Carlos Alberto Cuellar, director de la Corporación Autónoma del Alto Magdalena, CAM.

Carolina Argüello Cruz/LN

comunidad@lanacion.com.co

El Huila está afrontando el Fenómeno de El Niño que trae consigo el registro de altas temperaturas que pueden ocasionar grandes consecuencias en el departamento como la diminución en las precipitaciones, bajar los caudales de los ríos, aumento de los incendios de la cobertura vegetal y afectar seriamente el sector agrícola.

Desde la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM como autoridad ambiental del Huila, ya se prendieron las alarmas y se emitió una resolución que restringe el uso y aprovechamiento de los recursos naturales renovables en el departamento como consecuencia de los posibles efectos del fenómeno de El Niño.

Carlos Alberto Cuéllar Medina, director de la CAM, en diálogo con LA NACIÓN explica en qué consiste este fenómeno natural, sus consecuencias y las acciones que se están emprendiendo para contrarrestarlo.

Así mismo, entrega un balance de su gestión al frente de la CAM durante el 2018 y habla de los retos de la entidad ambiental para el 2019.

¿En el Huila estamos viviendo el fenómeno del Niño?

De acuerdo con el IDEAM, en el boletín de predicción climática y recomendación de enero de 2019, se estima una probabilidad del 96% de que el fenómeno de El Niño se consolide durante el primer trimestre de 2019, continuando su desarrollo con una probabilidad del 70%, hasta finalizar el primer semestre del presente año. El Huila ya está sufriendo las consecuencias del fenómeno de El Niño, presentando altas temperaturas e incendios de cobertura vegetal en diferentes municipios del departamento, como Gigante, Tello Saladoblanco, Neiva, Baraya, Aipe y Santa María, afectando aproximadamente 10 hectáreas en lo corrido de estos primeros días del año 2019, principalmente de pastos y rastrojos.

¿Qué tanto afecta al Huila el fenómeno del Niño?

El fenómeno de El Niño puede llegar a ocasionar grandes consecuencias en nuestro departamento, como la diminución en las precipitaciones, altas temperaturas, disminución en los caudales de los ríos, aumento de los incendios de la cobertura vegetal y puede llegar a afectar seriamente al sector agrícola. Cabe resaltar, que el último fenómeno de El Niño (2015-2016) que afrontamos dejó aproximadamente más de 18.000 hectáreas afectadas de cobertura vegetal (principalmente en pastos y rastrojos) en unos 810 eventos de incendios. Además, el fenómeno de El Niño que se registra en el presente año, coincide con la primera temporada seca, lo que puede complicar la situación.

¿Cómo se va a contrarrestar los efectos de este fenómeno natural?

Desde la CAM como primera medida emitimos la resolución 4070 de 27 de diciembre de 2018 “por la cual se restringe el uso y aprovechamiento de los recursos naturales renovables en el departamento del Huila como consecuencia de los posibles efectos del fenómeno de El Niño”, medida que ha sido socializada con los diferentes sectores para la respectiva aplicación. Por tal motivo, se prohíbe en el Huila, a partir de la fecha y hasta culminar el fenómeno del niño del año 2019, las quemas abiertas para la preparación de terrenos y otras actividades productivas. Así mismo, se suspende hasta culminar el fenómeno de El Niño 2019, los aprovechamientos forestales en las cuencas de alto conflicto por déficit hídrico.

¿Cuáles son las máximas temperaturas que se podrían alcanzar el Huila?

De acuerdo a las proyecciones del Ideam, las temperaturas podrían ser superiores a los 36°.

¿Cuáles municipios están en alerta roja y naranja por incendios forestales?

En alerta roja se encuentran los municipios de Acevedo, Agrado, Aipe, Algeciras, Altamira, Baraya, Campoalegre, Colombia, Garzón, Gigante, Guadalupe, Íquira, Ísnos, Neiva, Palermo, Pitalito, Rivera, San Agustín, Santa María, Suaza, Tello, Teruel, Tesalia, Villavieja, Yaguará. Y en alerta naranja se encuentra el municipio de La Plata.

¿Para qué fecha está pronosticado que vuelvan las lluvias?

Según el IDEAM, El Niño iría hasta el mes de abril, fecha en la que podrían iniciar las lluvias.

¿Cuál es el balance del 2018 de las actividades de la CAM?

Para nosotros es muy satisfactorio el balance, hemos logrado descongestionar una gran cantidad de procesos que estaban represados producto de la gran demanda de servicios que llegaban a la Corporación.  De los más de 1.800 procesos que venían represados, tan sólo quedan pendientes 68 por resolver, que corresponden a solicitudes de permisos de vigencias anteriores. En lo que tiene que ver con procesos sancionatorios estamos haciendo una tarea importantísima de descongestión, hay que decir que la congestión era histórica y bastante elevada, y hemos venido evacuando esta cantidad de procesos.  Yo creo que con esta vigencia y la anterior podemos reportar que, en el ejercicio de autoridad ambiental, la Corporación casi que ha cuadruplicado los resultados.

¿Y esto a qué se debe?

Hay una realidad y es que la población como resultado del conocimiento y de la conciencia ambiental, está generando mayor cantidad de solicitudes de permisos y mayor cantidad de denuncias. Por eso estamos tratando de suplir y responder a ese reto, al punto que del total de denuncias y solicitudes que llegan en la anualidad a la CAM, las estamos superando al cierre de la vigencia 2018. Esto nos permite pensar que estamos recogiendo una gran cantidad de procesos que venían represados de muchas vigencias anteriores.

Mientras hace cuatro o cinco años atrás, se expedían un máximo de 500 resoluciones al año, hoy se superan las 2.000 resoluciones anuales, es decir, que se están resolviendo más de 2 mil procesos al año.

En cuánto a la labor de la gestión ambiental, ¿qué se viene haciendo?

Hemos consolidado una robusta red de áreas protegidas que hoy es de las más importantes a nivel nacional, el 33 por ciento del territorio del departamento está declarado como zona de reserva, es decir, existen 612 mil hectáreas en áreas protegidas. Esta era una de las metas que teníamos para el tercer año de administración y lo logramos.  Esto ubica al Huila como departamento líder en la preservación de sus ecosistemas estratégicos. Así mismo, más de 300 empresas del departamento han adoptado la marca región Opita de Corazón, instituciones que han demostrado su compromiso con la implementación de acciones que contribuyen a mejorar la calidad de vida de los huilenses y la adopción buenas de prácticas ambientales que aportan a la conservación de la naturaleza.

Cuéntenos de los retos que vienen para el 2019

Será la materialización del Sendero de Interpretación Ambiental del Alto Magdalena-SENDICAM, ubicado en la sede de la CAM en Neiva.  Será un escenario natural para el servicio, uso, goce y disfrute de toda la ciudadanía huilense. Será motivo de orgullo para todos los huilenses poder visitar este sendero en donde esperamos recibir unos 20 mil visitantes.  Allí a través de visitas guiadas por las 16 estaciones, vamos a capacitar a muchísima población en educación ambiental para lograr un verdadero cambio cultural y de conciencia ambiental. A finales del mes de enero estaremos inaugurando el sendero con la visita del Ministro de Ambiente.

 

Comentarios