El cuerpo del hombre de 72 años fue hallado en avanzado estado de descomposición, al interior de su vivienda.

El fétido olor y la extrañeza que les causó a sus vecinos no ver en días al señor Raúl Ayala Rojas, hizo que dieran avisó a las autoridades. Encontrándolo muerto al interior de su casa.

Fue el pasado domingo seis de enero que los vecinos en compañía de la Policía ingresaron a la vivienda ubicada sobre la calle 2 con carrera 15 del barrio Diego de Ospina, en la  comuna 7 de Neiva, para verificar que había sucedido.

Encontrando el cuerpo sin vida del hombre de 72 años, que estaba tirado en el suelo, boca abajo al interior del baño de la habitación de su casa,  donde vivía solo. El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición.

Según manifestó, el hijo menor del señor Raúl, a las autoridades la última vez que lo vio con vida a su padre fue el  pasado 31 de diciembre de 2018.

Hasta la vivienda acudieron unidades de la Seccional de Investigación Criminal Sijin de la Policía Metropolitana, quienes adelantaron el levantamiento del cadáver y lo trasladaron a Medicina Legal a la espera del dictamen que establezca las causas de la muerte y se adelante la investigación para determinar de qué manera murió.

Así mismo se conoció, que el cuerpo no presenta signos de violencia visibles. Por lo que se presume se trató de una muerte por causas naturales.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios