Fotos: Gobernación del Huila.

En marcha, se encuentran ya los trabajos de la segunda fase que ejecuta la Gobernación del Huila para recuperar de manera plena la movilidad vehicular en el trayecto vial que une a los municipios de Neiva, Tello y Baraya, y en el entorno del desierto de La Tatacoa, uno de los destinos turísticos más importantes del departamento, a través de un nuevo contrato que opera el Consorcio Vial San Miguel.

El gobernador del Huila, Carlos Julio González Villa, presidió un comité técnico para revisar los avances de obra, incorporados dentro del contrato de rehabilitación, reconstrucción y reparación de pavimento flexible de la primera etapa para la segunda fase de la vía Neiva-Tello-Baraya.

Las nuevas obras tienen una inversión de 2.400 millones de pesos de recursos propios de la Gobernación del Huila, en un proceso que ha contado con pleno respaldo de la Asamblea Departamental.

Los trabajos ya se iniciaron en los tramos Neiva-Fortalecillas, Fortalecillas-Tello y Tello-Baraya, y pronto se complementarán con el mantenimiento del puente de Fortalecillas, destacó el gobernador González Villa.

El puente no tiene problemas en su estructura, pero se ejecutarán acciones para mejorar las barandas, la rehabilitación del piso y la pintura general, mencionó el secretario de Vías e Infraestructura del Huila, Henry Liscano Parra.

“Es una acción integral dirigida a mejorar las condiciones de movilidad para todo el norte del departamento”, precisó el Gobernador del Huila.

Más obras
El proceso de mejoramiento vial para el norte del Huila incluye recursos ya asegurados para la recuperación de la vía Cucará-Villavieja, en el paso vial hacia el desierto de La Tatacoa y toda la zona turística.
Simultáneamente, se ejecutará el programa de construcción de andenes en el centro poblado de Fortalecillas, epicentro de un activo comercio en torno al bizcocho de achira en esta zona del departamento.

Comentarios