electric car and gasoline car concept. hand holding gas pump and power connector for refuel

 

Sergio Felipe Salamanca

Un poco de historia

Por más que cueste creerlo, los vehículos eléctricos no son producto del Siglo XXI, por el contrario, son una invención tan antigua como los vehículos con motor de combustión interna. Entonces ¿Por qué los vehículos eléctricos han estado en la sombra por tantos años? Una de las principales razones es la fuente de poder; si bien los vehículos eléctricos son más eficientes que sus competidores, tienen un punto débil, deben estar conectados a un sistema que les suministre energía de forma continua o deben hacer uso de baterías.

Pertenecen al primer grupo, es decir, a los que necesitan estar conectados a una red de suministro de energía, aquellos vehículos como los tranvías, metros y trenes, los cuales tienen grandes limitaciones de movilidad, al solo poder operar donde exista infraestructura que así lo permita. Es por esta razón, que este modelo resultaría impráctico de aplicar a carros de transporte particular. Con la idea de brindar una autonomía similar a la de los vehículos de combustión, la industria se ha enfocado en el desarrollo de vehículos dotados de baterías, las cuales han tenido un largo y lento proceso de evolución, en el que han logrado disminuir su peso y mejorado su capacidad de retener carga por muchos ciclos, permitiendo así la producción de automóviles con un menor peso, mayor autonomía y menores costos a comparación de los modelos iniciales.

Situación actual

El uso desmedido de combustibles fósiles nos ha llevado al punto de cuestionarnos sobre la viabilidad ambiental de seguir haciendo uso de vehículos con motor de combustión interna

(Gasolina, Diésel, ACPM y Gas), en la medida que la calidad del aire en las principales capitales del mundo, así como en las ciudades colombianas, ha disminuido su calidad drásticamente, debido a la presencia de material particulado y a la formación de nubes de Smog, lo que se traduce en un consecuencial incremento de enfermedades respiratorias.

Conscientes de la situación ambiental que estamos viviendo, muchos países alrededor del mundo han tomado la iniciativa de poner una fecha límite a la venta de vehículos a gasolina y Diésel, haciendo que los días para este tipo de vehículos en su territorio estén contados. La lista está encabezada por Noruega (2025), seguida por Holanda, India y Alemania (2030) y finalmente Francia e Inglaterra (2040).

A diferencia de este tipo de iniciativas, en Colombia se han tomado medidas como el pico y placa o los días sin carro, las cuales no solucionan el problema de fondo, lo que se debe en parte a la falta de sistemas de transporte masivo eficientes, cómodos y seguros que motiven a la gente a disminuir el uso y compra de vehículos, así como la falta de planes a futuro que permitan la actualización del parque automotor colombiano a opciones más amigables con el medio ambiente, comenzando por los vehículos de transporte público.

Si queremos estar preparados para el cambio que viene, tenemos que desarrollar legislación que motive la compra y uso de este tipo de vehículos, por medio de medidas como los incentivos arancelarios y tributarios (actualmente existen, pero son pocos), así como la creación de estaciones de carga en varios puntos de las ciudades.

 Eléctricos vs híbridos ¿Cuál es mejor?

A raíz de las iniciativas de prohibir los vehículos a con motores de combustión interna, las grandes casas automotrices también han anunciado sus planes de reducir la producción de este tipo de vehículos, e incluso, de producir únicamente modelos eléctricos o híbridos. Pero a todas estas ¿qué es un carro eléctrico? y ¿qué es un carro hibrido? ¿Existen grandes diferencias entre estos?  ¿cuál sería mejor para usted?

Para comenzar, los carros eléctricos se caracterizan por tener como única fuente de poder, un grupo de baterías que normalmente son ubicadas debajo de los asientos o en puntos centrales del vehículo con el fin de lograr un centro de gravedad más bajo, permitiendo así mejorar la estabilidad y maniobrabilidad. De igual forma, estos vehículos se caracterizan por ser silenciosos y de respuesta rápida, lo cual se debe al motor o motores eléctricos con los que estos vienen equipados.

Por su parte, los vehículos híbridos, como su nombre lo indica, son vehículos que cuentan con un motor a combustión interna y un motor eléctrico, esto con el fin de aprovechar lo mejor de ambos tipos de motores, permitiendo mejorar el consumo del vehículo. El uso del motor eléctrico es aprovechado en situaciones en las que un motor de combustión interna normalmente gasta más combustible, los arranques. Se estará usted preguntando ¿tengo que hacer manualmente el cambio de motor eléctrico a motor a combustión?

Es una pregunta común e instintiva, sin embargo, este tipo de vehículos se encuentra diseñado para que de forma automática determine cuándo hacer uso de uno o de otro motor, así como de aprovechar la energía generada por el motor a combustión para cargar las baterías que alimentan al motor eléctrico. Esta sinergia ha permitido que con una sola tanqueada se llegue a obtener una autonomía aproximada de 900 kilómetros, permitiendo hacer viajes desde el centro del país hasta la costa Caribe sin necesidad de visitar una estación de servicio. Esta proeza fue lograda por un vehículo que si bien se encuentra debutando en el mercado nacional, promete ser un fuerte competidor a las actuales ofertas de híbridos y eléctricos en el país, además de una muy buena opción para quienes disfrutan de viajar, pero no quieren sacrificar su bolsillo, no se lo pierda en la siguiente edición.

 

 

Comentarios