En el municipio de Puerto Lleras en el Meta, está el Parque Regional Natural Lomalinda, declarado así desde 2011 por Cormacarne; aunque desconocido por muchas personas, el lugar tiene un diseño muy especial. Desde el aire de observa con claridad el mapa de Colombia dibujado con su agua cristalina, un espejo que consta de 95 hectáreas.

Las personas que visitan en lugar disfrutan de bellos paisajes y senderos ecológicos en los que apreciar la fauna y flora es la única preocupación.

Senderismo, avistamiento de aves, recorridos acuáticos, infraestructura hotelera y muchas actividades más hacen parte del atractivo turístico que se promueve en la zona sur del Meta y que se complementa con los Llanos Orientales.

Este territorio protegido es hogar de una especie de palma conocida como caminadoras o de choapo, un tipo de palma que efectivamente puede trasladar sus raíces en busca de zonas húmedas que le brinden mejores condiciones para su desarrollo y luego deja morir aquellas que se encuentran en áreas más secas. Estas palmas caminadoras alcanzan a medir alrededor de unos 12 metros de altura y adornan las riberas de la laguna.

Allí se resguardan diferentes especies de aves entre ellas las zamuritas, loros, garzas, pájaros carpinteros, martín pescador y patos, entre otras.

Entre los mamíferos se encuentran chigüiros, osos hormigueros, venados, entre otras especies, algunas en vía de extinción; también se pueden observar reptiles como lagartijas, iguanas, tortugas morrocoy y babillas.

 

DESTINO TURÍSTICO

El Gobierno departamental, a través del Instituto de Turismo del Meta (ITM), adelantará en la presente administración la construcción de obras de infraestructura liviana en el Parque Natural Regional Lomalinda, en el municipio de Puerto Lleras, por un valor aproximado a 2.000 millones de pesos.

Las obras consistirán en la construcción de plazoletas, senderos peatonales, un muelle, torre de avistamiento, oficinas administrativas y puentes de madera, y se harán en alianza con Cormacarena, entre otras instituciones, dijo Gustavo Jiménez, director del ITM.

“Con estas obras de infraestructura se busca optimizar la atención de quienes visitan la laguna de Lomalinda, caracterizada como uno de los atractivos turísticos de ecoturismo único por su historia y antecedentes en el departamento, como quiera que los límites geográficos de sus aguas dibujan un mapa similar al de Colombia”, indicó el director del Instituto de Turismo del Meta.

 

Comentarios