Con la tranquilidad  y sencillez que lo caracteriza, Diego Perdomo, presidente de Atlético Huila femenino recibió a LA NACIÓN en su oficina para hacer un balance de este 2018. Además comentó cómo celebra esta época y qué se viene el otro año para el campeón de América.

¿Con qué palabra resume este 2018?

Espectacular. Ganamos la Liga, la Copa, además obtuvimos un aprendizaje importante, tenemos un cuerpo técnico sólido, que trabaja bien. Tenemos una estructura consolidada, somos un ejemplo, nos conocen en Suramérica, todo el mundo está pendiente del equipo, conocen el Huila y eso es lo más bonito. El Atlético Huila hoy es un equipo muy importante.

¿Siempre tuvo la certeza que Huila sería campeón?

Sí, siempre, nunca lo dudé. Desde que fui a Brasil llegamos con ese objetivo, nos vimos los partidos de todos los equipos y dije: somos campeones. Nos tocaron tres equipos muy difíciles, los tres brasileros, Audax, Iranduba y Santos, fue complicado, nos tocó una copa dura, pero nunca dudé que seríamos campeones.

¿Qué momento lo marcó?

La clasificación a la semifinal. Fue muy emocionante porque teníamos que jugar contra Unión Española de Ecuador y ganar con al menos tres goles. Era un partido en el que había que arriesgar el todo por el todo, donde no estuvieron Yoreli Rincón y Jaylis Oliveros porque el ritmo de juego era diferente para ellas y necesitábamos desgastar al rival y llegamos ocho o nueve veces claras y no entraba ese balón y terminamos 0-0 el primer tiempo, pero yo estaba tranquilo y en el entretiempo les dije que se relajaran  que los goles iban a llegar. Llegó el primero, pero luego nos empataron, en el minuto 25 hicimos el 2-1,  y les decíamos que tranquilas que con un gol estábamos clasificados, pero ellas no entendían en la cancha porqué les decíamos eso, pero cuando lo explicamos, ellas salieron a buscarlo. Todo el mundo vibró en ese estadio, hasta que ya finalizando el partido llegó el gol, eso fue demasiado emocionante, uno de los momentos más felices del torneo.

¿Cuál ha sido la clave del éxito?

El trabajo. Uno cuando trabaja y hace las cosas bien y con dedicación, se dan los resultados. Nosotros trabajamos por eso, lo planeamos y programamos, cumplimos con todo lo que establecimos. También fue importante la unión, después de que todos estemos unidos apuntándole a lo mismo, las cosas tienen que darse.

¿Cómo vivió la final?

No dormí la noche anterior, estuve pensando todo el tiempo, viendo videos con los profesores, pensando en el partido, no dormí ni antes ni después. Cuando salimos a los penales, ya sabía que íbamos a ser campeones. Daniela Solera me abrazó y celebramos, yo doy gracias a Dios por todo, pero los penaltis no son un azar. Nosotros entrenamos, nuestra arquera trabajó para atajar bien y eso se vio desde el año pasado, el equipo es fuerte en eso. Con las cinco que patearon estaba muy seguro, todo estaba pensando. Carmen Rodallega, patea a sangre fría, Eliana Stabile, Fabiana Vallejos, Aldana Cometti como todas las argentinas son seguras de sí mismas, ellas sabían que debían hacer y eran goles  fijos. El quinto lo pateó  Yoreli Rincón y era un gol seguro, entonces estaba muy tranquilo, sentí la copa en las manos.

¿Y el recibimiento?

Fue increíble. Estamos felices porque hemos hecho historia  a nivel internacional, nacional y regional. Aquí en el Huila es la primera vez que hay un título de esta magnitud y es el más importante el país. Ganar esta copa ha despertado emociones en torno al fútbol femenino que está pidiendo apoyo y sacarlo adelante. Más allá de ganar, fue bonito ver a la gente feliz, llorando, en todas partes nos recibieron muy bien, las personas estaban muy alegres en las calles y eso es lo que más satisfacciones da.

¿Qué se viene para el equipo en 2019?

Nosotros tenemos una base que va a seguir, otras se van y llegarán jugadoras nuevas para sumar, vamos poco a poco sin ningún afán. Hemos visto a muchas jugadoras para traer al equipo. Vamos a defender la copa, también tenemos la Liga, nos quedó gustando ganar, pero tenemos que conseguir los recursos.

No podemos seguir sosteniendo al equipo sin el apoyo de la Gobernación o la Alcaldía, porque vale mucho dinero y yo creo que no hay mejor imagen para el departamento que el equipo femenino. Es  importante que el Huila invierta en este en ellas, sin el apoyo no hay nada que hacer, no se podría continuar, estamos en sus manos, necesitamos la ayuda de todos.

Ya casi acaba el 2018… ¿Cómo celebrará el 31 diciembre?

Con mi familia, estoy muy agradecido porque mi esposa ha sido incondicional, ella siempre lo ha entendido, sabía  que teníamos una meta. Siempre me apoyó aunque sacrificaba tiempo y a las jugadoras las hicimos parte también de nuestra familia. Entonces para mí lo mejor es estar junto a las personas que quiero, mi hija Amalia, también y mi hermana que llegó de Argentina para estar con nosotros.

¿Qué agradece de este año que termina?

Todo lo que Dios me ha dado. Me levanto feliz porque veo la copa, a mi hija gateando, llegar a la oficina, saludar y ver que todo marcha bien. Solo puedo estar agradecido con este año tan bendecido.

¿Cuál es el mensaje de fin de año para todos los huilenses?

Que celebren y que sigan gozando de este triunfo que es de ellos, que tengan un año nuevo próspero, que sea muchísimo mejor, que lo vivan en familia, que estén felices y vivan tranquilos.

Comentarios