Albeiro Galvis Betancur y Hernán Betancur López de 25 y 43 años respectivamente, fueron capturados el día de ayer por su presunta participación en el crimen del pequeño Hans Tafur de 7 años en el municipio de Samaná, Caldas.

Aparentemente los dos hombres eran viejos conocidos de la familia del menor, especialmente de la abuelita, lugar donde pasaba vacaciones el pequeño cuando fue salvajemente asesinado.

Las pruebas que tuvo la Fiscalía y el juez para vincularlos en el proceso es que en la vivienda donde residen los hombres encontraron los calzoncillos del niño y el cuchillo con el que lo mataron estaba frente a la vivienda. Así lo reveló el secretario de Gobierno de Caldas, Carlos Piedrahita.

Por lo que dichas pruebas fueron suficientes para que fueran enviados a la cárcel de La Dorada, Caldas inculpándolos de los delitos de secuestro agravado, homicidio agravado y acceso carnal contra menor de 14 años.

En el proceso se tendrá en cuenta la situación de indefensión del niño y que en la violación y el asesinato del niño participaron las dos personas y ocultaron la conducta de la otra persona.

Las autoridades no descartan que un problema personal fuera el detonante de dicho episodio, además indicó que aunque los dos tienen un apellido igual no son de la misma familia asegurando que uno es el dueño de la vivienda y el otro paga arriendo en la misma.

Noticias Caracol reveló que durante la audiencia que se hizo a puerta cerrada con fuertes medidas de seguridadla Fiscalía pidió la máxima pena, de 60 años, para los dos capturados y ninguno de los acusados aceptó cargos. Con esa solicitud, coincidió Leidy Tafur Aguirre, mamá del menor, en declaraciones ante medios:

“La máxima pena para estos desgraciados, para el maldito que violó o mató a mi hijo. Yo necesito que se haga justicia”.

 

Comentarios