Definitivamente el incremento en los visitantes al departamento del Huila para la temporada navideña, se debió en gran medida a que San Agustín se convirtió en el atractivo turístico preferido a nivel nacional e internacional. La estrategia de crear el pesebre más grande del mundo, iniciativa digna de resaltar, sirvió de gancho para que los turistas se decidieran por San Agustín a la hora de escoger el destino para vacacionar; esto, sumado a que la riqueza arqueológica siempre será interesante para quienes gustan de viajar y conocer culturas, hicieron que la capital arqueológica del Huila, estuviera ‘repleta’ de gente durante el último mes de 2018 y los primeros días de 2019.

Y es que ‘repleto’ es un calificativo menor, teniendo en cuenta que desde noviembre del año pasado personas de distintas partes de Colombia y del mundo empezaran a hacer reservaciones en los hoteles, lo que ocasionó que quienes llegaron a San Agustín sin arreglar el tema de hospedaje con anticipación, tuvieron que dar muchas vueltas para conseguir alojamiento.

Ante un panorama de hoteles con 100% de ocupación, los lugareños destinaron sus viviendas para arrendarlas a los turistas, y ni así se dio abasto, pues cada día llega más gente y ya no hay cama para tanta gente. Aunque se espera que pasado este puente de reyes, mermen los turistas.

Es necesario que viendo lo que sucede con este importante atractivo turístico del Huila, se empiece a pensar en la necesidad de ampliar la capacidad hotelera en el municipio, pues esto pasa no solo para esta temporada, sino también para Semana Santa e incluso para mitad de año. Cada vez llegan más turistas a conocer el paraíso mágico que es San Agustín.

Por otro lado, también es necesario intervenir la vía que de Pitalito conduce a la capital arqueológica, realmente hay extensos tramos en muy estado y teniendo en cuenta que  nos visitan muchos extranjeros, estamos dando una mala imagen de la región. Hay que apostarle al turismo pero con calidad.

Comentarios