Dilmar Edgardo Gómez Vergara.

El joven huilense Dilmar Edgardo Gómez Vergara, quien fue secuestrado en zona rural del municipio de Santander de Quilichao (Cauca); al parecer logró huir de sus captores y caminó hasta que encontró el auxilio en la vivienda de un indígena que lo entregó a las autoridades.

Según  informó la Policía del departamento del Cauca, Dilmar Edgardo Gómez, estudiante de Medicina de la Universidad Javeriana de Cali, que había sido secuestrado el pasado 4 de diciembre, ya se encuentra con su familia.

El joven, de 19 años de edad, oriundo del municipio de Isnos, fue secuestrado en la vereda La Agustina, corregimiento de Mondomo, donde residía con sus familiares.

De acuerdo con las autoridades, el joven aprovechó un descuido de los tres captores en la tarde de del pasado viernes, quienes se enfrascaron en una fuerte discusión cuando trasladaban a la víctima hacia una vivienda de la zona rural del municipio de Silvia.

“Se dio una discusión entre estos sujetos, entonces el muchacho se fue quedando atrás durante la caminata, para después correr y así alejarse de los captores. Tras movilizarse varios kilómetros, el estudiante llegó a la vivienda de un indígena, quien le prestó ayuda”, revelaron efectivos del Gaula de la Policía.

De igual manera las autoridades indicaron que los captores trasladaban el estudiante de un lugar a otro para evadir los operativos de la fuerza pública. “Los delincuentes siempre intimidaron al estudiante con armas de corto alcance y como ellos se percataban de los operativos que se ejecutaban en la zona, entonces optaron por llevarlo a diferentes viviendas, entonces cuando se dio un tercer traslado, Dilmar Edgardo Gómez, se fugó”, precisó el coronel Fabio Rojas, comandante de la Policía en el Cauca.

Tras su fuga, el joven fue ayudado por un indígena que lo llevó hasta un resguardo. “El comunero que lo ayudó procedió a llevarlo ante las autoridades del Resguardo Quisgó, quienes ya informaron a los familiares y a nosotros”, agregó el Coronel Rojas.

Finalmente el joven fue trasladado por las líderes indígenas hasta el casco urbano del municipio de Silvia, donde se reencontró con su familia. Y seguidamente fue llevado hasta un centro médico de Cali, donde fue valorado y se informó que está en buenas condiciones de salud.

Foto

Dilmar Edgardo Gómez Vergara.

 

Comentarios