El senador liberal, Luis Fernando Velasco, votó no la Ley de Financiamiento.

Uno de los hechos políticos de la semana fue la aprobación en el Congreso de la República de la Ley de Financiamiento o Reforma Tributaria. De este y otros temas, habló con LA NACIÓN el senador liberal caucano, Luis Fernando Velasco.

¿Qué balance tiene de la Ley de Financiamiento, luego de su aprobación en el Congreso de la República?

Debo reconocer que hay un debate llevado con respeto por parte del Gobierno hacia el Congreso y por buena parte del Congreso con independencia hacia el Gobierno, es un elemento que no podemos dejar de anotar. Prueba de ello, es que el elemento que iba generar un mayor recaudo para el Gobierno Nacional dentro de la Ley de Financiamiento, pero que no solo iba a afectar a la clase media o sectores populares, sino al consumo y por ende a la generación de empleo, la imposición del IVA a la canasta familiar del 19%, logró ser derrotada porque el Congreso asumió una posición independiente y votó a esto ‘no’, como fue bueno haber frenado una imposición para los contratistas privados. Otro elemento positivo del recaudo es que el Congreso tuvo la dignidad de imponer una tasa a las entidades del sistema financiero, a pesar de las múltiples presiones que hicieron por otros lados. Esos son los elementos para resaltar positivamente. Negativamente hay que reconocer y por qué yo voté ‘no’ es que el Presidente sale a cumplir una promesa de campaña y genera varias exenciones. ¿Cuáles son esas empresas que van a recibir esas exoneraciones?  Resulta que son los mismos de siempre como las grandes empresas mineras, del sector financiero, y para las empresas que realmente generan empleo, que de alguna manera mueven la economía como la agroindustria que tiene problemas en los costos de insumos, se colocaron unos impuestos altísimos al combustible y eso afecta directamente.

“Me preocupa que el Gobierno esté siendo capturado por unos pocos asesores que han leído muchos libros que no los han entendido”

¿Qué más no le gustó?

No me gusta el rumbo que está tomando el país, creyendo que todo lo vamos a solucionar fortaleciendo al Estado y al ciudadano simplemente con los organismos tributarios o de control, somos una democracia muy frágil. En los últimos años hemos encontrado que la posibilidad de tener información de los ciudadanos a través de los órganos de control que tiene el Estado, particularmente la Fiscalía, a cambio de mejorar las condiciones judiciales de los ciudadanos y la seguridad jurídica, ha termino generando escándalos terribles como el ‘cartel de la toga’ y como la captura del jefe anticorrupción de la Fiscalía. No veo una estrategia en esa reforma para sacar de su letargo sectores importantes como el calzado y las confecciones.

 

¿Qué opinión tiene del IVA plurifásico a cervezas y gaseosas?

Es un avance. No es lo mismo la cerveza o gaseosa que usted compra donde el tendero a la que compra en un bar o en una zona donde va la gente con capacidad de ingreso. Entonces, es evidente que hay que pagar un IVA diferencial, es decir, debe pagar mayor IVA el que paga una cerveza en 12 mil pesos al que paga una de 2 mil pesos. Es bueno reconocer el respeto que tuvieron las industrias de gaseosas nacionales con ese debate, al tratar de no interferir y lo único que ellos pidieron es que si ellas iban a tributar que todas las gaseosas tributaran igual.

 

Como quedaron las cosas, ¿Cree que al cabo de un par de años tendremos otra reforma tributaria?

Ese es mi temor y no sé cómo lo va a solucionar el Gobierno, claro, si se la juega por una lucha dura contra el contrabando y buscar a quienes evaden o mandan sus platas al exterior y hace un ajuste en los gastos de funcionamiento del Estado pues podríamos llegar en un par de años a revisar esa reforma, pero si no hace algo muy serio me da miedo que en dos años tengamos que pensar en otra Reforma Tributaria.

 

¿A qué cree que jugó el Gobierno cuando propuso extenderle el IVA a todos los productos de la canasta familiar?

