Gracias al trabajo de inteligencia militar y las denuncias realizadas por la comunidad, se logró la ubicación de un depósito ilegal con abundante material explosivo y cordón detonante, con el que al parecer terroristas del grupo armado organizado residual comisión frente primera, pretendían atentar contra la Fuerza Pública e infraestructura petrolera del Departamento.

Según Inteligencia Militar, este material de explosivos estaría destinado para llevar a cabo atentados terroristas en el departamento, en contra de la Estación de Policía del Municipio de Villagarzón o realizar afectaciones en contra de la infraestructura petrolera.

En este depósito se almacenaban 98 kilos de Anfo, mil metros de cordón detonante y siete granadas, una cantidad más que suficiente para llevar a cabo una acción terrorista de gran envergadura.

A través de estas acciones se da un duro golpe a las acciones terroristas desarrolladas por los grupos armados organizados residuales que delinquen en esta parte del sur del país.

Comentarios