Osos de anteojos y aves de 370 especies aproximadamente; se pasean diariamente por la Reserva Natural La Riviera; un lugar mágico lleno de colores y sonidos regalados únicamente por la naturaleza.

En este lugar, está el majestuoso Roble Negro, considerado el árbol más grande de Colombia; un árbol gigante de más de 100 años de vida; para abrazarlos completamente se necesitarían de más de 6 personas.

La reserva está ubicada a 14 kilómetros del municipio de Palestina, al sur del departamento del Huila; con un área de extensión de 280 hectáreas y 2.100 metros de altura.

En La Riviera se puede disfrutar de hermosos paisajes, de una gran riqueza hídrica y diversidad biológica; una de sus potencialidades es la colección de orquídeas nativas y endémicas. También, de aves multicolores, mariposas y la presencia del oso de anteojos, la danta, el venado, el jaguar, el puma y otros mamíferos. Todas estas especies son atractivos para no perderse de este paraíso natural. Allí además, ofrecen pedagogía ambiental para preservar todas las especies.

Desde allí se pueden observar el Nevado del Huila y el Nevado del Puracé en la cordillera central; el Valle de Laboyos; el Cerro Punta, máxima elevación de la cordillera oriental, el Cerro La Campana.  Limita con el Parque Municipal Río Guarapas, que a su vez limita con el Parque Nacional Natural Serrranía de los Churumbelos en jurisdicción de los departamentos del Huila, Caquetá, Putumayo y Cauca.

Unos de los atractivos más importantes son las caídas de agua que se pueden visualizar a través del recorrido, que guías, dirigen por la reserva; el roble negro (colombo balanus excelsa) más grande de todo el corredor biológico; las aves multicolores (quetzales, tucanes, gallito de roca, barranquero, pavo toro, tángaras, colibríes, entre otros); pesca deportiva) y muchos más sitios y actividades de interés.

 

 

 

 

 

Comentarios