Yo creo que más que jugar, no jugó a entender que en la Casa de Nariño se sienta el que gana, pero se sienta una parte del país, pero en el Congreso está representado todo Colombia, que con todas las dificultades es un Congreso que habla todos los días con los ciudadanos y que entendió que era un suicidio político ponerle IVA a la canasta familiar, y eso no lo entendió el Gobierno. Me preocupa que el Gobierno esté siendo capturado por unos pocos asesores que han leído muchos libros que no los han entendido y uno se da cuenta por la manera como hablan y las decisiones que toman, pero lo más grave es que no han entendido el país y ojalá esos asesores no sean los que estén dando línea a un hombre bien intencionado y bueno como Iván Duque.

 “No es lo mismo la cerveza o gaseosa que usted compra donde el tendero a la que compra en un bar o en una zona donde va la gente con capacidad de ingreso”

Senador Velasco, ¿Qué balance tiene usted de este semestre legislativo?

Hay unos elementos positivos como el debate respetuoso entre Gobierno y Congreso. ‘Yupis’ sin ninguna experiencia en asuntos públicos, metieron al Presidente en 50 mil líos, le convirtieron la calle en un espacio de debate, esos mismos ‘yupis’ confundieron un acto reprochable de comprar respaldos en el  Congreso a cambio de contratos que se puede definir como mermelada, por la lógica y normal comunicación que debe tener un Presidente y su Gobierno con las fuerzas políticas que toman decisiones en el legislativo. A pesar de los esfuerzos de la Ministra del Interior, la vimos muy sola tratando de generar un diálogo y una comunicación, en eso tiene que mejorar el Gobierno si quiere enderezar el rumbo.

 

¿Hace falta más interlocución con el Gobierno?

Aquí se ha confundido la interlocución con invitar a los jefes de partido y ofrecerles puestos a las personas cercanas a los jefes de partidos. La interlocución no es representación en los gabinetes y embajadas, es construir políticas públicas de mutuo acuerdo. Claro, quienes perdimos la elección tenemos que entender que quien ganó fue Duque y el Centro Democrático, no podemos imponerles el plan de gobierno del que perdió a quien ganó, pero también ellos deben entender que al otro lado hay millones de colombianos que tienen ideas. Lo que se debe hacer es acercar las dos posiciones y ver en qué elementos el Gobierno puede ceder. Quienes están en la oposición deben entender que hay un Gobierno que debe cumplir un programa y que uno puede acercarse, dar su opinión, pero hacer mínimos acuerdos que es la esencia de la política que se hace hablando, acordando, buscando sueños compartidos.

 

Senador Velasco, ¿Necesita el presidente Duque replantear su gabinete, como se lo han pedido miembros del Centro Democrático?

Yo no me voy a meter en esa pelea. En pelea de ricos, el muerto es el pobre.

“Yo les veo a los colegas del parlamento un temor reverencial hacia la industria petrolera de este país”

Usted ha librado durante los últimos años una batalla para que bajen los precios de los combustibles. ¿En qué quedó?

Sigo en esa lucha. Presenté cuatro proposiciones en la Reforma Tributaria, que alguna de ellas me las apoyó Iván Duque cuando era senador de la República, y no logré que las debatieran. Yo les veo a los colegas del parlamento un temor reverencial hacia la industria petrolera de este país, la siento muy poderosa y siento que ellos prefieren que los ciudadanos sepan que nos lo representan, pero no quieren perder las relaciones que puedan tener con la industria petrolera, pero yo voy a seguir dando la pelea.

 

¿A qué cree que se debe ese temor reverencial?

En un país donde muchos no ganan poder, sino que lo compran, evidentemente es mejor estar al lado de las chequeras de las petroleras que de las reclamaciones de los mensajeros que tienen una moto.

 

Así las cosas ¿Usted cree que en 2019 seguirá subiendo el galón de gasolina?

Si fuéramos coherentes debería haber bajado en un 20% en los últimos dos meses. Por lo menos con ese famoso monto parafiscal, que en algún momento logré tumbar y que el gobierno de Santos lo revivió con la votación de un número muy grande de Senadores y Representantes a la Cámara. Aquellos que votaron la última Reforma Tributaria de Santos son los responsables que hoy a pesar que el petróleo esté a la baja, la gasolina no haya bajado. Entonces cuando el ciudadano me reclame a mí, yo les digo que le pregunten a los Senadores y Representantes que ustedes escogieron y votaron ‘sí’ por la Reforma Tributaria de Santos y revivieron un fondo parafiscal que logra que cuando baje el petróleo, ese menor precio se lo quede el Gobierno a manera de ahorro, que es otra manera de tumbar a los colombianos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios