Luis Ángel Ramos Claros ‘Anyela’.

“Resulta acertada la identificación de Luis Ángel Ramos Claros como una mujer trans, no sólo por la descripción física…sino también por el desenvolvimiento de ella en sus relaciones personales y familiares…”, sentenció una juez, en un fallo sin antecedentes en la justicia colombiana, en el que el homicidio de una mujer trans es reconocido como feminicidio.

Según la sentencia, el homicidio de Ramos Claros reconocido como ‘Anyela’ y miembro de la comunidad Lgtbi en el municipio de Garzón, fue por causa de su identidad de género. “No existe duda que la identidad de Luis Ángel Ramos Claros era como mujer trans, su vivencia no correspondía con el sexo masculino asignado al momento de nacer…sino era femenina”, explicó la jueza Segunda Penal del Circuito de Garzón con Funciones de Conocimiento, Catalina María Manrique Calderón.

El Fiscal Quinto Seccional de Neiva de la Unidad de Vida, destacó en sus alegatos finales en el juicio oral que el fallecimiento de Ramos Claros se produjo por su condición de transgénero mujer, “pues el procesado meses atrás intentó agredirla con un arma blanca”.

Agregó además que el agresor en las manifestaciones espontáneas al momento de su captura se dirigieron a justificar el asesinato de ‘Anyela’, por la orientación sexual.

“Nos alegra la forma en que el caso fue abordado por el juzgado en Garzón, particularmente en cuanto al reconocimiento de Anyela como mujer. Esto evidencia un cambio en la manera como la judicatura y la fiscalía están abordando los delitos basados en prejuicios. Claramente falta mucho por hacer y tanto en la Estado como la sociedad civil estamos llamados a aportar lo que podamos”, manifestaron a través de Colombia Diversa, Samuel Escobar y Julián Sinning, abogados de la firma Casas & Escobar Abogado, quienes representaron a  la familia de Ramos Claros.

Descripción física de mujer

El director de Fiscalías en el Huila, el abogado Justino Hernández Murcia, se mostró complacido con la sentencia condenatoria.  “Es una condena histórica reconociendo como el delito de feminicidio en un miembro de la población Lgtbi”.

La togada señaló que la descripción física de Ramos Claros como mujer trans, quedó acertada en el examen del médico forense en el protocolo de necropsia. “Hombre adulto (a), de contextura delgada, cabello largo tinturado, uñas largas en las manos, cejas depiladas, senos aumentados de tamaño de aspecto femenino (…), glándulas mamarias aumentadas de tamaño, de aspecto femenino con cicatriz quirúrgica de implante…aumento en el tamaño de los glúteos”.

Pero no solo la descripción de médico forense acreditaba la condición de mujer trans de ‘Anyela’, sino su entorno, como lo manifestó su hermano Sebastián Claros en el juicio oral, quien sostuvo que era reconocido como mujer sino que recordó algunos de sus cambios como el aumento de senos, en el mismo sentido se manifestó el vecino y ornamentador Jhon Jairo Trujillo. “Su forma de vestir y reconocimiento público era de mujer”.

Laura Frida Weinstein, directora ejecutiva de la Fundación Grupo Acción y Apoyo a Personas Trans y defensora de Derechos Humanos, en entrevista con RCN radio, reconoció la importancia del fallo.

“Esta es una decisión que nos representa mucha alegría porque permite que todos reconozcan lo que está pasando con los crímenes contra las mujeres trans, que ha sido producto de la no identidad de las personas”, indicó.

La líder de esta población aseguró que “se muestra el reconocimiento de unas identidades de género en las personas trans donde se pongan en evidencias estos actos violentos que vienen ocurriendo por años, quedando en la completa impunidad”.

Ya la había agredido

‘Anyela’, no era la primera vez que había sido atacada por su condición de mujer trans por Davinson Stiven Erazo Sánchez.

El joven, el 26 de agosto de 2016 se dirigió a la peluquería de Ramos Claros y con un machete intentó agredirla físicamente, evento que quedó registrado en el libro de población de la Estación de Policía de Garzón.

“’Anyela’ padeció de intentos de agresión física por parte de Erazo Sánchez, que conllevaron inclusive a una conducción de éste a la Policía y a una anotación en el libro de población”, señaló la jueza al precisar que Ramos Claros tenía una condición de transexual “pues su vida la dirigió a ser reconocida como mujer, tanto así que el médico forense  destacó sus cambios estéticos para lograr un reconocimiento social como mujer-aumento de senos, y su aspecto físico, era como tal…”.

El crimen

El asesinato perpetrado por Davinson Stiven Erazo Sánchez, ocurrió a las nueve de la mañana del jueves 9 de febrero de 2017, en la sala de belleza de ‘Anyela’, ubicada en la Calle Segunda con Carrera Novena en el barrio Las Mercedes en la Capital Diocesana del Huila. El homicida fue condenado en calidad de inimputable e impusieron una medida de seguridad de 20 años  en un establecimiento psiquiátrico, clínica o institución adecuada.

 

Fotos: Archivo

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios