En el 2018 el Huila se consolidó como una región líder en la declaratoria de áreas protegidas. Hoy el 33% del territorio del departamento se encuentra declarado como zona de reserva y en estado de conservación.

Carlos Alberto Cuéllar Medina, director de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM, hizo un balance de lo que ha sido la gestión de la entidad ambiental durante el 2018.

Para el representante de la CAM, son importantes los logros alcanzados en términos de gestión, autoridad y educación ambiental a lo largo de la presente vigencia, resultados que han permitido a la institución ser protagonista a nivel nacional en relación a su labor misional.

Este es el tercer año de ejecución del Plan de Acción Institucional Huila Resiliente Territorio Natural de Paz 2016-2019, que tiene como eje transversal el recurso hídrico.

“Para nosotros es muy satisfactorio el balance, hemos logrado descongestionar una gran cantidad de procesos que estaban represados producto de la gran demanda de servicios que llegaban a la Corporación”, explicó el Director.

De los más de 1.800 procesos que venían represados, tan sólo quedan pendientes 68 por resolver, que corresponden a solicitudes de permisos de vigencias anteriores.

“En lo que tiene que ver con procesos sancionatorios estamos haciendo una tarea importantísima de descongestión, hay que decir que la congestión era histórica y bastante elevada, y hemos venido evacuando esta cantidad de procesos. Yo creo que con esta vigencia y la anterior podemos reportar que en el ejercicio de autoridad ambiental, la Corporación casi que ha cuadruplicado los resultados”, destacó Cuéllar Medina.

Mientras hace cuatro o cinco años atrás, se expedían un máximo de 500 resoluciones al año, hoy se superan las 2.000 resoluciones anuales, es decir, que se están resolviendo más de 2 mil procesos al año.

“Hay una realidad y es que la población como resultado del conocimiento y de la conciencia ambiental, está generando mayor cantidad de solicitudes de permisos y mayor cantidad de denuncias. Por eso estamos tratando de suplir y responder a ese reto, al punto que del total de denuncias y solicitudes que llegan en la anualidad a la CAM, las estamos superando al cierre de esta vigencia. Esto nos permite pensar que estamos recogieron una gran cantidad de procesos que venían represados de muchas vigencias anteriores”, manifestó el representante de la autoridad ambiental del Huila.

Gestión Ambiental

En cuanto a la gestión ambiental, el Director de la CAM destacó que durante el 2018 se logró la declaratoria de nuevas áreas protegidas en el Huila, el Distrito Regional de Manejo Integrado-DRMI Serranía de Peñas Blancas y el Parque Natural Regional-PNR El Dorado, que permiten ubicar al departamento como líder nacional en la preservación de ecosistemas estratégicos.

“Hemos consolidado una robusta red de áreas protegidas que hoy es de las más importantes a nivel nacional, el 33 por ciento del territorio del departamento del Huila está declarado como zona de reserva. Esta era una de las metas que teníamos para el tercer año de administración y lo logramos”, precisó.

Así mismo, más de 300 empresas del departamento han adoptado la marca región Opita de Corazón, instituciones que han demostrado su compromiso con la implementación de acciones que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los huilenses y la adopción buenas de prácticas ambientales que aportan a la conservación de la naturaleza.

Senderismo

Otra de los resultados tiene que ver con la materialización del Sendero de Interpretación Ambiental del Alto Magdalena-SENDICAM, ubicado en la sede de la CAM en Neiva. Será un escenario natural para el servicio, uso, goce y disfrute de toda la ciudadanía huilense.

“Será motivo de orgullo para todos los huilenses poder visitar este sendero en donde esperamos recibir unos 20 mil visitantes. Allí a través de visitas guiadas por las 16 estaciones, vamos a capacitar a muchísima población en educación ambiental para lograr un verdadero cambio cultural y de conciencia ambiental”, concluyó.

El  2018 en cifras

1. De acuerdo al IDEAM, durante el 2018 el Huila se ubicó entre los departamentos con más bajos índices de deforestación, como resultado del fortalecimiento de la autoridad ambiental que realiza de manera articulada con la Fuerza Pública. De acuerdo a los resultados del monitoreo a la deforestación el Huila solo representa el 0.1% de la deforestación nacional.

2. La región huilense es modelo en la declaratoria de áreas protegidas. Cuenta con más de 600 mil hectáreas entre áreas protegidas y zonas de conservación, distribuidas en 5 Parques Nacionales, 7 Parques Naturales Regionales, 2 Distrito Regional de Manejo Integrado y 28 Parques Naturales Municipales.

3. El Huilla cuenta hoy con 120 mil hectáreas de páramos que se encuentran blindadas y en estricto estado preservación. Este blindaje impide que se realice cualquier tipo de actividad agropecuaria, minería ni de hidrocarburos en estas zonas.

4. El 33% del territorio del departamento del Huila (616 mil hectáreas), se encuentra en estado de conservación y protección.

5. Con una calificación del 91% sobre 100, la CAM se ubicó entre las primeas autoridades ambientales regionales del país en el Índice de Evaluación de Desempeño Institucional (IEDI), que realizó el Ministerio de Ambiente y el Departamento Nacional de Planeación a las 33 Corporaciones Autónomas Regionales de Colombia.

6. El Indicador de Sostenibilidad Ambiental del Huila es primero a nivel regional de acuerdo al Índice Departamental de Competitividad que realiza el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario.

7. Más de 300 empresas del departamento han adoptado la marca región Opita de Corazón, instituciones que le han apostado adelantar acciones sociales y ambientales.

8. Al menos 18 municipios del Huila cuentan con estudios detallados de Amenaza, Vulnerabilidad y Riesgo-AVR que realizó la CAM para que los entes territoriales y la comunidad conozcan sus escenarios de riesgo.

9. En el Huila existen 12 grupos de monitoreo comunitario de fauna silvestre, conformados por pobladores que cohabitan con este tipo de fauna, quienes adelantan labores de conservación y seguimiento a especies en peligro de extensión como el Oso de Anteojos, la Danta de Montaña, el Caimán del Magdalena, el Puma, entre otros.

10. Se consolidó el senderismo como la principal herramienta para impulsar la educación ambiental en el departamento del Huila, iniciativa que a su vez permite que las comunidades reconozcan y valoren los servicios ecosistémicos que ofrecen las áreas protegidas del departamento.

11. La construcción y puesta en marcha del Centro de Estudios e Interpretación del Bosque Andino Surcolombiano-CEIBAS en la cuenca del río Las Cebas de Neiva.

12. La CAM realizó el primer estudio de la Evaluación Regional del Agua-ERA para el Huila, el cual arrojó que el departamento produce 17.787 millones de metros cúbicos al año, volumen suficiente para suministrar agua a una población equivalente a 236 millones de habitantes, bastante mayor que la población de Brasil.

Comentarios