RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanacion.com.co

El Concejo de Neiva reasumirá a partir de este lunes el estudio del proyecto de alumbrado público, abortado en otras dos oportunidades. Sin embargo, esta vez, parece que no tendrá corto-circuitos.

El proyecto de endeudamiento por 30.000 millones de pesos fue radicado el pasado viernes ante el Concejo. Previamente, funcionarios de la administración municipal se reunieron con los concejales para explicarle los alcances y la viabilidad técnica y jurídica.

“El proyecto no comprometerá la capacidad de endeudamiento del municipio, ya que se financiará con recursos del crédito que se cancelaran con  cargo al recaudo del impuesto de alumbrado público que tiene destinación específica”, afirmó el alcalde Rodrigo Lara.

“Con anticipación adelantamos las gestiones y ya tenemos la viabilidad de las entidades bancarias. Estamos aun a tiempo para iniciar el proceso este año, que deberá continuar la próxima administración, especialmente en proyectos de expansión, precisó.

Además, en el curso se esta semana el equipo económico realizarán una mesa de trabajo para profundizar sobre los contenidos del proyecto.

“Creemos que esta vez  ‘habrá luz verde’ al proyecto de modernización del sistema de alumbrado público, como lo determinó un estudio realizado por la administración”, anticipó el coordinador Germán Gonzalo Barón Rojas.

El alcalde pidió facultades al Concejo para adelantar la operación de crédito.

El modelo

El año pasado, el gobierno local propuso  una alianza publico privada para realizar el proyecto, pero fracasó. Posteriormente, tramitó la creación de una sociedad pública que se encargara de la operación y administración. Las  dos propuestas fracasaron y terminaron archivadas en septiembre de 2018.

Descartada la figura de la concesión, como ocurría en otros municipios del Huila, se recurrió a los recursos de crédito, pignorando el recaudo del impuesto de alumbrado público

El estudio contempla la sustitución de 24.600 luminarias, aproximadamente, en el sector urbano y en algunos corregimientos.

El estudio técnico que se anexará al proyecto, contempla el estado actual de la prestación del servicio en materia de infraestructura, cobertura, calidad y eficiencia energética. También incluye el inventario de luminarias y demás activos, así como los indicadores y las falencias del actual sistema, ya obsoleto y en estado de abandono, como herencia de la fracasada concesión operada por la firma Diselecsa.

De aprobarse el proyecto, este año la meta es la reconversión por lo menos el 80 por ciento de las luminarias conforme al inventario georreferenciado que contempla 38.800 luminarias, la mayoría de sodio, explicó Germán Barón, asesor de alumbrado público.

Componentes

La modernización, expansión y reposición del sistema de alumbrado público debe garantizar la optimización de los costos anuales de inversión, suministro de energía y los gastos de administración, operación, mantenimiento e interventoría, así como la incorporación de desarrollos tecnológicos.

Además debe contemplar hacia el futuro la iluminación ornamental y navideña en los espacios públicos.

El proyecto contempla la implementación de nuevas tecnologías, desarrollos y avances tecnológicos para el sistema de alumbrado público, como luminarias, nuevas fuentes de alimentación eléctrica, que aseguren una operación más eficiente, detección de fallas, medición de consumo energético, georreferenciación, atenuación lumínica, interoperabilidad y ciberseguridad.

La mayor inversión se hará en unidades de 40W en tecnología led. Se requerirán alrededor de 29.598 unidades, que conformarían el 80,53% del sistema. Cada unidad tendría un costo homogenizado de 866.039 pesos (unos 25.633 millones de pesos aproximadamente).


La meta es que EPN realice la operación durante este año. La nueva administración definirá el rumbo.

El operador

“El servicio se prestará directamente en esta primera etapa, a través de las Empresas Públicas de Neiva. La entidad, a través de una unidad creada para tal fin ha realizado sin contratiempos las acciones de modernización, reemplazo de las luminarias y programas de expansión”, afirmó Barón Rojas.

