Las autoridades temen problemas en el sector ganadero por cuenta de la sequía y las altas temperaturas

Su fuerza aún no se ha sentido pero al menos en el departamento del Huila ya comenzó a hacer las primeras ‘travesuras’.  Es el fenómeno de El Niño que se asoma amenazante y presuroso.

Y es cierto, según la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM solo en esta primera quincena del año ya se tiene registro de 43 incendios forestales que han afectado 213 hectáreas en 14 municipios.

Esto obedece según los expertos  a que el fenómeno está llegando con pocas precipitaciones y altas temperaturas.

Es que a decir de Carlos Andrés González, Subdirector de Regulación y Calidad Ambiental esto apenas está comenzando y afectará distintos sectores como el ambiental porque habrá más incendios forestales así como desabastecimiento de agua en algunas cuencas.

Del más reciente  fenómeno de El Niño se tienen datos del 2015, cuando se registraron 810 incendios de cobertura vegetal que afectaron 18.790 hectáreas.

Según González eso significa que para esta vigencia 2019, al menos en el mes de enero no se está sintiendo tan marcado pero las predicciones del Ideam dan cuenta de que será en el mes de febrero cuando el fenómeno alcance su madurez.

Las fuentes hídricas presentarán importantes bajas en sus caudales.

LA NACIÓN consultó a algunos alcaldes del norte del departamento donde suelen registrarse altos porcentajes de sequía debido a las elevadas temperaturas y sostienen que al menos por ahora la situación no se ha visto alterada por los primeros atisbos del fenómeno de El Niño.

“Tendríamos una temporada de mayor sequía que desidrataría la cobertura vegetal y esto propicia incendios forestales. Hasta ahora el número de eventos ha sido alto pero han sido controlados por los cuerpos de bomberos del departamento” afirma González.

ZONAS AFECTADAS

De acuerdo con la Oficina de Gestión del Riesgo del departamento, aunque El Niño todavía no ha pasado de unos cuantos ‘manotazos’,  hay zonas que han resultado con algunas afectaciones.

En primera instancia está el municipio de Tello, con 90 hectáreas consumidas por incendios forestales al igual que Teruel con 50 hectáreas. Es decir, es el norte del departamento el que sigue encabezando esta clase de eventos.

Para Carlos Andrés González, Subdirector de Regulación y Calidad Ambiental de la CAM, las mal llamadas quemas controladas para preparar el suelo siguen siendo un problema porque son el principal generador de los incendios forestales debido al viento y condiciones en predios aledaños.

Por eso, las quemas están prohibidas por la autoridad ambiental, según González, pues ya está probado que son las principales causas de incendios, así como las colillas de cigarrillos que arrojan los conductores, lo mismo que las fogatas en los llamados paseos de olla.

SEQUÍAS

En cuanto a la temida sequía Isabel Hernández, directora de la Oficina de Gestión del Riesgo del Departamento asegura que hasta el momento no se registran casos en ninguno de los municipios huilenses ni desabastecimiento de agua.

De hecho las fuentes hídricas en el departamento presentan caudales adecuados, principalmente de aquellos donde municipios se abastecen sus acueductos.

Incluso el río Magdalena y la cuenca del río Las Ceibas se encuentran en aceptables niveles si se comparan con las épocas de sequía que se han presentado en otras ocasiones. Los embalses no presentan signos de alarma hasta ahora.

Pero es claro que los incendios forestales cuando el fenómeno alcance su madurez no disminuirán en su cantidad y por el contrario la tendencia será a elevarse, según la CAM.

Tan cierto es que, según el Ideam hay un 96 por ciento de probabilidades de que el fenómeno se quede hasta febrero y un 70 por ciento que siga hasta el mes de abril.

Ante la duda sobre por qué entonces en algunas zonas del departamento como el sur sigue lloviendo, González explica que el fenómeno apenas está empezando.

“Son lluvias torrenciales y con gran cantidad de agua debido a la evaporación inicial que está teniendo la vegetación y con unos cuerpos de agua en esta etapa inicial. Hay que tener cuidado con algunos derrumbes, caídas de rocas”, precisó González.

¿A QUIÉN AFECTARÁ?

Isabel Hernández, directora de Gestión del Riesgo del Departamento.

Dentro de los análisis que las autoridades han hecho al fenómeno natural con miras a hacerle frente, Isabel Hernández sostiene que se tiene ya identificados los  sectores que sin lugar a dudas se verán afectados por El Niño.

