El alcalde de Neiva, Rodrigo Lara Sánchez y la vicepresidenta de la República, Martha Lucía Ramírez, entre otros, en la entrega del intercambiador de La Toma. Foto Sergio Reyes.

FERNANDO POLO/LN

corresponsales@lanacion.com.co

El intercambiador de la avenida La Toma con Carrera 16, una de las obras cumbre del Sistema Estratégico de Transporte Público, Setp, fue entregado ayer a la comunidad. La obra que se empezó a construir desde el 24 de abril de 2017 y que estaba proyectada para realizar en 18 meses tuvo un costo cercano a los $36.000 millones.

El proyecto que está construido en un área de 4 hectáreas al oriente de la capital del Huila incluye un puente elevado, dos puentes retornos, ciclo rutas, amplias zonas urbanísticas y estaciones de carga solar.

El Intercambiador vial de la Carrera 16 con avenida La Toma es la tercera estructura con el mismo diseño hecho en el país.

La construcción total incluyó tres puentes, dos retornos sobre la avenida LaToma (uno al oriente, otro al occidente) y un paso elevado sobre la Carrera 16 con una longitud de 160 metros, siendo éste el más largo construido en la ciudad.

La placa del puente elevado está directamente apoyada en neoprenos que transmiten la carga a las pilas y columnas.

El tablero que tiene 20 metros de ancho, aligerado y postensado, no cuenta con vigas transversales ni longitudinales a la vista, estas están al interior de la placa, lo que lo hace un diseño novedoso y casi exclusivo en el país.

En las plazoletas quedarán instaladas estaciones de carga con paneles fotovoltaicos, un parque infantil y un conjunto biosaludable.

El alcalde de Neiva, Rodrigo Lara Sánchez, quien, en compañía de la vicepresidenta de la República, Martha Lucía Ramírez, el viceministro de relaciones laborales del Ministerio de Trabajo, Carlos Alberto Baena y el viceministro de Transporte, Juan Camilo Ostos, realizó la entrega del intercambiador, destacó que esta es una obra insigne para Neiva por su infraestructura arquitectónica.

“Es una obra de gran desarrollo arquitectónico para la ciudad y yo quiero destacar que no es solamente una solución vial con un intercambiador, sino que también es una intervención desde el punto de vista urbanístico, porque logramos que la parte inferior del puente tuviera unas intervenciones de paisajismos, gimnasios biosaludables, estaciones para cargadores de celulares y en general todo un montaje para que estos espacios no sean un lugar deprimido”, expresó el alcalde de Neiva, Rodrigo Lara Sánchez.

Agregó que de ahora en adelante lo que se debe hacer es un trabajo en unión con la comunidad para que aprovechen estos lugares, que se apropien de los espacios porque les pertenecen.

“En conjunto con todos los ciudadanos y con el poyo de la Policía tenemos que mantener este sitio, que sea seguro, está totalmente iluminado. Es un espacio más que tiene la comunidad para reunirse y compartir, realizar reuniones, eventos, eso es muy importante”, resaltó Lara Sánchez.

El alcalde destacó la tecnología que se utilizó en esta obra del intercambiador, que será garantía de funcionamiento y de tranquilidad para la comunidad.

“Es el tercer puente que se construye en el país con estas características y este tipo de tecnología, un puente de avanzada que cuenta con lo último en tecnología y que hoy le entregamos a la ciudad”, dijo.

Rodrigo Lara Sánchez señaló que a pesar de que la obra se había programado para ser entregada en el mes de octubre pasado, debido a los múltiples contratiempos que se presentaron con los cambios de redes de servicios público, la obra sufrió un retraso, que fue apenas de dos meses.

“Lo primero es que normalmente las obras tienen dificultades en su desarrollo, uno de los temas en el intercambiador de La Toma es que por allí pasa el 70% del agua que va para otros sectores de la ciudad, atraviesa la estructura, entonces fue necesario mover esas redes, ustedes se dieron cuenta que tuvimos el 70% de la ciudad sin agua tres días porque se afectaban al mover toda esa infraestructura de conexiones. Pero en realidad las obras se realizaron en el tiempo estimado. Lo que sucedió es que no queríamos entregar un espacio desvalorizado en la parte inferior, sino que queríamos también hacer toda la intervención urbanística y lograr intervenir unas vías en la periferia del puente, que fueron los trabajos que se adicionaron para poder entregar una solución vial completa”.

“Decir que estaba programado para octubre y que logramos entregarlo en diciembre no significa nada para la magnitud de una obra de $36.000 millones, que fue ejecutada con todos los controles y que de verdad es un regalo para ciudad en este fin de año”, destacó el alcalde Lara.

Finalmente, el alcalde Lara Sánchez, resaltó que los trabajos del intercambiador de la Usco avanzan a buen ritmo y al igual que el de La Toma se entregará dentro de los tiempos establecidos, es decir el próximo año la ciudad ya podrá contar con los dos intercambiadores viales que hacen parte de la infraestructura para el Sistema Estratégico de Transporte Público, Setp.

Comentarios