Para no creer. El intercambiador de la Avenida La Toma, que no lleva ni un mes de inaugurado ya fue blanco de los desadaptados. A través de las redes sociales, el Sistema Estratégico de Transporte Público denunció que la estructura ha sido graffiteada afectando armonía de la obra que se puso en funcionamiento el pasado 19 de diciembre de 2018.

Es claro, que el tema revela una total falta de cultura ciudadana y sentido de pertenencia por las obras de la ciudad que se realizan en la ciudad y que buscan darle otra cara a la capital del Huila.

“Ser buen ciudadano implica cuidar y velar por los espacios públicos que nos pertenecen a todos y en donde es posible compartir en familia. Respetamos todas las formas de expresión, pero nos duele que la belleza de las obras públicas sea violentada”, publicó el Setp en sus redes.

La entidad publicó unas fotografías donde se evidencia el estado actual de la estructura a raíz de los ‘graffitis’. La invitación es a tener sentido de pertenencia por la ciudad y tener conciencia de que al final, las reparaciones y arreglos que se hagan, nos terminan costando a todos.

Comentarios