Según el canciller, Carlos Holmes Trujillo, existe un plan para acabar con la vida del presidente de la República, Iván Duque. Tres venezolanos podrían estar vinculados con el supuesto atentado que se estaría perpetrando contra el primer mandatario de los colombianos.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, se pronunció sobre la alerta emitida por la cancillería  colombiana y además habló de los venezolanos capturados en las vías del Cesar que responden a los nombres de José Vicente Gómez Ríos y Pedro José Acosta Ovalle, ambos de 22 años.

Los dos hombres se movilizaban en un bus de servicio público intermunicipal que fue sometido a un control por parte de la Policía de Tránsito de la zona. Cuando los uniformados procedieron a revisar el equipaje encontraron  en el maletero del automotor, una maleta, en la cual se camuflaban dos armas de fuego tipo fusil, calibre 5.56 marca tactical machining, color negro y tres proveedores.

 “En su poder tenían dos fusiles calibre 5.56, con tres proveedores y un punto de mira delantero. Es un armamento de altísima precisión”, dijo el alto funcionario desde  el Batallón Cisneros en la ciudad de Armenia (Quindío).

“El hecho que sean armas de alta precisión es verdaderamente lo que nos preocupa. Si era una persona con un arma que no tenga esas características seguramente estaríamos mirando otras posibilidades. Pero con armas de alta precisión lo que puede estar sucediendo es que estén pensando en hacer algún atentado contra alguna persona, entre ellas el presidente de la República”, añadió.

Del detenido en Barranquilla, Botero no reveló el nombre, pero manifestó que tenía en su poder una subametralladora y una granada. “Las investigaciones continúan bajo reserva porque no pueden ser de otra manera, pero yo digo que les doy un parte de tranquilidad sobre la seguridad del señor Presidente. Estamos mirando todos los factores que la puedan alterar y, a decir verdad, estoy bastante satisfecho por la labor que están haciendo tanto Policía como las Fuerzas Militares”, aseguró.

“Desde hace tres meses hay un eventual atentado contra el señor presidente, se están tomando todas las medidas”, afirmó.

El ministro Guillermo Botero afirmó que no ha tenido ningún tipo de diálogo con el gobierno venezolano sobre lo sucedido. Por otra parte, hizo un llamado a no confundir los venezolanos «de bien» con ciudadanos del vecino país que cometen delitos en Colombia. “No confundamos dos cosas, venezolanos de bien con delincuentes que quién sabe qué propósito oscuro tenían”.

Por otro lado, el canciller venezolano Jorge Arreaza, respondió a la denuncia a través de su cuenta de Twitter. Afirmó que su país está dispuesto a adelantar una “rigurosa investigación”. Sin embargo, aseguró que su gobierno ha intentado contactar si éxito al canciller Trujillo, para que les entregue información sobre las capturas y ofrecerle su cooperación policial y de inteligencia.

Comentarios

comentarios