El modelo fue diseñado el año pasado. Para comenzar generará ahorros anuales en el consumo de energía de entre un 40 y un 60 por ciento, lo que permitiría la liberación de los recursos que se destinar a programas de expansión tanto urbana como rural.

“La reconversión, según el estudio, durará siete meses, incluyendo la licitación incluida. Si el proyecto pasa en el Concejo, como creemos, tenemos el tiempo necesario para ejecutarlo en este tiempo”, afirmó Barón.

El operador (EPN) acometerá el cambio de tecnología, reconversión de todas las luminarias (de sodio a led) y avanzará en expansión. El resto, será mantenimiento y desarrollo tecnológico del sistema por parte de las siguientes administraciones.

 Prioridades

La reconversión se hará en forma prioritaria en todas las comunas de Neiva, especialmente las rutas de buses y sectores estratégicos. Igualmente se extenderá  al sector rural, especialmente los corregimientos, de El Caguán, Fortalecillas, San Luis, Vegalarga.

El servicio de alumbrado público no contempla la semaforización, los relojes digitales y la iluminación de las zonas comunes en las unidades inmobiliarias cerradas o en los edificios o conjuntos de uso residencial, comercial, industrial o mixto, sometidos al régimen de propiedad horizontal, la cual estará a cargo de la copropiedad.

Tampoco se considera servicio de alumbrado público la iluminación ornamental y navideña en los espacios públicos. Sin embargo, las entidades territoriales en virtud de su autonomía, podrán complementar la destinación del impuesto a dichas actividades.

Igualmente se excluyen del servicio de alumbrado público la iluminación de carreteras que no se encuentren a cargo del municipio, con excepción de aquellos corredores viales nacionales o departamentales ubicados en su perímetro urbano y rural, para garantizar la seguridad y mejorar el nivel de servicio a la población en el uso de la infraestructura de transporte.

Mientras el Concejo avanza en el estudio, la Oficina de Contratación viene preparando la licitación pública para el suministro e instalación de las luminarias.

Alumbrado en otros municipios

Los proyectos de concesión del servicio de alumbrado público se tramitaban en varios municipios. Garzón, lo descartó por inconveniente. Igualmente el alcalde de Rivera lo desmontó.

Otros municipios como Campoalegre, Yaguará y Tesalia le apuntaban a ese mismo esquema. No obstante, el director del Departamento Jurídico de la Gobernación Ricardo Moncaleano anunció que solo Palermo impulso el proyecto en tres oportunidades. Dos proyectos fueron derogados.

La concesión a 25 años para entregar a particulares la operación, administración, modernización y mantenimiento fue desmontada por los vicios de legalidad.

El Acuerdo 024 de 2018, aprobado en un corto periodo de sesiones extraordinarias,  autorizaba por segunda vez al alcalde Víctor Ernesto Polanía, para que contratara discrecionalmente todos los componentes del proyecto. Además,  le otorgaba plenas facultades para que adelantara los negocios jurídicos necesarios destinados a garantizar la prestación del servicio, incluido el contrato de encargo fiduciario para el manejo de los recursos vinculados a la concesión.

Ante las observaciones formuladas por el Departamento Jurídico de la Gobernación, el mandatario local dejó sin piso esa autorización y tramitó otro acuerdo derogándolas. En efecto mediante  Acuerdo 026 del 21 de noviembre de 2018 fue derogado.

Aun así, el Tribunal Administrativo del Huila, en el trámite de las objeciones, reiteró los vicios de legalidad y dispuso su anulación definitiva por la indebida utilización de vigencias futuras excepcionales.

“Pese a que el municipio realizó un estudio jurídico, técnico y financiero respecto al alumbrado público de la localidad, no se logró establecer la capacidad de endeudamiento del municipio, ni el plazo requerido para la ejecución del proyecto”, argumentó el magistrado Gerardo Iván Muñoz.

Antes de conocerse el fallo que invalidó el citado acuerdo, el mandatario, lo reemplazó. Antes que la cocesión a 25 años propuso un endeudamiento para ejecutar el plan de modernización. La iniciativa fue aprobada y sancionada a finales de diciembre

Comentarios