El fenómeno de El Niño está entrenando con fuerza al país y Neiva ya empieza a sentir su impacto y se prepara para enfrentarlo. En la capital opita ya se han presentado más de diez incendios forestales, debido a las altas temperaturas registradas los primeros días del año.

Los efectos de este fenómeno se asocian a la disminución de lluvias y aumento de temperaturas, impacto que se sentirá en el departamento del Huila, especialmente en su capital. “El último reporte del Ideam destacó que llegaba para todo el país un fenómeno de El Niño fuerte, y eso significa que traerá aumento en la temperatura, altos niveles de radiación solar, sequía, problemas de salud entre otros. Es toda una serie de cambios que se sufren que vienen de la mano de este fenómeno”, explicó la líder de Medio Ambiente de Neiva, Gloria Gutiérrez de Olaya.

La servidora pública además afirmó que para esta temporada de calor suelen disminuir los niveles de las quebradas y ríos que abastecen a las regiones y la ciudad podría experimentar sequía. “Traerá dificultades para la ganadería, la agricultura, para los proyectos productivos que tengan animales”, dijo.

La funcionaria recomendó a los ciudadanos prepararse y tomar las medidas necesarias para mitigar las consecuencias del fenómeno que golpeará a la capital huilense.

“Es el momento preciso para decirle a la gente que se prepare, porque nosotros vamos a ir sintiendo las consecuencias. En la medida en que vayan transcurriendo los meses  irá aumentando la temperatura, y cuando lleguemos a mayo y estemos esperando esos aguaceros fuertes donde el campo se repone, pues no llegará esa cantidad de lluvia que necesitamos. Habrá una mínima presencia de lluvias estos meses y ante un déficit de agua se presentan muchos riesgos”, aclaró.

Lo más importante será ahorrar agua. “Esperamos que el fenómeno no sea tan fuerte en la ciudad como se ha pronosticado, sin embargo hay que tomar las precauciones necesarias. Hay que ahorrar agua, porque tendremos meses duros que serán  junio, julio, agosto y septiembre  porque tendremos un primer semestre con déficit de agua”, afirmó.

“Si no ahorramos el agua desde ya y trazamos estrategias específicas en escuelas, colegios, empresas y en la familia vamos a sufrir. De nosotros depende que no haya racionamiento de agua, debemos ser muy ahorrativos. No rociar las plantas de manera exagerada, no lavar el carro tan seguido, no lavar la fachada de la casa, son algunas de los hábitos que podemos poner en práctica todos”, añadió.

Gutiérrez, reiteró el llamado a quienes suelen desplazarse a realizar fogatas y asados para que eviten hacerlo en zonas vulnerables y que puedan generar incendios forestales. No dejar los fuegos encendidos y evitar dejar abandonados envases de vidrio y tampoco quemar basuras para así no generar daños ambientales, fueron algunas de las recomendaciones que entregó la funcionaria.

Además también explicó la importancia de protegerse de los rayos solares. “Tenemos que usar siempre protector solar, no salir a la calle cuando el sol está fuerte, o usar sombrilla, ropa que nos cubra y gorra, porque los rayos solares serán de alta intensidad. Además, hay que tomar agua frecuentemente porque podemos sufrir de deshidratación”.

Y advirtió también sobre las enfermedades que se pueden propagar. “El aumento de vectores facilita el incremento de enfermedades como el dengue, entonces también debemos estar preparados. No almacenar agua en cualquier recipiente al aire libre es una buena alternativa para evitar la propagación del zancudo que produce esta enfermedad”, explicó.

La Alcaldía tiene listo el Plan de Contingencia para hacerle frente al fenómeno de El Niño. “Tendremos estrategias y campañas encaminadas al ahorro de agua en escuelas  colegios, la prevención de incendios forestales, evitar la deshidratación y protección de los rayos solares. Iniciaremos a finales de enero, pero ya está establecido el Plan de Contingencia para contrarrestar las consecuencias del fenómeno”.

“El mensaje es a la prevención. Neiva se  ha ido preparando para este ‘Niño’ y lo ha hecho muy bien, pero  no hay que bajar la guardia. El ciudadano debe prepararse y no esperar a que el Gobierno o la Alcaldía haga algo, esto es un problema de todos”, finalizó.

 

Comentarios