Por estos días, resulta imposible salir a recorrer las calles de la capital opita debido al aumento en la temperatura que viene acompañado por altos niveles de radiación solar, efectos directos del fenómeno del niño, que ya está tomando fuerza en todo el país.

Si bien es cierto, el sol proporciona una serie de efectos beneficios para el cuerpo, también puede producir manchas, arrugas y hasta cáncer en la piel, por esto es importante cuidarla, al ser uno de los órganos más sensibles y mayor expuesta al sol.

Cuidar la piel

Para nadie es un secreto que los rayos solares son más fuertes y hay que conocer los daños que hace la radiación ultravioleta tipo A y B. El doctor Lazo afirma que “el 75% del daño que hace el sol en nuestra piel ocurre en personas menores de 20 años”.

De ahí la importancia de educar a los niños a usar el bloqueador y algunas medidas físicas como:

  • Pantallas solares.
  • Camisas manga larga.
  • Gorras
  • Sombreros

El bloqueador no protege un 100% y en lo posible, se debe evitar la exposición al sol entre las 11:00 a.m. y 3:00 p.m.

Uso del bloqueador solar

Según el dermatólogo Alejandro Lazo, es importante conocer el tipo de piel y la profesión que se desempeña. El bloqueador ideal no es el mismo para todos y se debe tener en cuenta:

  • Si usted presenta manchas en la piel debe usar un bloqueador antimanchas.
  • Si es joven y consulta por acné, la piel es grasa y se necesita un bloqueador que no sea grasoso.
  • Si el paciente tiene 70 años o más, generalmente la piel es seca, está muy deteriorada y es necesario un bloqueador graso y de alta protección.

Errores al utilizar el bloqueador

Estos son algunos errores, frecuentes, al momento de usar el bloqueador solar:

  • Usar solo en la cara. Es importante aplicarlo en el escote, brazos y manos, todo lo que está expuesto.
  • Usarlo solo cuando estamos por fuera. Es importante aplicarlo así esté en la casa, pues la radiación UV traspasa los cristales, todo tiene radiación e incluso en los días nublados.
  • Usar un bloqueador no apropiado.
  • Pensar que entre más alto el factor de protección, más nos protege y eso no es así, el FPS es una unidad de tiempo para evitar las quemaduras solares.
  • Aplicar solo una vez al día. Se dice que ningún bloqueador protege más de 3 o 4 horas, así que se debe emplear 3 veces al día.
  • Usar a la ligera el bloqueador, dejando áreas donde no aplican bloqueador y eso puede producir manchas en las áreas desprotegidas.

Cáncer de piel

En los casos más extremos, la exposición al sol y la excesiva radiación UV puede desarrollar cáncer de piel, y éstos se pueden dividir en dos tipos:

1) Melanoma: este es uno de los más agresivos para el ser humano. Se desarrolla principalmente en personas de piel y ojos claros que sufrieron quemaduras solares en la infancia o adolescencia. Suele localizarse en zonas de exposición puntual, excesiva e intermitente como la espalda y las piernas. Se manifiesta con manchas oscuras que pueden crecer y transformarse en nódulos o úlceras.

2) Epitelioma: es el tipo de cáncer más frecuente que padece la humanidad. Se observa principalmente en la cara, cuello, pecho y manos. Su aspecto es variado pero lo más común para detectarlo es cuando una lesión en la piel no se cura y se vuelve a lastimar.

El cáncer de piel está en aumento y la incidencia cada vez es más alta, la gente ha comenzado a prestar atención, pero no hay que esperar a tener estas afecciones para visitar al especialista.

“Siempre asemejo el uso del protector solar con el del cepillo de dientes. Hace 50 años nuestros abuelos no se cuidaban la boca pero se comenzó a educar desde pequeños y los niños iniciaron a usar el cepillo desde niños, el bloqueador es lo mismo, una necesidad”, puntualizó Lazo.

Detectar el cáncer de piel

Los síntomas para al cáncer de piel son diversos pero se pueden detectar de la siguiente manera:

  • Esta afección se ve más en pacientes de fototipo bajo, esto no quiere decir que en pacientes de piel oscura no pueda suceder pero es muy raro.
  • Fijarse en la edad, aunque ya hay pacientes de 20, 29 años con cáncer de piel.
  • Qué ha hecho ese paciente en su vida, en qué ha trabajado. Los pacientes que tienen labores agrícolas o se exponen mucho al sol, tienen más probabilidades de sufrir este problema.
  • En el examen físico se puede ver la típica lesión que lleva tres meses, cuatro meses y no sana. El cáncer más frecuente, pero menos agresivo, tiene la apariencia de ser una como una espinilla y es una lesión de 1cm de diámetro que puede sangrar en ocasiones.

La mortalidad del menos agresivo es muy baja y si se opera bien se puede curar pero con un melanoma es mucho más agresivo, la mortalidad a los 5 años es del 95% porque hace metástasis muy rápido y lamentablemente, se consulta muy tarde.

 

Comentarios