Los municipios y las empresas prestadoras de servicio de acueductos deberán implementar estrategias para evitar o limitar el uso del agua.

La Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM decidió tomar algunas acciones preventivas para  mitigar el impacto del fenómeno de El Niño que ya se siente en el departamento del Huila.  Con este fin, la CAM, emitió la Resolución 4070 de 2018, a través de la cual se restringe el uso y aprovechamiento de los recursos naturales renovables del Huila.

‘El Niño’ que trae consigo el registro de altas temperaturas, puede ocasionar grandes consecuencias en el Huila como la diminución en las precipitaciones, bajar los caudales de los ríos, aumento de los incendios de la cobertura vegetal y afectar seriamente el sector agrícola, forestal y pecuario.

Entre las restricciones que se tomarán de ahora en adelante  se encuentran las quemas para actividades agropecuarias, la suspensión de los aprovechamientos forestales, la presentación de planes para el uso y ahorro eficiente del recurso hídrico, entre otras.

“Es así como la Corporación a través de la Resolución 4070, prohíbe en el departamento del Huila, a partir de la fecha y hasta culminar el fenómeno de El Niño del año 2019, las quemas abiertas para la preparación de terrenos y otras actividades productivas, con el fin de prevenir la ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal y pérdida de la diversidad”, dice el documento emitido por la CAM.

Además, la CAM suspenderá los aprovechamientos forestales en las cuencas de alto conflicto por déficit hídrico. Sin embargo, con motivo de situaciones de desastres y de calamidad pública, crecientes extraordinarias, vendavales y otras emergencias; se permitirá en función de la reducción del riesgo de desastres, el aprovechamiento forestal en las zonas afectadas.

También, se ordenará a las empresas piscícolas, la elaboración del Plan de Gestión del Riesgo de Desastres, relacionados con el uso y ahorro eficiente del recurso hídrico. Dichos Planes deberán ser presentados ante la Corporación antes del 15 de enero de 2019, los cuales serán analizados para su aprobación por Dirección Territorial correspondiente en virtud de la facultad delegada por la Dirección General.

Los entes territoriales o las empresas prestadoras de servicio de acueductos y empresas administradoras de acueductos regionales, deberán elaborar el Plan de Gestión del Riesgo de Desastres, relacionados con el uso y ahorro eficiente del recurso hídrico, en especial al diagnóstico de la oferta hídrica de las fuentes de abastecimiento y la demanda de agua.

Los municipios y las empresas prestadoras de servicio de acueductos deberán implementar estrategias para evitar o limitar el uso del agua provista por el acueducto, para actividades de riego de prados, jardines, lavado particular de autos, o actividades no autorizadas.

Cabe aclarar, que el incumplimiento a las obligaciones previstas en la resolución dará lugar a la imposición de sanciones.

Comentarios