino basado en acuerdos, con la certeza de poderles cumplir y que quedarán consignados en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2022. Estos atenderán las necesidades en materia de funcionamiento, infraestructura, dotación, formación de docentes y todos los procesos necesarios para el fortalecimiento de las Instituciones de Educación Superior Públicas.

El Presidente Iván Duque resaltó que “más que programas de gobierno, nuestro desafío es seguir construyendo un gran pacto por la educación, un proyecto claro, colectivo, y con la participación de representantes de estudiantes, docentes, rectores, padres de familia, investigadores, organizaciones de la sociedad civil, gobiernos territoriales, el Gobierno Nacional y el Congreso de la República. Un pacto que reconozca que la educación no tiene color político y no es de izquierda ni de derecha, sino que es de todos. Un pacto que le apueste a la equidad, el emprendimiento y la legalidad, tres pilares que, con un sector educativo fortalecido, podrán convertirse en una realidad para todo el país. Un pacto con el que este gobierno ratifica su compromiso con la transformación de todo el sistema”.

Reconoció el esfuerzo de la Ministra de Educación Nacional, María Victoria Angulo González, así como de los representantes de los estudiantes y los profesores, a lo largo de 16 sesiones de trabajo, para subsanar una deuda histórica.

El Mandatario también expresó su solidaridad con el estudiante Esteban Mosquera, quien resultó herido en hechos ocurridos ayer en la ciudad de Popayán.

“Estaremos atentos y revisaremos todas las circunstancias en las que se dio ese lamentable suceso de afectación a su humanidad. Espero tener conversaciones con el General (Óscar) Atehortúa, para examinar muy bien todas las circunstancias de modo y tiempo en las que los hechos se dieron”, sostuvo.

VIGILANCIA Y SEGUIMIENTO

Tras anunciar el acuerdo que permitirá la asignación de más de 4,5 billones de pesos adicionales durante el cuatrienio para la educación superior pública, la ministra de Educación, María Victoria Angulo González, indicó que se le hará seguimiento y veeduría al uso de los recursos.

“Este es un esfuerzo por fortalecer el sistema de instituciones de educación superior pública y por haber escuchado y encontrado respuestas, como lo dijo el señor Presidente, responsables, sostenibles, viables, que les den esa tranquilidad a las familias, a los jóvenes, a los maestros y a la sociedad en general, de que vamos hacia delante en educación superior pública”, afirmó la titular de la cartera de Educación.

Agregó que “será un gran pacto de toda la sociedad, donde estaremos haciendo veeduría, seguimiento del uso de los recursos, de cómo realmente lograr mejorar la calidad de la educación superior, y será un trabajo en conjunto con toda la comunidad educativa, y obviamente con el rol de las familias y de la sociedad”.

La Ministra también indicó que, en adelante, tanto el Gobierno como los estudiantes y maestros se dedicarán a socializar el acuerdo con todo el país, para que los colombianos se apropien del mismo y lo apoyen.

“Así que veremos a estudiantes y maestros en las regiones contándoles este acuerdo, así como estaremos contándoselo a todo el país, para apropiarnos de él, para apoyarlo y ya asumir lo que está referido en los calendarios académicos”, precisó.

Subrayó que esto permitirá que en enero próximo se pueda, como estaba previsto en las universidades, retomar los calendarios, “que no solamente permitirán cubrir lo que nos faltó del año 2018”, sino también desarrollar las actividades del 2019.

Por su parte la Universidad Surcolombiana mediante un acuerdo anunció que reiniciarán las clases para terminar el segundo periodo de 2018 el 21 de enero de 2019.

Más de dos meses de paro

Las protestas de los estudiantes de 20 universidades públicas del país, incluida la Universidad Surcolombiana, se mantuvieron por más de 60 días. Algunas universidades privadas apoyaran la protesta y salieron a marchar al lado de los estudiantes de las instituciones públicas.

Los estudiantes lograron convocar a las centrales obreras, profesores y diferentes sectores de la sociedad que los apoyaban porque consideran justo que el presupuesto para la educación superior pública sea mayor y alcance para satisfacer las necesidades que ha mantenido represadas durante décadas.

Las marchas de los estudiantes estuvieron enmarcadas en desordenes que se presentaron en ciudades como Bogotá. La última marcha que se celebró el jueves anterior dejó varios heridos, en la ciudad de Popayán el joven Esteban Mosquera, resultó con afectación en un ojo.

Comentarios