En ese orden de ideas, es claro entonces que si bien por el momento no hay sequía, en el sector agropecuario se podría presentar emergencias en la cadena productiva láctica teniendo en cuenta que el Huila registra más de 340.000 cabezas de ganado distribuidos en 28 municipios.

También se verá afectada la cadena productiva de café que tiene 151.000 hectáreas sembradas en 35 localidades que ante el incremento de las temperaturas y disminución de lluvias se verían en apuros.

No se descartan problemas en la cadena productiva panelera y de cacao, los sectores frutícola y piscícola en 13 municipios del departamento si continuara el incremento de la temporada seca.

Por supuesto la salud no escaparía a los embates de El Niño debido al aumento del riesgo de aparición de enfermedades como sarampión, rubeola y difteria.

DÓNDE SE ESPERA SEQUÍAS 

Las autoridades han identificado algunos municipios que deberán prepararse con mayor rigurosidad con la llegada de El Niño pues será donde más se prevé alto grado de incidencia de incendios forestales.

Entre ellos están, Aipe, Campoalegre, La Plata, Neiva, Palermo, Rivera, Tarqui, Tello, Tesalia, Yaguará, Altamira, Colombia,Garzón, Íquira, Isnos, Paicol, Teruel, Timaná y Villavieja.

Para tener en cuenta, en cuanto a desabastecimiento de agua deben estar preparados los municipios de San Agustín, La Argentina, El Agrado, Tesalia, Nátaga, Íquira, Villavieja, La Plata, Rivera, Campoalegre, Tello y Hobo.

Es que hay que tener en cuenta que este fenómeno de El Niño llega además en medio de una temporada seca lo que quiere decir que está recargada y potencializa las altas temperaturas así como las bajas precipitaciones.

Se estima que las temperaturas esperadas superarán los 37 grados como máximo pero no se descarta que puedan incluso alcanzar los 40 0 42.

PLAN DE CONTINGENCIA

Para empezar, la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena, CAM acaba de terminar la capacitación de 84 vigías forestales en el Huila que tienen la tarea de informar a los cuerpos de bomberos la presencia de columnas de humo de incendios en etapas tempranas.

Desde el año anterior, los alcaldes huilenses conocen la resolución 4070 expedida por la CAM pero también desde el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo se ha venido trabajando en niveles de alerta y manejo de eventuales desastres.

Pero principalmente las autoridades recomiendan evitar las quemas de basuras y material vegetal, arrojar material incendiario en pastizales y bosques como vidrios y colillas de cigarrillo.

Tampoco están  permitidas las fogatas. Los alcaldes deberán adelantar campañas preventivas en sus comunidades para evitar la utilización de agua potable en el lavado de vehículos, riego de jardines, entre otros. El departamento está en alerta pues las temperaturas tienden a subir en los próximos días y por ende se presentarán sequías.

LOS ALCALDES DEL NORTE

Enrique Cardozo, alcalde de Baraya sostiene que por estos días las lluvias en su municipio han sido frecuentes y se cuenta con un plan de contingencia que involucra a los bomberos quienes estrenan una unidad de rescate.

Enrique Cardozo, alcalde de Baraya

En este momento la quebrada La Nutria que es de la que se abastece de agua el acueducto municipal presenta un caudal normal.

También están participando las juntas de acción comunal, grupos asociativos, entre otros. Según Cardozo, tres de las veredas de su localidad presentarían problemas de desabastecimiento de agua.

Yordan Pacheco, alcalde de Villavieja también asegura que su municipio ha gozado de suficientes lluvias en estas semanas lo que ha evitado incendios forestales.

Yordan Pacheco, alcalde de Villavieja.

Sin embargo, señala que el cuerpo de bomberos está preparado  aunque no descarta emergencias más adelante en veredas como Cabuyal, Cuzco, y La Manguita.

En Villavieja, según Pacheco, está activo el Comité de Riesgo para mantener activo el plan de contingencia.

Carlos Andrés González, Subdirector de Regulación y Calidad Ambiental de la CAM.

Para tener en cuenta, en cuanto a desabastecimiento de agua deben estar preparados los municipios de San Agustín, La Argentina, El Agrado, Tesalia, Nátaga, Íquira, Villavieja, La Plata, Rivera, Campoalegre, Tello y Hobo.

Comentarios